Deportes | Alumni | campeón | Yrigoyen

"En 22 años aprendí de todos los DT"

Rodrigo Liendo manifestó que "de pibe vivía jugando al fútbol en Argentino. En Alumni conocí a un gigante, que está dormido. En Rivadavia me tocó ganarle al clásico rival en una final. En Acción Juvenil e Yrigoyen estuve en equipazos"

Rodrigo Liendo fue un delantero potente y goleador, que fue campeón con Alumni, Hipólito Yrigoyen, Rivadavia, Progreso de Noetinger, Acción Juvenil de General Deheza y Universitario.

Hoy es un referente ineludible del proyecto de fútbol de la Universidad Nacional, ya que colgó los botines y comenzó a forjar las inferiores de la entidad, de las que continúa siendo DT y mentor.

“El Tanque” dijo de su carrera: “Si bien comencé a jugar en El Santo con los ‘76 y ‘77, pero suspendieron al club y me fui a jugar a Bell Ville. Me fui a All Boys y jugué 3 años con mi categoría ‘78. Volví a El Santo para terminar el último año, y luego hice las inferiores en Argentino, donde debuté a los 14”.

En el baby jugó con “Franco Amaya y su primo, que era arquero, ‘Boquita’ Maldonado, Julio Pérez, Mario Pacheco, Marcelo Orellana, Blanco y Gonzalo Valle”.

En El Santo jugó con “Bargel, Franco Moreno y Marcos Daher. Nos sacábamos chispas con ‘Cholo’ Guiñazú, Sebastián Funes, ‘Bocha’ López, Víctor Rena, David Bazán, Agosto, Heredia, Dagatti, Servio, Abate Daga, Boretto, Villarreal, Carabajal, Cordero”.

Destaca que “Echegaray me vino a buscar para jugar un torneo en Argentino. El ‘Loro’ me convenció y me quedé. Antes de los 14 ya jugaba en primera, porque era grandote. Recuerdo que volvió gran parte del equipo campeón del 90 y se hizo un lindo campeonato”.

Para ellos era “La Chancha” y afirma que “salí campeón con la sexta división, y era titular en primera. Una vez le pedí a Pedro Calderón ir a jugar a inferiores el sábado, y me echaron. Trepaba por las paredes Pedro. Yo entrenaba a la siesta con la primera, y a las 18 con las inferiores”.

Agregó que “vivía en cancha de Argentino, donde pasé de la cancha del SUOEM a la de barrio Santa Ana, que era el basural. Los primeros partidos en esa cancha no te podías caer, porque te raspabas todo. Pero era nuestra cancha”.

En inferiores jugó con “Alfredo Guillen, Dagatti, Gonzalo Valle, Orellana, Pacheco, Miguel Servio, Víctor Rena”. Y en primera jugó con Arcas, Saire, Ajona, Marinelli, ‘Yoyó’ Berterame, Juan y Rubén Ceballos, Cortese, Rubén y Damián Daghero, Racca. Era el equipo campeón de Pedro Calderón, que volvió casi completo en 1994, porque yo me fui a Alumni en el ‘96”.

El campeón Provincial

Es tan buena la camada de la categoría 1978 (quizás la que más jugadores llegaron a primera en los últimos 40 años), que de la mano de Marcelo Alamo fue campeona provincial Sub-17. “Ganamos el campeonato en Laboulaye, después de vencer 2-0 en Villa María, y empatar 1-1 en cancha de Sporting, que estaba llena. Nos tiraban de todo. Fue una batalla”.

Resaltó que “me acuerdo que llegamos 4 horas antes a la cancha. Nos dijeron que sólo iban a ir los padres, pero cuando entramos a la cancha, explotaba de gente. Llena estaba la tribuna grande”.

Insistió en que “jugaba muy bien ese equipo que armó Nievas (DT) y Héctor Ramadori como PF. A los chicos que te nombré sumale a Diego Marín y pibes de San Lorenzo de Las Perdices y Ticino. Un equipazo. Le ganamos a todos”.

Resaltó que “también con Argentino ganamos un Provincial en Laboulaye, donde se jugó un cuadrangular final, tras ganar las fases preliminares en ida y vuelta”.

“Alumni es un gigante dormido”

Liendo indicó que “a Alumni llegué de la mano de Jorge Peñaloza, pero salgo campeón con Mario Requena en 1996 en la ACF. Tuve la suerte de jugar con los 3 hermanos Sachetto, Amarilla, Pinto, Miranda, Mondadori, Cepeda, Sergio Miranda, los Carassai y hasta con Marcelo Santoni llegué a jugar, porque ese equipo jugó el torneo del Interior en el que eliminamos a Racing con ‘Pato’ Gasparini, ‘Araña’ Amuchástegui y todas las viejas glorias que habían vuelto al club”.

Agregó que “los clásicos con Sportivo Belgrano, San Vicente, Juniors, Racing, Escuela Presidente Roca. Alumni era muy respetado y era candidato en Córdoba. Me acuerdo cuando fuimos campeones la cantidad de gente que fue a la cancha de San Lorenzo, Racing, y la caravana hasta Villa María”.

Destacó que “Alumni es un gigante dormido. Recuerdo el torneo en el que nos entregaron en Oberá y que habíamos dejado atrás a Racing. Nos ganó bien Ben Hur con Zorzenón, pero Oberá era menos que Chaco y Rivadavia. En ese equipo jugaban Lafuré, Becaccesi, Bomone, ‘Catete’ Gómez, López, ‘Bocha’ Flores y ‘Cachorro’ Villalba más todos los históricos de Alumni. Mario Requena se fue tras la primera fase, y terminamos con Víctor Agonil. Era para ascender. Los jueves eran partidos oficiales para ganarse un puesto. El gol de Amarilla a Caminos en Córdoba al Racing de las estrellas es inolvidable”.

Campeón en Acción Juvenil

Liendo destacó que “fui a Rosario Central, pero no hubo acuerdo por el pase. Fui a Independiente Medellín de Colombia tres meses, pero también se cayó. Incluso estuve en Chile. Terminé jugando en Acción Juvenil, donde en el ‘98 ganamos el campeonato de Río Cuarto, y llegamos a la final del Provincial contra Juventud Católica tras eliminar a Alem en 2 recordadas seminales”.

Estimó que “en ese equipo estaban Pablo Vicario, Fernando Róvere, Marcelo Bizarri, ‘Colorado’ Rimunda, Javier Carassai, Cassini, Zanotelli, Host, Torres, Moreno”.

Señaló que “el título de Liga me abrió las puertas de Estudiantes en el ‘99. Era otra categoría, pero no tuve visión para quedarme, porque ese equipo descendió del Argentino A, y querían que me quedara. Al año siguiente con todos los chicos que jugaba yo, volvió a ascender. Yo fui con Mírcoli, pero no me ponía. Se fue y el ‘Negro’ Nieto me puso de titular, y me quería”.

Remarcó que “Yrigoyen me tentó, y jugué en ese equipazo con Peñaloza. Nos tocó perder por penales con Sportivo Playosa en 2000”.

Agregó que “me fui con mucha bronca, porque fue injusto. Jugué en Recreativo de Laborde en una linda Liga, y volví a Alumni en 2002. Allí me comí un garrón, porque nos eliminó Villa Obrera en un torneo Argentino B, y un árbitro informó que lo había agredido. Fue una entregada porque Alumni iba ganando con gol mío, pero no iba a salir nadie de esa cancha, y el árbitro cobró dos goles increíbles para el local. Lo más grave fue que me dieron 1 año de suspensión, y yo no estuve ni en las protestas de los jugadores de Alumni”.

Nace el romance con la “U”

Liendo afirma que “me ayudó la Universidad Nacional, porque jugué los Interuniversitarios a nivel Provincial y Nacional. Jugué todo el 2002 que estuve suspendido”.

Explicó que “volví en 2003 y 2004 en Yrigoyen, pero perdimos una final con Alem, y una semi con Alumni. En 2005 fui a Progreso de Noetinger y ascendemos en la Liga Bellvillense, y en 2006 me saqué la espina con Yrigoyen y fuimos campeones con Heraldo Pereno”.

Explicó que “otro título muy recordado por la gente es el de 2007 con Rivadavia, cuando le ganamos la final a Colón en el clásico cabralense. En 2008 perdí la final de la Liga Bellvillense con Progreso de Noetinger con San Martín, donde en 2009 volví, después de jugar medio año en Bell de Bell Ville”.

Remarca que “en 2010 vuelvo a Yrigoyen, y perdimos la final con Argentino, al que le gané con Universitario en 2011. Luego logramos el bicampeonato ante Yrigoyen. Me retiré en 2014”.“Otra grata experiencia fue jugar en otro club grande como Alem un torneo del Interior con José Luis Tesare como DT. Me marcó ese corto período, porque Tesare era un DT que me enseñó mucho, y me quiso desde el primer momento que llegué. Tuve grandes DT en 22 años de carrera, y aprendí a rescatar algo de todos”.

UNI 2011 CAMP.jpg

Lo que se lee ahora