Política | Alberto Fernández | medidas | Inflación

Fernández afirmó que la batalla será contra los "especuladores y codiciosos"

"Vamos a defender la mesa de las familias argentinas", prometió el Presidente, pero por ahora no explica cómo

En medio de la suba de precios, que en el mes de febrero alcanzó 4,7 por ciento, el presidente Alberto Fernández afirmó ayer que en la "guerra" que emprenderá el Gobierno contra la inflación la batalla se va a dar contra los "especuladores y codiciosos".

"Nuestra batalla hoy es contra los especuladores. Contra los codiciosos. Contra quienes buscan aún en situaciones tan complejas sacar una renta extraordinaria. Contra los agoreros de siempre, que intentarán instalar el ‘sálvese quien pueda’ o buscar culpables rápidos y respuestas sencillas", apuntó.

En un mensaje grabado desde la Residencia de Olivos, que se extendió por 18 minutos, el jefe de Estado realizó un análisis de la situación del país, pero no anunció cuáles serán las medidas concretas que se implementarán para impulsar la baja de los precios.

Nuestra batalla hoy es contra los especuladores. Contra los codiciosos. Contra quienes buscan aún en situaciones tan complejas sacar una renta extraordinaria. Contra los agoreros de siempre, que intentarán instalar el ‘sálvese quien pueda’ o buscar culpables rápidos y respuestas sencillas Nuestra batalla hoy es contra los especuladores. Contra los codiciosos. Contra quienes buscan aún en situaciones tan complejas sacar una renta extraordinaria. Contra los agoreros de siempre, que intentarán instalar el ‘sálvese quien pueda’ o buscar culpables rápidos y respuestas sencillas

"Después de haber resuelto la deuda insostenible con los acreedores privados y con el Fondo Monetario Internacional, debemos defender nuestro desarrollo social y económico. Por eso también nos pondremos al frente en la lucha contra la inflación", enfatizó.

En ese marco, el Presidente anticipó que se constituirá un "fondo de estabilización con el objetivo de evitar el traslado de esta suba del precio internacional al precio que pagan los argentinos y argentinas" y completó: "He instruido a mis ministros para que tomen las medidas necesarias y ellos serán los encargados de comunicarlas a partir de mañana (por hoy)".

"Vamos a defender y proteger la mesa de las familias argentinas. Lo vamos a hacer juntos, unidos, entre todos y todas. Confiando en nuestra fuerza y nuestra perseverancia. Sabemos el rumbo, estamos en el camino", subrayó.

En su reflexión, Alberto Fernández reconoció que "la inflación es un serio problema para los argentinos", pero aclaró que el conflicto de Rusia "lo agrava" y puntualizó: "Esto claramente nos afecta y se suma a los muchos problemas que ya tenemos y que ya todos conocemos".

"Tengo la obligación y la responsabilidad de proteger de esas consecuencias económicas a la mesa de los argentinos. Nuestro objetivo debe ser, por un lado, garantizar la provisión de insumos para que la cadena de abastecimiento se cumpla. Y, por otro, asegurar que los precios de los productos de consumo más relevantes sean accesibles para las familias", indicó.

Tengo la obligación y la responsabilidad de proteger de esas consecuencias económicas a la mesa de los argentinos. Nuestro objetivo debe ser, por un lado, garantizar la provisión de insumos para que la cadena de abastecimiento se cumpla. Y, por otro, asegurar que los precios de los productos de consumo más relevantes sean accesibles para las familias Tengo la obligación y la responsabilidad de proteger de esas consecuencias económicas a la mesa de los argentinos. Nuestro objetivo debe ser, por un lado, garantizar la provisión de insumos para que la cadena de abastecimiento se cumpla. Y, por otro, asegurar que los precios de los productos de consumo más relevantes sean accesibles para las familias

Además, Fernández afirmó que no va a "permanecer pasivo ante esta situación" y detalló: "He decidido que el gabinete económico se concentre desde este momento en implementar todas las medidas necesarias para enfrentar a la inflación, en particular la que vemos en los alimentos".

"He dado indicaciones a mis ministros y ministras para que construyan acuerdos con los diferentes sectores pero que no duden en aplicar todas las herramientas del Estado para fijar y hacer cumplir las medidas necesarias. Ellos y ellas serán los encargados de mantenerlos informados diariamente sobre las medidas que se irán implementado desde este mismo momento", manifestó.

El jefe de Estado anticipó que convocará desde el lunes "a los representantes de los sectores productivos, empresarios, trabajadores formales y de la economía popular, representantes del campo y el comercio, la pequeña y mediana empresa y la sociedad civil a una mesa de acuerdo".

"Confiamos en encontrar acuerdos que ayuden a bajar la inflación y a garantizar el aumento del poder adquisitivo de los salarios. No vamos a dejar de controlar y fiscalizar precios, aplicar la ley de abastecimiento si es necesario y utilizar todos los instrumentos con los que cuenta el Estado para cumplir con el objetivo de controlar los precios", sostuvo el mandatario.

Confiamos en encontrar acuerdos que ayuden a bajar la inflación y a garantizar el aumento del poder adquisitivo de los salarios. No vamos a dejar de controlar y fiscalizar precios, aplicar la ley de abastecimiento si es necesario y utilizar todos los instrumentos con los que cuenta el Estado Confiamos en encontrar acuerdos que ayuden a bajar la inflación y a garantizar el aumento del poder adquisitivo de los salarios. No vamos a dejar de controlar y fiscalizar precios, aplicar la ley de abastecimiento si es necesario y utilizar todos los instrumentos con los que cuenta el Estado

Previo a grabar su discurso, el jefe de Estado se reunió en la Quinta Presidencial con sus ministros del Gabinete económico para repasar los detalles.

Estuvieron presentes los ministros Martín Guzmán (Economía), Julián Domínguez (Agricultura), Claudio Moroni (Trabajo), Santiago Cafiero (Relaciones Exteriores) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo).

También participaron el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; y la titular de la Afip, Mercedes Marcó del Pont.

Se destacaron las ausencias del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y del jefe de Gabinete, Juan Manzur, dos de los funcionarios que más temprano habían estado junto con el jefe de Estado participando de un acto oficial en la provincia de Tucumán.

Tampoco estuvieron el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, ni el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, dos hombres del núcleo duro del kirchnerismo.