Deportes | Ameghino | club | liga

"Me encontré con un club excelente"

Adriano Maretto dijo: "Trabajan como un club profesional. Me gusta la exigencia"

Ameghino continúa preparándose con miras a la Liga Argentina y la pretemporada ofrecerá hoy a las 10 la posibilidad de observar la práctica en el Polideportivo Guillermo Evans.

Tras la misma se realizarán entrevistas con los jugadores. Precisamente Adriano Maretto, reciente incorporación del Club Florentino Ameghino sostuvo que “me encontré con un club excelente”.

Analizó la primera semana de entrenamientos, su llegada y dejó sus sensaciones sobre su nueva casa. “Al llegar a Villa María pude ver un club renovado, en el que se siguen haciendo obras actualmente. Lo van a dejar hermoso por dentro y por fuera, porque está trabajando muy bien”, sentenció el base, hijo de Javier Maretto, gloria de Ferro.

Es una de las nuevas caras que presentará Ameghino en la próxima edición de La Liga Argentina de Básquet. El base U23, de 1,89 metro, nacido en Capital Federal el 11 de marzo de 1999, llega proveniente de Central de Ceres, donde jugó a préstamo, ya que su pase pertenece a Libertad de Sunchales.

“Mis sensaciones de empezar los entrenamientos son muy positivas. En los últimos meses no veía la hora de poder practicar. Estaba muy ansioso, esperando que llegara el mensaje en el celular de parte del club para avisarnos de volver a la ciudad y sumarnos a entrenar. Miraba las noticias en la página de la Liga Argentina en busca de este regreso”, confesó Maretto.

Por otra parte, en cuanto al receso provocado por la pandemia, explicó que “en mi caso fue tranquilo, estuve en Sunchales y en los primeros cinco meses no hubo ningún caso en la ciudad”.

En cuanto a lo deportivo “me pude mantener activo los ocho meses de cuarentena, al inicio alquilando unas pesas para trabajar en mi casa, saliendo a correr cuando habilitaron, y después me fui sumando a los entrenamientos de las inferiores de Libertad. En el último tiempo pude sumarme a la pretemporada del ‘Tigre’, mientras iniciaba su preparación con miras a la Liga Nacional”.

Con respecto a su llegada al equipo de Pablo Castro, manifestó: “Me encontré con un club excelente, Ameghino es súper profesional, con gente muy preparada y con ganas de trabajar, entendiendo todo lo que necesitábamos. Los profesionales son súper exigentes que es importantísimo para trabajar entre todos muy duro, para ir en busca de los objetivos”.

“Al llegar a Villa María pude ver un club renovado, en el que se siguen haciendo obras actualmente. Lo van a dejar hermoso por dentro y por fuera”, expresó.

En cuanto a su nuevo hogar, Adriano Maretto declaró que “en este inicio lo más importante es estar fuerte en el tema de los cuidados que tenemos que tener para poder estar entrenando, que será un esfuerzo para nosotros. Tuvimos que mudarnos, y hay que adaptarse a una nueva casa, a la forma de trabajar del cuerpo técnico”.

“Me encontré con un grupo que es muy unido y te hacen sentir mejor. La gente del club te trata muy bien, te ayuda y trata que esté todo en orden para que nos dediquemos sólo a jugar al básquet. Lo que menos me costó es el tema de volver a entrenar porque estuve muy activo en la cuarentena, aunque lo único diferente es el tema de que no podemos tener contacto físico por el protocolo, pero el resto es como cada año para mí”, concluyó el nuevo base de Ameghino.