Villa María | alacranes | hospital-pasteur |

En los últimos dos meses del 2018 se atendieron 75 casos

Según informaron desde el Hospital Pasteur, noviembre y diciembre fueron los períodos de mayor casuística. En el mes doce ingresaron al centro de salud más de 50 personas

En períodos de altas temperaturas, con climas cálidos y húmedos, suelen aparecer asiduamente los  alacranes. Según datos ofrecidos desde el Hospital Regional Pasteur, en los meses de noviembre y diciembre del año pasado se atendieron 75 casos por picaduras.

La información detallada desde el nosocomio indica por otro lado que durante diciembre fueron más de 50 las personas que se acercaron para ser tratadas por infecciones luego de sufrir los aguijones de los arácnidos. La cifra de casos en el último semestre del 2018 aumenta a 105, según especificó el informe del Pasteur.

¿Qué cuidados se precisan en esta época?

El Programa de Zoonosis, del Área de Epidemiología, perteneciente al Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba, recomienda tener cuidados tanto en espacios externos a la vivienda como en los internos. Al aire libre se sugiere no introducir pies o manos en huecos de árboles o cuevas, para prevenir las picaduras.

Además, las personas deben tener precaución al momento de mover troncos, o levantar piedras. Para aquellos que trabajen en el campo, se sugiere la utilización de botas de caña alta, y al momento de levantar campamentos, lo recomendable es no acumular madera, leña, u otros elementos que permitan el escondite de los arácnidos. Las carpas deben permanecer cerradas para evitar el ingreso de escorpiones.

El Área de Epidemiología de la Provincia remarcó tener sumo cuidado con el ingreso de los insectos a los interiores de las viviendas. Al respecto, resulta necesario tapar resumideros, colocar burletes en las puertas y ventanas, y sellar grietas en pisos y paredes.

Es importante que las personas sacudan su ropa y calzado antes de vestirse. Además, “por nada del mundo” deben caminar descalzos en los interiores de la vivienda.

Casos en Argentina

Un informe elaborado por la Dirección Nacional de Determinantes de la Salud e Investigación, dependencia del Ministerio de Salud de la Nación, expresa que en la Argentina se comunican 8 mil casos de picadura de escorpión al año.

El mismo informe anuncia que se registran en promedio entre 2 y 4 muertes anuales principalmente en niños pequeños.

Los escorpiones denominados por el Ministerio de Salud como “de importancia médica”, pertenecen al género Tityus. La especie llamada T. trivittatus, es la de mayor distribución, y también la que provoca más muertes. 

Son también de alta importancia médica los tipos de alacranes: T. confluens, T. bahiensis, y no hace mucho tiempo ingresaron al país la especie T. serrulatus.

Según expresan desde Salud de la Nación, existe al menos una especie de escorpión de importancia médica en cada provincia, desde el centro hasta el norte del país.

Accidentes intradomiciliarios

“La mayoría de los accidentes se producen intradomiciliariamente, dado que estos escorpiones (las diferentes especies de Tityus de importancia en la Argentina) se adaptaron a vivir en construcciones humanas, en las que su control es difícil”, detalla el informe de la Dirección Nacional de Determinantes de la Salud e Investigación.

Por otro lado, resalta que la picadura del arácnido puede ser “más peligrosa” en personas que tengan un estado de salud comprometido. Son los casos de personas hipertensas, con problemas cardíacos o respiratorios, diabéticos, y en ancianos. En Argentina, el envenenamiento grave en adultos sanos no es común.

En los casos graves de intoxicación, es importante tanto el diagnóstico rápido, como la aplicación del tratamiento específico. Por eso, ante la picadura (en especial en niños) debe acudirse de inmediato a los centros de salud más cercanos para recibir atención médica, y evaluar la aplicación del antiveneno y la internación en terapia intermedia o intensiva (en el caso de ser necesaria).

El Ministerio de Salud produce y provee en Argentina el antiveneno específico para tratar los envenenamientos por los escorpiones de importancia médica. Las medidas de los antídotos son distribuidas gratuitamente a todas las provincias que poseen problemas de alacranismo.

El área de Salud explica que el antídoto neutraliza el veneno circulante que aún no se pegó a los tejidos. De allí radica la importancia de su rápida aplicación. El veneno que no llega a ser neutralizado, afecta al sistema nervioso autónomo, produciendo alteraciones en la presión sanguínea, los pulmones, el corazón y el sistema digestivo, que en conjunto con otras alteraciones, pueden provocar la muerte.



Maximiliano Gilla.  Redacción Puntal Villa María

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas