El intendente de Villa María, Pablo Rosso, señaló -en diálogo con PUNTAL VILLA MARÍA- que se han puesto en marcha 115 obras privadas entre un total de 373 que se encontraban habilitadas para trabajar durante el aislamiento social preventivo y obligatorio.

“Nosotros imaginábamos hace tres semanas un movimiento de unas 1.500 personas, con 5 trabajadores por obra. En este arranque esa cifra ha sido menor”, indicó el funcionario.

Dadas las circunstancias, Rosso soltó que analizan darles la derecha a nuevos frentes para que comiencen a funcionar. “Son más de 100 las nuevas obras que el Municipio está evaluando y pasando a su fase de autorización”, adelantó ante este matutino.