Deportes | Alem | partido |

Respeten a "La Leonera"

Alem derrotó 1-0 a Sportivo Playosa con gol de Richard Brusa. En el final del partido fueron expulsados Tomás González y Maximiliano Leroux. Pese a terminar con 9 hombres, el "león" tuvo aguante y se escapa en la cima

Es creer o reventar, pero pasan los años y Alem gana “a lo Alem”.

En “La Leonera” se reproducen historias antiguas, que son míticas, pero perduran con el paso del tiempo. El muerda Alem es ley en la jungla del “león”, y los rivales respetan esa historia grande en la Liga Villamariense de Fútbol.

Después se puede ganar, perder o empatar, pero ni el Covid-19 se anima entrar a “La Leonera” (no se suspendió ningún partido de Alem), y no es fácil salir ileso de su guarida.

Ayer Alem venció 1-0 a un candidato: Sportivo Playosa. Ganó su cuarto partido en 5 presentaciones y lidera solo la zona “A”.

Sólo se le escaparon 2 puntos, porque en el debut, Unión de Arroyo Algodón le empató con una chilena inolvidable a los 47’. Eso prueba que se puede ganar, empatar o perder con Alem, pero te hace sentir sus formas.

El “león” venía cansado por el triunfo del miércoles ante River Plate en Plaza Ocampo, pero lució más rápido y activo que un Playosa con bajas sensibles por casos de Covid-19, pero con buen recambio.

Seguramente en la Liga pedirán mayores explicaciones acerca de la negativa a suspender el partido que recibió la dirigencia del “albo”, pero al duelo lo ganó Alem.

Y lo ganó “a lo Alem”. La mejor prueba es que ganó el preliminar de reserva con el tiro del final, de la misma forma. Si en reserva fue con un tiro libre (el arquero dio rebote), en primera sacó provecho de un tiro de esquina rápido, cuando Leroux se conectó con Fernández, que desbordó y envió un centro para que Richard Brusa le diera el triunfo usando la cabeza.

Faltaban 9’. Antes hubo un partido duro, ante un rival que juega bien y tiene buenos jugadores (y ayer tuvo muchos ausentes).

El primer tiempo encontró a Alem rearmándose tras la baja por expulsión de Pedernera. Intentó con Fernández como central, pero perdió peso en el medio. Playosa le manejó la pelota, con la distinción con la que sabe hacerlo Servetti y la salida pulcra de Genre, que quitó, jugó y se hizo patrón, más allá de la ausencia del “Pulpo”.

Albornoz por derecha aportó su desnivel, pero le costó asociar ese buen juego con Torres y Ñáñez jugó siempre de espaldas al arco.

Alem estuvo muy sólido en defensa, incluso cuando Passerini fue como central para liberar a Fernández (Alvarez cubrió el lateral izquierdo), quien en el mediocampo impuso su presencia y temperamento, más allá de sumar una amarilla por su duelo ante Genre (lo señaló y le dijo al DT Morales: “¿A este querías traer a Alem?”).

Playosa había jugado buenos 25’, pero no lo penetró, quizás por respeto al “león” o a “La Leonera”. Gómez respondió ante un tiro libre de Cossavella (23’), y en la boca del arco Velasco no logró impactar al balón ante otro tiro libre de Santiago Rodríguez (26’).

Pero Alem es Alem. Si lo dejás acomodarse, siempre tiene un atajo para llegar antes en tiempo y forma en su guarida. Te anticipa, te hacerte sentir el rigor, te mete en la lucha y te empuja contra tu arco. González se hizo fuerte acompañado por Fernández, y el partido cambió. En vez de manejarlo Servetti, jugó Leroux y tuvo buena proyección de los laterales.

Albiero perdió dos chances frente al marco. Primero lo abasteció Martínez, pero resbalándose definió apenas arriba (32’). Luego atropellando ante un centro de Leroux, cabeceó por sobre el horizontal (35’). Ya era otro partido, y García tuvo dos chances nítidas en dos pelotas paradas de Leroux, pero cabeceó desviado contra el palo derecho en ambas ocasiones.

Sólo por eso el complemento empezó 0-0. Playosa, que fue más durante 25’, casi no llegó. En 15’ el “león” se lo llevó puesto. Y así pretendió imponer su “ley de la selva” en “La Leonera”. Y lo logró.

Al minuto Albiero cabeceó a las manos de Garetto un tiro libre de Fernández. Empujó Alem, pero Playosa estuvo sólido en defensa para aguantar sus embates, y de contra “Cota” Ñáñez lo tuvo, pero Matías Gómez lo adivinó y despejó con el pie en la medialuna (13’).

Morales apostó por su banco, y saltó al campo “Panzón” Márquez, que sigue mostrando una técnica brillante, pero le falta ritmo de competencia. Entendió Morales que con 3 puntas quedaba expuesto a las contras. Servetti desvió desde lejos (21’) y Gómez salvó con los puños ante un tiro libre de Cossavella (27’). Velasco apostó por la velocidad de Luna por el lesionado Torres para ganarlo.

Pero Alem se compensó con el ingreso de Yamil Elhall, y el mejor banco de Alem hizo diferencia ante la ausencias del “albo”. Nunca pensó Alem en empatar o en adoptar recaudos, sino que lo empujó contra Garetto al rival, le impuso más ritmo cuando todos pensaban que se quedaría “sin piernas” (por el partido ante River Plate del miércoles). Fue al frente.

Si alguien considera que el fútbol es un juego físico, se equivoca. Es para inteligentes. Cuando Leroux y Fernández se conectaron a la velocidad de la luz, no fue por su velocidad física, sino mental.

Allí ganó el partido Alem. Con el físico de González como soporte, con la incesante proyección de Martínez y Alvarez por los dos laterales, pero con la mente fuerte y el cerebro ayudando a la garra.

La diferencia fue mínima, pero se produjo cuando el “león” le dio un zarpazo letal en un tiro de esquina de Leroux, y Fernández desbordó a los 36’ como si tuviera 25 años y envió un centro al segundo palo, donde Richard Brusa (de gran partido) se hizo gigante para llegar junto al segundo poste y darle otro pase a la red y otro triunfo al “león”. Ganó por la cabeza. 1-0.

Alem tiene ese no sé qué... En “La Leonera” le juega a favor y también en contra. Porque González era figura y por meterle a Servetti en la mitad de la cancha se fue bien expulsado por doble amonestación. Leroux se equivocó al pensar que protestándole a Valle, el árbitro no iba a amonestarlo. Y como siguió probándolo, recibió la roja. Iban 40’. Desde el banco ingresaron todos y se fueron expulsados “Chopo” Morales y dos más.

Valle hizo jugar hasta los 55’, pero ya era tarde para Playosa. Le hicieron respetar a “La Leonera”.

Síntesis del partido

Alem: Matías Gómez (6); Fabián Martínez (6), Cristhian García (6), Pablo Fernández (7) y Augusto Passerini (6); Maximiliano Leroux (6), Tomás González (8), Matías Fava (5) y Matías Alvarez (8); Tadeo Albiero (5) y Richard Brusa (7). D.T.: Mauricio Morales.

Sp. Playosa: Fabricio Garetto (6); Leonel Cossavella (6), Marcos Velasco (6), Anton Troxler (6) y Cristian Giovanini (5); Juan Albornoz (7), Matías Genre (7) y Santiago Rodríguez (5); Jorge Servetti (6), Gonzalo Ñáñez (5) y Pablo Torres (5). D.T.: Paulo Velasco.

Gol: S.T. 36’ Richard Brusa (Alem).

Cambios: S.T. 11’ Rodrigo Márquez (5) por Fava (A); 21’ Yamil Elhall por Albiero (A); 24’ Tomás Luna por Torres (SP); 37’ Martín Guevara por Giovanini (SP); y 50’ Facundo Del Val por Genre (SP).

Suplentes: David Formosa, Lautaro Pereyra, Benjamín López y Ramiro Llampayas (A); y Alejo Conrero, Tomás Alba y Braian Brusa (SP).

Expulsados: S.T. 40’ González y Leroux (A). 45’ Mauricio Morales (DT de Alem) y dos auxiliares de Alem.

Amonestados: Alvarez, Fernández, Martínez y Brusa (A); y Garetto, Troxler y Genre (SP).

Árbitro: Federico Valle.

Asistentes: Agustín Salomón y Agustín Magnano.

Cuarta jueza: Priscila Santillán.

Reserva: Alem 2 (Kevin Romero y Ramiro Llampayas) - Sportivo Playosa 1 (Lucas Caciorgna).

Estadio: Alem.

alem gonzalez genre.jpg