Nacionales | Alberto Fernández | Chaco | Qom

Alberto Fernández repudió la violencia institucional en Chaco

El jefe de Estado se pronunció sobre la agresión que efectivos de la Policía chaqueña efectuaron a miembros de una comunidad Qom.

El presidente Alberto Fernández repudió esta noche la "violencia institucional" en Chaco de parte de policías que agredieron a una familia de la comunidad Qom, y afirmó que es "inaceptable".

"Las imágenes de violencia institucional que hemos visto en las últimas horas en el Chaco son inaceptables", resaltó el jefe de Estado en su cuenta de la red social Twitter.

En ese marco, el Presidente celebró que el Ejecutivo provincial, a cargo de Jorge Capitanich, "haya apartado a los efectivos, pero debemos trabajar más profundamente en una problemática que es una deuda de la democracia".

https://twitter.com/alferdez/status/1267952094490828800

De esta manera, Fernández se pronunció sobre la agresión que efectivos de la Policía de Chaco efectuaron a miembros de una comunidad Qom el pasado domingo por la madrugada en la localidad de Fontana.

El hecho quedó registrado en imágenes que fueron viralizadas por medio de las redes sociales, por lo que el gobierno de Capitanich dispuso el "inmediato apartamiento de sus funciones de los agentes responsables de ejercer violencia policial".

Así lo indicó la ministra de Seguridad y Justicia provincial, Gloria Zalazar, quien afirmó que "no" van a "tolerar la impunidad" ni que "estos hechos pasen desapercibidos".

"Seguimos trabajando para el esclarecimiento de los hechos y la garantía de justicia", enfatizó Zalazar durante una conferencia de prensa junto al jefe de la policía del Chaco, Fernando Romero.

La agresión se produjo en el barrio Banderas Argentinas, en la localidad de Fontana, donde efectivos de la fuerza provincial ingresaron a una vivienda sin orden de allanamiento.

Al forzar la puerta de entrada, los efectivos policiales golpearon brutalmente a miembros de una familia qom que residía en ese lugar, lo cual quedó registrado en las imágenes.

Lo que se lee ahora
las más leídas