Nacionales | Alberto Fernández | Kirchner | presidente

Aníbal: "Si quieren voltear al Presidente se va todo al carajo"

"Seguimos gobernando; ellos (los cristinistas) hablan, nosotros trabajamos", disparó

La crisis oficialista escribió un nuevo capítulo ayer. El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, volvió a referirse a la interna del Frente de Todos luego de las frases de Andrés "Cuervo" Larroque contra el presidente Alberto Fernández. Consideró que si el kirchnerismo quiere "voltear" al jefe de Estado "termina todo para el carajo".

"Seguimos gobernando; ellos hablan, nosotros trabajamos”, fue la respuesta del entorno albertista al kirchnerismo después de las nuevas embestidas de esta semana. Los ministros también recibieron una orden desde la Casa Rosada de no contestar los cuestionamientos. Uno de los pocos habilitados parece ser Aníbal Fernández.

Consultado sobre una búsqueda de desestabilización a Alberto Fernández, el titular de la cartera de Seguridad nacional dijo: “Ojalá que no ocurra. Yo no tengo claro si quieren voltear al Presidente o no. Realmente, ojalá que no. Porque si es así, termina todo para el carajo".

“Si pasa, la Argentina va entrar en un oscuro callejón del que no sale más”, agregó el exjefe de Gabinete en declaraciones radiales.

Fernández también apuntó a quienes “buscan menoscabar la imagen del Presidente” y analizó que “puede que muchos no estén de acuerdo con la toma de decisiones pero no por eso tienen que faltar el respeto”, en respuesta a los duros dichos de Larroque.

”Se pueden ir”

Como Alberto Fernández, que aseguró que la presidencia no es colegiada y es quien manda, el ministro destacó el cargo del jefe de Estado. “Alberto Fernández le confirió a la mayoría una responsabilidad, dándole el cargo que están ejerciendo. Eso hay que respetarlo. Si en ese marco no quieren impulsar algún tipo de medida que se les impone, se pueden ir”, dijo.

En línea con los trascendidos de la reunión del gabinete en la que Juan Manzur pidió que quien no esté convencido con el rumbo del Gobierno debería dejar su lugar, Aníbal Fernández aseguró que “no existe lugar para que uno no ponga el hombro”.

El ministro luego habló de su lealtad a los presidentes con quienes trabajó: “¿Por qué no creería en Alberto Fernández?, ¿Por qué no lo defendería como lo hice con Duhalde, Kirchner y Cristina?”, se preguntó. “Voy a pelear con él con lo que sea. Lo que está haciendo es lo único que tiene la Argentina para ofrecer a los que no tienen nada”, sostuvo y agregó: “Él logró hacer magia con nada”.

Acto seguido, Aníbal Fernández apuntó contra las frases de Andrés Larroque, quien sostuvo el martes que la elección a dedo de Alberto Fernández por parte de Cristina Fernández de Kirchner para encabezar la fórmula presidencial lo convertía en un mandatario con poder prestado. “Nadie puede decir que lo pusieron en donde está. Eso habla de una nivel de esquizofrenia superlativo”, dijo.

“Sí, es verdad que compusimos una estructura política donde Cristina puso la parte más importante. Pero el resto de las cosas dependieron de Alberto. Solo porque hoy no lo hacen tomar la sopa, solo porque no es obediente como quieren, no es suficiente para faltarle el respeto como lo están haciendo”, arremetió.

Por otra parte, la exsenadora nacional Hilda "Chiche" González de Duhalde arremetió contra el líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, y aseguró que "no alcanza con ser hijo de dos expresidentes para adueñarse de un partido".