Deportes | Alumni | Plaza | junio

Alumni fue "duro de matar"

El Fortinero logró mantener la categoría en 2010, 2011 y 2012 al vencer a Unión de Villa Krause y dos veces a Deportivo Roca. En cambio, en mayo de 2013 sufriría el descenso al caer ante Brown de Puerto Madryn

En las promociones creadas por Julio Grondona y su AFA, Alumni tuvo respuestas formidables, y su hinchada encontró motivos para festejarlo como éxitos deportivos.

Se hizo fuerte en junio, mantenía la plaza futbolística en la tercera categoría nacional. Para el Fortinero era como volver a ascender.

Claro que no se trató ni de ascensos, ni de títulos, ni de logros deportivos, pero fueron celebrados con idéntica euforia, por el enorme sufrimiento que significó mantener la categoría durante 7 temporadas en el torneo Argentino “A”, tres veces seguidas a través de la vía de las reválidas.

En todos los casos, Alumni salvó la categoría tres veces consecutivas en junio de 2010, 2011 y 2012. El descenso, se produce el 7 de mayo de 2013 en Tres Arroyos, donde cae en tiempo suplementario 2-1 ante Brown de Puerto Madryn.

El repaso de las tres gestas históricas del Fortinero en las reválidas se remonta a los duelos que sostuvo ante Unión de Villa Krause, con el que empata 0-0 el 10 de junio de 2006 en San Juan, y luego lo golea 3-0 en Plaza Ocampo, el 13 de junio de 2010.

Luego revalida su condición de equipo de Argentino “A” en dos oportunidades consecutivas ante Deportivo Roca de General Roca.

Con el Naranja, se mide por primera vez el 26 de junio de 2011, cuando lo golea 3-0 en el sur del país. Curiosamente, con la serie “resuelta” a su favor, pierde en Villa María por 3-2.

Al año siguiente, se reitera el enfrentamiento, y el Fortinero vuelve a “salirse con la suya” con mucha mayor angustia, y haciendo valer la “ventaja deportiva” que tenía, por tratarse de un equipo de categoría superior (el equipo de una categoría inferior, debía sumar más puntos o más goles en dichos enfrentamientos). Alumni empató los dos encuentros ante Deportivo Roca. En Río Negro igualaron 2-2, mientras que en Plaza Ocampo fue un sufrido 1-1.

Alumni había ascendido al torneo Argentino “A” el 25 de junio de 2006, al imponerse en el global a Juniors, tras golearlo 5-0 en Plaza Ocampo y caer 2-0 en Córdoba.

Después de participar 7 temporadas consecutivas en la tercera categoría del fútbol nacional, desciende ante Brown de Madryn el 7 de mayo de 2013 en Tres Arroyos, luego de enviar al descenso a Racing de Córdoba, al que venció 5-4 en los penales, tras igualar 0-0 el 28 de abril de 2013 en el estadio “Mario Alberto Kempes”.

El triunfo ante Unión de Villa Krause

La primera situación límite que afrontó el Fortinero y logró revalidar en el Argentino “A” fue ante Unión de Villa Krause.

Con la intimidante presencia del gobernador Gioja en la tribuna, el 10/06/10 Alumni rescata un valioso empate sin abrir el marcador en el partido de ida disputado en el Estadio “12 de octubre” en la capital del departamento Rawson en San Juan, en un duelo muy cerrado.

El elenco dirigido por Carlos Ranalli (reemplazó a Rubén Agüero) había mejorado su imagen en el final del torneo Argentino “A”, pero no le alcanzó para evitar la reválida, en la que se impuso 3-0 en el partido de vuelta desarrollado en Plaza Ocampo el 13/06/2010.

Alumni debió esperar sin jugar casi 2 meses, y repatrió a Ariel “Bujía” Quiroga como refuerzo para la definición, en la que tuvo que “batallar” ante un adversario que adquirió “mucho peso” en torneos de ascenso.

La figura descollante de la serie fue Carlos Herrera, quien convirtió los tres goles en Plaza Ocampo.

Claro que hasta los 29’ del primer tiempo, cuando “Falucho” Herrera abrió el marcador, mucho tuvo que ver la seguridad y los reflejos de Carlos Ronco, quien atajó muy bien en ambos cotejos.

El “goleador del pueblo” se llevó todos los elogios y la ovación, porque capturó un centro de “Tiburón” Vázquez para abrir el marcador, luego de una maniobra de Román Strada. El 1-0 fue letal, porque antes del primer tiempo, volvió a convertir, y sentenció la serie a los 22’ del complemento.

En junio, Alumni sostenía la categoría revalidando por primera vez. Le esperarían dos duelos más de idéntico alto voltaje emotivo y a pura adrenalina en 2011 y 2012.

Las reválidas ante Deportivo Roca

En 2011, la pobre campaña en el inicio del torneo privó a Alumni de llegar lejos, con un equipo que de la mano de Víctor Riggio logró victorias muy recordadas ante Talleres por 3-2 en Plaza Ocampo (3 goles de Leonardo Abálsamo), y en dos ocasiones ante Estudiantes en el Imperio del Sur (por 3-2 a y 4-3).

Ese Alumni contrastó con el pésimo inicio de torneo, en el que perdió los clásicos ante Estudiantes, Sportivo Belgrano y Talleres.

En la reválida se midió ante Deportivo Roca, que venía de perder por penales en la final ante Racing de Olavarría (donde atajaba Víctor Sieracki). Alumni sentenció la serie en General Roca, al golear 3-0 en junio de 2011, con dos goles de Carlos Herrera y uno de Luciano De Bruno, tras gran corrida y asistencia de Diego Manicero.

En Villa María cayó 3-2, en un raro cotejo en el que dilapidó numerosas opciones de gol y, pese a revertir el partido con goles de Leonardo Abálsamo y Carlos Herrera, lo perdió con el tiro del final.

Un año después, volvería a salvarse de la mano de José “Pistola” Vázquez, al empatar los 2 cotejos.

En General Roca, fue ganando 2 veces con goles de Ezequiel Reyna y Juan Salort, pero con dos penales de Taborda, el Naranja igualó.

En Plaza Ocampo el plantel amenazó con no presentarse por falta de pago. Pero empató 1-1 con gol de Marcos Sebastián Godoy (empató Liguori), el héroe de ese Alumni, y las atajadas de Jonathan Scalzo.