Villa María | alumnos | Estudiantes | presencialidad

Docentes destacan la importancia que genera en alumnos socializar

En poblaciones con menos de 30 mil habitantes los estudiantes retornaron a la presencialidad, por burbujas. Los educadores insisten en el respeto a los protocolos de bioseguridad, y el rol que tienen frente al grupo de alumnos

Los establecimientos educativos de la zona reabrieron sus puertas este martes, en el reinicio del ciclo lectivo luego de las restricciones impuestas por la Provincia, con el objetivo de frenar la ola de contagios. Así, sólo en las localidades con menos de 30 mil habitantes se retomaron las actividades, con expectativa no sólo en los alumnos, sino también en los docentes.

De hecho, los directivos entienden que los alumnos, principalmente de nivel primario, “necesitan estar en la escuela, porque es la manera que tienen de socializar”, destaca Claudia González, vice de la escuela Dalmacio Vélez Sarsfield de Arroyo Cabral. Y coincide con la directora del Ipea 216 de Alto Alegre, Sandra Ferreyra, sobre un regreso “seguro, con la aplicación de todos los protocolos”.

“Nosotros estuvimos las últimas tres semanas sin dictado presencial ya que había auxiliares contagiados de Covid, y luego se sumaron las dos semanas de restricciones”, explicó Ferreyra, y detalló que el regreso se dio “con expectativa, esperanza y mucho cuidado. Se extrema todo lo que podemos, entendiendo que estamos en un momento complicado”.

Valoró la importancia que tiene “la presencialidad escolar para quienes pudieron regresar”, aunque aclaró que el ciclo lectivo no se interrumpió ya que el establecimiento aplica el sistema bimodal, con presencialidad por la mañana y virtualidad por la tarde.

Este martes, más de un centenar de estudiantes ingresaron a las aulas. “Son los alumnos de las burbujas previstas, con no más de 10 u 11 chicos, de primero y séptimo año”, indicó. Y mencionó que con quienes no pueden concurrir en virtud de que a la escuela asisten estudiantes de la zona por ofrecer internado –inhabilitado en la actualidad- “se aplicó la modalidad remota, ya que hay estudiantes de la zona rural que no tienen tanto acceso a la conectividad, entonces terminamos llegando con otras opciones como videollamadas o acercando el soporte papel”.

El desafío permanente de los docentes y directivos es “avanzar para que las propuestas pedagógicas lleguen de una manera u otra”. Consultada sobre el impacto que generó el Covid en la población educativa, Ferreyra mencionó que si bien hubo casos, “desde febrero trabajamos de una manera muy articulada con el COE local, lo que nos permitió evitar brotes. Hubo estudiantes y docentes contagiados, pero no se produjeron dentro del ámbito escolar; es más, nunca se debió iniciar el circuito de protocolo sino que fue el COE el que nos informó del aislamiento de algún estudiante o docente”.

En tanto, Claudia González valoró la aplicación de protocolos de bioseguridad: “Creo que es uno de los lugares donde más se respeta porque los chicos no se sacan el barbijo, solamente lo hacen para comer. Además, está incorporado el uso de alcohol y el lavado de manos, saben que regresan del recreo y deben higienizarse. Los niños lo hacen de manera automática”.

Fue más allá al decir que “ni siquiera hay que decirles que se suban el barbijo, como ocurre con las personas adultas”. Indicó que el establecimiento educativo es una comunidad pequeña y que disponen de burbujas que tienen 11 o 12 alumnos, y que sólo una posee 15, “que es el máximo que podemos tener”.

Cabe consignar que en la escuela regía el programa Paicor, que momentáneamente fue suspendido por la pandemia. Ante ello, “los chicos no almuerzan ni reciben la copa, entonces a las familias se les entrega un bolsón mensual de mercadería”.

Sobre el regreso a las aulas, la docente ponderó la importancia y reconoció que “no es lo mismo desde la virtualidad, tenemos niños que por diferentes motivos, y que son los menos, no tienen los dispositivos para poder conectarse o Internet se corta. En la presencialidad están con el docente en el aula, se sacan todas las dudas y la explicación es muy diferente. Los niños necesitan estar en la escuela por el tema de la socialización, comparten la palabra con sus compañeros, entonces todo eso es de mucha utilidad”.