alumnos | duelo | fallecimiento

Dolor en el deporte local por la muerte de Blangetti

Sufrió un infarto y luchó por su vida como lo hizo en la Afuco y en la Escuela Miyazato de Karate Do, que dirigía. Dejó un gran legado

Falleció ayer una gran persona, un maestro, y desde todos los sectores de la ciudad enviaron condolencias hacia sus familiares.

Edgardo Blangetti dejó de existir ayer a los 61 años. El dolor en todos los ámbitos y lugares en los que se desempeñó fue grande.

Un domingo sin deportes por la pandemia ya es triste, pero mucho más triste fue para los futboleros, para los karatecas de la Escuela Miyazato y para los trabajadores de Sadop, porque el fallecimiento de Edgardo Blangetti, tras estar internado a causa de una insuficiencia cardíaca, generó hondo pesar.

Era el secretario general y titular de Sadop, que emitió por la mañana el siguiente comunicado: “Con profundo pesar, informamos el fallecimiento de Edgardo Blangetti, Secretario General de nuestra delegación. Gracias por tu trabajo incansable, por tu humildad y por tu entrega. Descansa en paz, querido amigo. Que brille para él la luz que no tiene fin”.

Era director y sensei en la Escuela Miyazato de Karate Do, Dojo Caminos. Desde la Escuela Miyazato así lo despidieron: “Desde la Escuela Miyazato de Karate Do - Caminos Dojo, con profundo dolor informamos el fallecimiento de nuestro querido Sensei, Edgardo Blangetti, instructor del Dojo Caminos. Que en paz descanse”.

El secretario de Comunicaciones de la Provincia, Marcos Bovo, comentó en redes sociales: “Edgardo Blangetti tuvo la enorme tarea de continuar el legado de José Caminos en su Dojo. Amable, respetuoso y apasionado, así lo vamos a recordar. Un abrazo afectuoso a su familia y a todos los que practican el karate do”.

También Villa María Deportes lo recordó en sus redes sociales de esta manera: “Con profundo pesar, acompañamos a familiares, amigos y a toda la familia del karate de la ciudad. Edgardo Blangetti ha sido un impulsor permanente del deporte y de los nobles valores que esta arte marcial, a la cual ha dedicado su vida, promueve en la práctica deportiva y para la vida. Continuador del legado del maestro y referente del karate villamariense como lo fue José Caminos, siempre estará en el recuerdo de todos”.

Uno de los alumnos del Dojo Caminos, Omar Catena, manifestó: “Es un día de mucha tristeza. Cuesta encontrar palabras para despedir a un amigo, a un maestro, a un instructor. Todo eso fue Edgardo, una persona que todo lo hacía con pasión, así era su vida, todo pasión por su familia, por el karate, por su trabajo y con esa pasión llegaba al corazón de todos los que llegaron a conocerlo. En el dojo de karate fue como un padre para los más chicos, un guardián para los adolescentes y un confidente para los adultos”.

Agregó: “Se fue un amigo, un vecino del barrio Lamadrid, compinche de travesuras cuando niños en tantas tardes de fútbol en los campitos. Mi corazón y toda nuestra escuela de karate está de duelo. Vivirá en nosotros su figura con el blanco karategui y su pasión”.

En la Afucotrabajó con Carlos Airaldi y Roberto Pérez. También con Diego Bencivenga, que dijo: “A Edgardo lo conocí en 1996. Compartí muchos momentos de fútbol, ocupó varios roles en la Afuco. Luego empezó a trabajar en la parte gremial en el Sadop. Un tipo franco, bueno, muy querido. Me causó mucha tristeza su partida. Condolencias para su familia”.

Sergio Martínez, instructor y amigo de Edgardo, que preside el otro Dojo de la Escuela Miyazato, enfatizó: “El vínculo de amistad con Edgardo era muy grande y, más allá de que nos unía el rol de profesores en la Escuela Miyazato, como instructores los dos empujábamos para el mismo lado y teníamos un mismo objetivo. Una excelente persona, de muy buenos sentimientos, muy fiel a la convicciones de su Escuela del Dojo que el sensei José Caminos siempre transmitió. Dejó un gran legado”.

Mariano Montedoro, coordinador de Instructores de la Escuela, dijo: “Excelente persona, siempre dispuesto a dar una mano. Brindó siempre su amistad para todos en cada uno de los lugares donde se desempeñó. Como karateca tuvo un coraje muy grande, ya que se hizo cargo del dojo José Caminos”.

bovo blangetti.jpg