Deportes | Alem | Rivadavia | pereyra

Como Dios manda en "La Leonera"

Alem venció 2-0 a Rivadavia con goles de Ramiro Llampayas y Agustín Pereyra y clasificó a la final. Revirtió la serie semifinal "a lo Alem", aunque parezca milagroso. Sus fieles ruegan por "otra vuelta" en Primera y Reserva

Aunque en Alem prefieren hablar de mística, la realidad indica que están muy locos en “La Leonera”.

Alem clasificó a la final del torneo Apertura, y por partida doble: en Reserva y en Primera.

Lo hizo “a su manera”. Es decir, “a lo Alem”. Venció 2-0 a Rivadavia con goles de Ramiro Llampayas y Agustín Pereyra.

Los que conocen su rica historia, y la de la Liga, entienden de qué se trató esta nueva hazaña del “león”, que allí fue capaz de ganarle muy ajustadamente a Unión de Arroyo Algodón para pasar a cuartos, de revertir una serie adversa (1-3) ante Universitario para pasar por penales a semifinales, y ayer se impuso 2-0 a Rivadavia, que lo había vencido 1-0 en Arroyo Cabral.

Pasó a la final en “La Leonera”, donde pasa de todo, y donde todo puede pasar...pero gana Alem, como Dios manda en esa cancha.

Ante más de 1.800 espectadores, Alem clasificó en Primera y Reserva a la final, como Dios manda.

Si te invitan a “La Leonera”

Cuando seas visitante de Alem, y te inviten a “La Leonera”, escuchá lo que te cuentan. Es preferible no subestimarlo, y estar convencido de lo que te va a suceder.

No serás bienvenido, te van a maltratar, y pasarán cosas que no pasan en ninguna otra cancha.

Rivadavia dejó pasar en Arroyo Cabral la posibilidad de liquidarlo. Apenas ganó 1-0, y lo que no hizo con un hombre más, fue a hacerlo a “La Leonera”. Fue otra historia.

Al minuto, Joaquín Pereyra apareció solo por izquierda en el área, y frente a La Furcada (Leo Morales fue expulsado en la ida) desvió.

Alem no tiene la culpa si los rivales lo dejan vivo. El “león” puede estar muy malherido, pero va a tener respuestas para “atenderte”.

Y lo “atendió” a Rivadavia. El partido fue un cúmulo de fricciones en las que Alem se quedó rápidamente sin juego, porque Claudio Díaz metió 3 pelotas bárbaras en profundidad, pero no las aprovecharon sus compañeros, y lo empezaron a marcar con rudeza.

Es lógico, más cuando Alem te roza desde los vestuarios hasta que te vas a tu casa por la ruta 2 (pasa de todo, aunque le tires piedras y lastimes a una leona, la vas a pasar mal). Pero Alem aún jugando mal, se siente cómodo en el roce.

Cuando pasaron 30’, sólo un tiro de larga distancia de Elhall permitió que actuara Berardo. Pero Rivadavia se sintió raro en su zona de confort, y el “león” furioso, revoleando rivales hasta innecesariamente (como Fernández a Bianchi en su propia área a los 32’) fue...

El “verde” hizo el partido que debía hacer. Vicario llevó a 3 defensores guiados por Lorca que raramente falla, con Maximiliano Demarchi y Molina pegados a “Panzón” Márquez y Díaz.

Javier Demarchi doblaba esa marca contra Díaz, pero “D10s” se las ingenió para estar activo, sacando pequeñas ventajas de su gran técnica. Le faltó un socio, porque González debió contener (especialmente a Giménez), y Rosales debió escapar a Castro y Bianchi, lo que lograría recién en el complemento, ya que su prioridad fue recuperar y ocupar espacios (hizo un buen primer tiempo).

Joaquín Pereyra controló a Agustín Pereyra, y al “verde” el negocio del 0-0 le cerraba. Los laterales de Alem aportaron más salida que proyección, aunque Elhall era el único que había pateado al arco cuando a los 40’, Díaz frotó la lámpara y dejó de cara al gol a Benjamín López, que en el área definió fuerte y cruzado, pero Berardo voló y salvó la caída de su arco.

Eso intranquilizó al “verde” en una tarde tan gris y fría como su actuación. Se “calentó” cuando el asistente no le marcó al juez una mano de Fernández que vio todo el estadio menos la pésima terna arbitral, que no estuvo a la altura.

Vicario se hizo expulsar al decirle de todo al asistente, y al “verde” se le vino la noche en el segundo tiempo (¿no hay forma de jugar a las 15 en invierno en la Liga?).

Apenas un tiro de lejos de Elhall y otro de Rosales a los 44’ fue la pobre cosecha de un Alem que sólo sembró fricciones en 45’.

Pero lo ganó “a lo Alem” en los 45’ restantes, que se iniciaron con un remate de D10s (Díaz) antes del minuto, que Berardo contuvo.

Rivadavia tuvo su última oportunidad para liquidar al “león” cuando Giménez creó, Bianchi recibió en el área y abasteció a Bustos para que sentenciara a La Furcada, que se quedó con el suave cabezazo (8’). Lo dejó vivo...

Alem estaba jugado, ingresó Fuente (por López), y apostó todas sus fichas al “10”. Fue un pleno de “Lana” Díaz, que volcó toda su magia por la derecha en el complemento, e inventó una infracción tras amagarle 3 veces a Joaquín Pereyra, que debió soportarlo.

De ese tiro libre llegó un despeje corto que le quedó a Ramiro Llampayas, para que con una pirueta sacara en el área una volea (media tijera) que entre todas las piernas de los máximos protagonistas, se clavó en el ángulo superior derecho de Berardo. 1-0 (11’).

Rivadavia sintió que “moría”, y Vicario apeló a Gozzerino para revivirlo. Giménez probó de lejos, pero La Furcada dudaba y atajaba.

Todo pasaba por Díaz, que era el D10s al que rogaban los fieles de Alem, pero lo ganaron sus socios... Fuente le bajó redondo el balón a Rosales, que escapó por izquierda, y envió un centro rasante al área chica, donde entre Lorca en su intento de despejar y el “Tucu” Agustín Pereyra enviaron a la red.

Milagro 2-0 (29’). Alem ganó bien, “a lo Alem”. El “verde” se la jugó con Zabala, Silbero y Torelli, pero era tarde. Candellero se sumó a la resistencia del “león” que terminó con Díaz tirándose a los pies de rivales y la gente enloquecida. Como D10s manda, ganó Alem.

Síntesis del partido

Alem: Brian La Furcada; Ramiro Llampayas, Fabián Martínez, Pablo Fernández y Yamil Elhall; Agustín Pereyra, Tomás González, Jonathan Rosales y Benjamín López; Claudio Díaz y Rodrigo Marquez. D.T.: Mauricio Morales.

Rivadavia: Marcelo Berardo; Maximiliano Demarchi, Tomás Lorca y Facundo Molina; Javier Demarchi, Román Castro, Matías Bianchi y Joaquín Pereyra; Lucas Giménez; Matías Bendazzi y Maximiliano Bustos. D.T.: Germán Vicario.

Goles: S.T. 11’ Ramiro Llampayas (A); y 29’ Agustín Pereyra (A).

Cambios: S.T. 3’ Mauro Fuente por Benjamín López (A), 14’ Franco Gozzerino por Matías Bendazzi (R); 33’ Jonathan Zabala y Bruno Silbero por Román Castro y Javier Demarchi (R); 34’ Agustín Candellero por Rodrigo Márquez (A); 44’ Pablo Torelli por Matías Bianchi (R) y Lautaro Pereyra por Agustín Pereyra (A).

Suplentes: Ismael Cabrera, Nahuel Fernández, Felipe Heredia y Jenaro Heredia (A); y Braian Druetta, Lucas Mignola y Braian Montoya (R).

Amonestados: Tomás Lorca y Maximiliano Bustos (R); y Tomás González (A).

Árbitro: Nelson Ledesma.

Asistentes: Lucas Vilca y Alejandro Jattuf.

Cuarto juez: Octavio Mansilla.

Reservas: Alem 1 (Benjamín Díaz) - Asociación Española 1 (Valentín Aguirre).

Estadio: Alem.

Público: 1.800 espectadores (se vendieron más de 1.500 entradas).

alem jugada riva sem.jpg