Deportes | Alem | Aprender | club

"No apretamos un botón y salimos campeones"

Para Joselito Bernadó, “si me hubiese dejado confundir por los 2 títulos que ganamos en 2011 y me dejaba llevar por el entusiasmo y lo que decían los periodistas, me hubiese pegado un tortazo bárbaro, porque ni se me ocurrió que estábamos en condiciones de ir a jugar torneos superiores”.

Estimó que “no nos hubiese permitido armar una estructura como la que proyectamos. Ahora nos propusimos sumar las categorías infantiles y fútbol femenino, no ir por un ascenso al Federal A”.

Al respecto comentó que “lo que está proyectado es armar una estructura para formar jugadores propios. Después, cuando sea el momento, vendrá alguien que sepa 10 veces más que yo, que tenga una estructura completa de club, desde dirigentes, pasando por DT y profesores, hasta jugadores, que nos permita participar y laburar desde otro lugar para poder llegar al fútbol profesional”.

Agregó que “no soy tonto. Me sirvió capacitarme, pero aunque me rompa todo trabajando, en otro nivel profesional no sólo hay que conocer de fútbol, sino conocer a jugadores, a empresarios y tener llegada a estamentos como AFA”.

Apuntó que “en estos dos Federales ya lo hemos visto. No perder la idea de formar una estructura es lo que nos impulsó a jugarlos para ir construyendo un club”.

Explicó que “hay cosas que hemos logrado desde lo deportivo, y cosas que no hemos logrado desde la parte dirigencial, por ejemplo. Tener un grupo de profesores con muy buena voluntad y gente muy valiosa como personas, no es lo mismo que dirigentes”.

Al respecto reseñó que “sin una parte básica como la dirigencial, es imposible ir a jugar un torneo Federal A, porque te cocinan”.

Ganar siempre no es tan bueno

“Pato” Bernadó resaltó que “en la previa del torneo Federal elegí a Laurenci como refuerzo, pero ganaba lo mismo que los otros. Era un pibe que había jugado en Atlético Tucumán, pero si yo tenía a los delanteros de Bell te aseguro que clasificaba”.

Argumentó que “estuvimos a la misma altura futbolística y la diferencia fue la jerarquía de sus delanteros. Nosotros llegábamos en idénticas o más oportunidades que Bell, pero ellos nos convertían”.

“En Plaza Ocampo nos ganaron con dos corridas, que terminaron en 2 goles. Pero nosotros tuvimos más oportunidades. En Bell Ville pasó lo mismo. Es la diferencia de jerarquía, que te la otorga la billetera gorda, pero también el saber elegir jugadores”, ejemplificó.

Insistió en que “el que vive del fútbol sabe quien es el 9 de Colegiales y el 5 de Urquiza. Si le pega con las dos o hace goles de cabeza. Yo a Laurenci lo traje porque me mostró un video. ¿Sabés lo que le pregunté a un amigo que lo conocía? Si Laurenci era buen tipo. No me interesó mucho el video, sino que no me rompiera el vestuario”.

Resaltó que “nosotros quisiéramos ganar siempre. Es mentira que yo prioricé dejar de ganar los títulos a partir de 2012 durante 4 años, para priorizar las inferiores. Fue parte del camino elegido”.

También aclaró que “representar a una entidad educativa como la UNVM nos obliga a dar el ejemplo. Reconozco que se me sale la cadena siempre y me cuesta aprender porque soy cabeza dura”.

Al respecto dijo: “Me duele que haya injusticias, que nos peguen tanto por ser UNVM. Igual, lo entiendo, pero duele. Somos los que tenemos más profesores, menos apremios económicos. Ser el equipo a vencer es una cosa, pero hay gente muy equivocada”.

“Me dicen: ‘Vos tenés todo servido’. No es así. Se me dio por hacer un proyecto para jerarquizar la Liga y nos rompemos trabajando. Trabajar en conjunto con los otros clubes era la idea y subir entre todos la vara de nuestro fútbol. No era para aplastar a Alumni y al resto, sino para emerger todos. No es para hacerles 10 a los otros”.

Ejemplificó: “Nosotros fuimos los que más puntos sumamos en inferiores en la Fase Clasificatoria, pero sólo ganamos un título con la novena y por penales. Argentino ganó 3. Perdimos en una categoría con Alumni, en otras Española, más algunos equipos del interior como Colón, que trabajó bien. Necesitamos que la base de la pirámide sea más fuerte y levantar la vara. No es demagogia”.

Agregó que “yo insulto al aire cuando pega en el palo y sale, porque quiero ganar siempre. Pero es bueno que haya 4 o 5 equipos que nos ganen y si fueran más sería mucho mejor, porque nos obligarán a trabajar más y mejor. No me sirve ganar y salvarme solo”.

En cuanto a Primera División “nos dicen que corremos más de lo que jugamos. Porque tenemos dos o tres profesores muy buenos. Es cierto, son muy buenos. Pero también entrenamos muy duro todos los días, nos cuidamos, comemos lo que corresponde. No nos reconocen otra cosa que no sea lo económico. No es que tenemos todo servido y apretamos un botón y salimos campeones”.

Apuntó que “mi equipo puede correr, pero enfrento a ‘Lana’ Díaz y me baila, y Mauro Fuente se me escapa una vez y me hace un gol de sombrerito. O me agarra el ‘Enano’ Ayrton Páez y me tira dos caños y me rompe el partido con dos jugadas. No se gana con la plata, ni el nombre, ni con la historia. De lo contrario ganarían siempre Alem y Alumni. No me gusta que nos tengan bronca. Quisimos jerarquizar y levantar la vara, pero como la tenemos más cómoda, y no nos ‘pelamos’ como Carlos (Domínguez) para pagar la luz en Argentino, nos pegan con bronca sólo porque la tenemos más fácil”.