Villa María | Agua | amor | cuerpo

Mujeres reflexionan sobre los derechos al momento de parir

La fotógrafa Natalia Roca y la obstetra Gloria Risso brindaron sus apreciaciones sobre la importancia de la semana del parto respetado o humanitario y las decisiones de las personas gestantes al momento de dar a luz

La semana mundial del parto respetado inició en el 2004 y desde entonces se replica en distintos países. En Argentina existe una ley 25.929 que promueve los derechos de las mujeres en el momento de dar a luz. Este año el lema de la campaña es “La mujer decide en qué posición parir” y hoy culmina. En este marco, la fotógrafa Natalia Roca presentó un proyecto personal en el que retrata a las mujeres siendo acompañadas por parteras en sus domicilios llamado de la “Adrenalina hacia la oxitocina”. La iniciativa surge desde su experiencia en dar a luz a uno de sus hijos en un domicilio, motivo que la impulsó a visibilizarlo. Por otro lado, la obstetra Mónica Risso sostuvo que es importante consensuar las mejores condiciones para que el proceso de gestación, parto y el post “sean gratos para los participantes”.

Parto Respetado

En torno a la conmemoración, Roca afirmó: “Lo que propicia la semana del parto respetado es que reflexionemos sobre cómo estamos pariendo, en que situaciones se está dando. Intenta a través de distintos tópicos reforzar esta idea de que necesitamos modificar los modos que están pariendo las mujeres”.

En tanto, Risso manifestó: “Importancia fundamental respecto al rol que cumple la función en la procreación y el respeto de su idiosincrasia en el transcurso del embarazo y la culminación”.

Parto domiciliario

Ambas entrevistadas aludieron que la mayoría de los partos son en sanatorios con la presencia del personal médico. En tal sentido, ambas dieron opiniones un tanto distantes sobre el parto domiciliario; no obstante, puntualizaron que es la decisión de las mujeres gestantes debe ser respetada.

En este marco, la obstetra dijo: “Creo que en este momento es dar más riesgo que beneficios, porque hay que definir ciertos aspectos. Tendríamos que movilizarnos con agentes sanitarios para analizar si puede realizarse o no. Personalmente muchas veces no se llegan a cuantificar los riesgos y beneficios del proceso”.

Basada en su experiencia personal, Roca manifestó: “Estamos luchando por la apertura a parir en a las casas, que se deje de demonizar porque es un lugar correcto para hacerlo”. Asimismo, remarcó que en ocasiones los domicilios carecen de las condiciones necesarias para dar a luz, por lo que, también piden por la apertura espacios propicios para que llevar a cabo el proceso mediante esta decisión, debido a que los hospitales y sanatorios “son lugares donde se atienden patologías”.

La decisión

La obstetra afirmó que las decisiones deben ser afrontadas por los pacientes y por los profesionales desde una perspectiva “muy seria y muy responsable”. Aludió que deben conciliar aspectos al momento de brindarle los servicios a la persona gestante. También mencionó que antes primaba la palabra del médico, pero que en la actualidad pueden optar por profesionales formados que acompañen procesos alternativos.

También mencionó que hay sanatorios adecuados para parir en la posición que resulte la más cómoda para quien esté dando a luz. Además, aclaró que desde lo personal promueve que el proceso sea en un sanatorio en caso de complicaciones.

Por su parte, Roca aseguró que los sanatorios rompen con “la calidez, con el amor y las emociones agradables que genera parir en el domicilio. Además, garantizó que debió formarse y solventar muchas dudas para afrontar el proceso en su hogar, pero que fue la experiencia más “empoderadora” de su vida. También, que poder hacerlo en una pileta con agua tibia le permitió relajar el cuerpo y tener la vivencia “más maravillosa”. En este marco, destacó que su obstetra acompañó su decisión y que en conjunto a una partera logró dar a luz bajo las condiciones que ella quiso.

Parteras

Sobre la participación de ellas en el momento del parto, Risso señaló: “No lo veo mal mientras sean colaboradoras del médico. Es una asistente más si está formada, con experiencia, respaldo”.

Consideró que las prácticas “no son paralelas” y que trabajar en equipo permite mayores beneficios. Además, expresó: “No me extrañaría que realmente volvieran a reflotarse los estudios terciarios para la obstetricia como asistente a los médicos que las habilitaría a realizar partos si así quisiesen”.

En tanto, Roca preponderó la presencia de una partera y describió: “Están enfocadas en el proceso saludables, atienden y acompañan partos que no tienen riesgo, patología, enfermedad ni nada que sea considerado de riesgo. Son las personas idóneas porque tienen la paciencia necesaria y el cuidado necesario para acompañar sin intervenir en el proceso”.