Deportes | Alumni | Luque | Depetris

Otra vez Luque y en la Plaza

Julián Luque hizo estallar al pueblo "rojinegro" al convertir el penal decisivo que le dio el triunfo a Colón por 3-2 ante Alumni, que había ganado 3-2 en los 90' ante 2 mil personas en Plaza Ocampo. Arroyo Cabral está de fiesta

Esa capacidad de no sentirse vencido ni aun vencido es la que identifica a Colón.

Está en su ADN, en su sangre. Es el único equipo que no estuvo en el lote de los 8 mejores de acuerdo con la Fase Clasificatoria, que se insertó en semifinales. Es Colón.

Ayer festejó en Plaza Ocampo por un Luque. Julián Luque convirtió el penal decisivo, con el que eliminó por 3-2 en una dramática definición al máximo candidato al título: Alumni.

Más de 2 mil personas le dieron a Plaza Ocampo un marco multitudinario, como en 2009, cuando por un gol faltando 2’ de otro Luque (Diego), Colón le ganó el clásico a Rivadavia y dio la vuelta olímpica.

Contra todos los pronósticos, le demostró al Fortinero que no le pesó ir al mítico estadio municipal, donde se desangró y con numerosos lesionados y 10 hombres, se llevó el pasaje a semifinales, donde enfrentará al “RG”.

Le arruinó la fiesta a Alumni

Alumni lo invitó a Plaza Ocampo, que es su casa. Allí el Fortinero edificó los triunfos más míticos de su historia. Allí debe localizarse si pretende volver a otro nivel.

Por ahora no le alcanza. De la mano de Marcelo Santoni hizo todo bien en este campeonato, era el 1, el mejor, pero ni aún ganando 3-2 le alcanzó para ser semifinalista.

Sólo perdió 1 partido (ganó 9 y empató 4, convirtió 28 goles y recibió 6 en 14 partidos jugados), pero fue justo ante Colón.

Los “rojinegros” entraron por la ventana, se sobrepusieron a todo, hasta despidieron a su DT (Nicolás Aimetta) en medio de una serie de octavos ante Los Zorros. Es Colón.

Ayer fue un duelo de grandes, un partidazo con 5 goles, 2 expulsados en el primer tiempo, jugadas polémicas y emociones fuertes.

Alumni sabía que debía ganar. Si lo hacía por 1 gol iría a penales. Y siempre fue ganando, pero nunca le alcanzó para eludir los penales.

Una multitud acudió al templo del fútbol. Y los jugadores tardaron 15’ en acomodarse. La reserva de Alumni ganó por penales y un clima festivo se vivía en la tribuna de cemento, superior en cuanto a fe a la época de los Argentinos.

Alumni tuvo todo para ganar y ganó. Pero tuvo todo para clasificar y no le alcanzó.

Dicen que el miedo paraliza, pero hasta que llegaron los penales el Fortinero fue al frente con fe.

Había perdido en Cabral, donde Colón se hizo fuerte. En la Plaza no tenía nada para perder. Y Alumni lo perdió todo, hasta la fe.

Es más equipo el Fortinero, pero debía demostrarlo ayer ante Colón, que no se entregó jamás, ni aún vencido. Se conectaron los zurdos, Galleguillo y Delgado, que hizo estirar a Peretti para salvar.

Iban 16’. Antes sólo hubo un par de amarillas a Comba por protestar y a Rojas por hacerse el guapo. Los dos se irían expulsados luego.

Alumni pasó a ganar por más ambicioso y porque Comba, sin mala intención pero con imprudencia, le rozó la cara a Delgado con sus tapones (23’).

Cuando Alumni jugó con Delgado, fue más. Y Peretti había salvado ante un cabezazo de Bencivenga (21’). Pero Colón tiene un tridente que es temible y cuando se conectaron Salinas, Moreno y Delsole el “sapito” falló por poco (20’). Fue una advertencia.

Santoni sabía que no sería nada fácil, pero cuando Delgado se levantó tras sufrir el “suelazo” de Comba y al ejecutar el tiro libre le permitió a Facundo Depetris demostrar su vigencia con una palomita contra el palo derecho, Alumni tuvo todo para clasificar.

Iban 25’, ganaba 1-0, y tenía un hombre más. Galleguillo asistió a Paolo Arbarello, que se topó ante Peretti (ganó el mano a mano) y luego voló para enviar al córner un tiro libre de Molina.

Sin embargo, Colón no se dio por vencido. Si su arquero era figura, necesitó que Moreno lo fuera. El “10” probó a Scalzo, que envió al córner. Fue el segundo aviso.

Además, lo encaró a Rojas, que vio la tarjeta roja (35’). Empezó otro partido, ahora 10 contra 10.

El “10” de Colón fue el mejor. Se unió con Sambrana, y abastecieron a Salinas, para que el delantero la picara ante Scalzo. 1-1 (37’).

Alumni fue ciego al frente. Pudo pagarlo caro en defensa, pero con el tiro del final se fue en ventaja al descanso. Centro de Bencivenga, de gran partido, que le quedó en el área chica a Chupetini, quien con mediavuelta decretó el 2-1.

Ese gol a los 48’ era el de la tranquilidad para que Alumni fuera por todo. Pero no le alcanzó.

En el golpe a golpe del inicio del complemento, Colón lo tuvo con Ahumada (de buen partido), pero se lo taparon frente al arco a los 2’.

Galleguillo recibió de Depetris, pero casi en el área chica falló un cabezazo a los 5’. Entonces Colón lo empató. Primero avisó con Salinas pasando entre los dos centrales y forzando a Scalzo a volar. Y dos minutos después, Bencivenga derribó a Ahumada, y Moreno demostró que era el mejor al ejecutar con maestría el tiro libre al ángulo superior derecho, del palo más alejado de Scalzo. 2-2 (12’).

Alumni jugó a todo o nada. A esa altura Colón había perdido por lesiones a Delsole y Villagra en el primer tiempo y perdería a Sambrana y Ahumada. Se reconstruyó a duras penas con Luque, Aguirre, Piccolini y Zucotti. Aun desangrándose, nunca se entregó.

Santoni apeló a Salort (lo recuperó de Los Zorros) por Depetris. Luego quemó las naves con Peñaloza y Facundo Arbarello. Tiro mil centros y, un minuto después que Salinas lo perdonó, Paolo Arbarello recibió de Chupetini y le dio el triunfo agónico a Alumni. 3-2 (39’).

Pero no alcanzó. Y otra vez Colón festejo por Luque en la Plaza.

Síntesis del partido

Alumni: Jonathan Scalzo; Matías Rojas, Benjamín Chupetini, Gastón Molina y Facundo Depetris; Agustín Bencivenga, Gastón Kranevitter, Juan Pablo Galleguillo; Maximiliano Delgado; Paolo Arbarello y Román Martini. D.T.: Marcelo Santoni.

Colón: Joaquín Peretti; Daniel Méndez, Michael Villagra y Luciano Luppo; Matías Sambrana, Franco Ñañez, Santiago Comba y Tomás Ahumada; Elías Delsole, Alejandro Salinas y Agustín Moreno. D.T.: Matías Tisera.

Goles: P.T. 25’ Facundo Depetris (A); 37’ Alejandro Salinas (C); y 48’ Benjamín Chupetini (A). S.T. 12’ Agustín Moreno (C); y 39’ Paolo Arbarello (A).

Cambios: P.T. 29’ Julián Luque por Elías Delsole (C). S.T. reinició Álvaro Aguirre por Michael Villagra (C); 15’ Juan Pablo Piccolini por Matías Sambrana (C) e Ignacio Salort por Facundo Depetris (A); 19’ Patricio Peñaloza por Agustín Bencivenga (A); 30’ Facundo Arbarello por Román Martini (A); y 36’ Francisco Zucotti por Tomás Ahumada (C).

Suplentes: Diego Frandino, Daniel Ramírez, Juan Arce e Iván Pessuto (A); y Kevin Soppeno, Nicolás Bogni y José Fernández (C).

Expulsados: P.T. 23’ Santiago Comba (C); y 35’ Matías Rojas (A).

Amonestados: Depetris, Bencivenga, Arbarello y Peñaloza (A); y Delsole y Julián Luque (C).

Árbitro: Federico Nieto.

Asistentes: Nahuel Gómez y Santiago Gudiño. Cuarto juez: Ramiro Leguizamón.

Reservas: Alumni 2 (3) - Colón 0 (1).

Estadio: Plaza Manuel Ocampo.

Definición por penales

Colón avanzó a semifinales al vencer 3-2 por penales a Alumni en Plaza Ocampo.

Comenzó ejecutando Alumni, que falló los 3 primeros disparos. Estos fueron los 10 remates desde los 11 metros:

- Maximiliano Delgado (Atajó)

- Alejandro Salinas (Atajado)

- Gastón Kranevitter (Travesaño)

- Franco Ñañez (Gol. 1-0 Colón)

- Juan Galleguillo (Elevó. 0-1)

- Agustín Moreno (Gol. 2-0)

- Benjamín Chupetini (Gol. 1-2)

- Daniel Méndez (Atajado. 2-1)

- Ignacio Salort (Gol. 2-2)

- Julián Luque (Gol. 3-2 Colón).

En la próxima instancia, Colón enfrentará a Ricardo Gutiérrez. La otra semifinal será animada por Alem - Rivadavia.

Lo que se lee ahora