Deportes | Ameghino | La Liga Nacional de Básquetbol (LNB) | Juan Luis Abeiro

"Me siento en deuda y quiero llegar con Ameghino a la Liga Nacional de Básquet"

Juan Luis Abeiro consideró: "Desde que llegué al club hace 7 temporadas, siempre jugué por lo máximo. El día que no sea así, me voy. Veo el esfuerzo de los dirigentes y el cuerpo técnico y el deseo de los jugadores para llegar"

Juan Luis Abeiro es una de las grandes figuras de Ameghino, que pide pista para ascender a la Liga Nacional de Básquetbol en 2023.

Goleador histórico del “león” y de la Liga Argentina, confiesa su amor por la ciudad y el club en cada entrevista, en cada renovación de contrato y en cada juego.

Lleva 7 temporadas en Ameghino y destaca: “Esta puede ser la que todos soñamos. No quiero mufar, pero siempre salimos a ganar la Liga desde el primer partido. Es un proyecto espectacular que Pablo Castro y la dirigencia del club gestaron y falta dar el paso a la Liga Nacional”.

Nacido en La Plata el 23 de diciembre de 1988, el gigante de 1,98 metros considera con buen humor: “Salvo yo, tenemos un equipo joven, en pleno crecimiento mientras nos encaminamos a pelear el primer puesto en la conferencia”.

Siempre entre los líderes en puntos y en rebotes, con buen promedio de asistencias y casi sin faltas a la hora de jugar de punta a punta la Liga Argentina, es junto a Abel Aristimuño referencia de un plantel que quiere llenar de alegrías la ciudad. “Ameghino llevará a Villa María a la Liga Nacional y Villa María nos ayudará a lograrlo”.

“Llegar al final con más resto”

Abeiro señala: “Comenzamos el año con muchas ganas de jugar. Después del receso volvimos con las pilas recargadas y cuesta al principio retomar el ritmo de juego, pero lo hicimos muy bien ante Deportivo Norte”.

Precisamente, los de Armstrong fueron uno de los 3 equipos que vencieron al “león”, que logró su victoria 16 y es tercero. “Fue un partido duro, pero logramos destrabarlo al final del último cuarto”.

Insiste: “Empezamos bien, se puso duro en determinado momento cuando se acercaron y pudimos sacar una diferencia final grande (97-80), que no se reflejó a lo largo del partido, pero era nuestra búsqueda, desgastarlos para llegar al final con más resto”.

“Llevar a Ameghino donde merece”

El lunes recibirá a Tucumán BB y contará con “la incorporación de Joäo Vitor Franca dos Santos (un brasileño de 2,13 metros), vamos por una victoria que afiance este buen comienzo de año y ayudarlo a que se adapte lo mejor posible al juego del equipo y a la ciudad”.

Señala: “Será de suma importancia y nos dará una alternativa más. No lo he visto jugar en otros equipos, pero se sumó con muchas ganas, se nota que es un tipazo y hay que acoplarlo rápido”.

En cuanto a los objetivos, considera: “Ameghino desde que yo llegué en 2017 juega por lo mismo. El día que no juegue para ganar la Liga, o que pierda ese sueño, me voy. Cuando entro, lo único que quiero es que el equipo gane y llegue lo más arriba posible”.

Reseña: “En 7 temporadas en el club, conociendo bien a los dirigentes y al cuerpo técnico, me siento en deuda. Quiero llevar a Ameghino donde se merece, por todo lo que hace, por todo lo que me ha dado, por el esfuerzo que hace, estaría bueno darle esa alegría de llegar donde se merece estar, que es en la Liga Nacional”.

Se eligieron mutuamente

Sostiene: “Siempre elegí quedarme y no me han dejado ir”.

Asume con simpatía su séptima renovación. “No sé si me renovaron por bueno o por malo. Por buena persona quizás. La verdad es que estoy muy contento de sentirme un villamariense más y de ser parte de este gran proyecto”.

Añade: “Nunca me voy a cansar de decir que estoy muy agradecido, al igual que mi familia al club. Mi intención es darle cada día más para hacer más grande al club”.

Goleador histórico

El goleador histórico de Ameghino en la Liga Argentina y de la segunda categoría del básquetbol nacional entiende que “Córdoba es una provincia muy fuerte. Ha sido protagonista en los últimos años, y tanto San Isidro como Barrio Parque serán nuestros principales rivales en esta temporada”.

Añade que “habrá otros rivales fuertes en la zona, se reforzarán. Será muy duro porque entraremos temprano en los playoffs, y hay que llegar lo mejor posible a esa instancia, en la mejor ubicación para aprovechar la localía”.

Destaca: “Ya sabemos que uno llega y al resto no le alcanza. El año pasado estuvimos cerca y en la anterior Liga nos quedamos con una espina clavada. Sabíamos que el ganador del duelo ante Unión tendría grandes chances de ascender, y así fue. Nos ganaron y no lo podían creer, porque habíamos jugado 35 minutos geniales, pero en 5’ se pierde un juego de playoff. Eso nos debe servir de aprendizaje para lo que viene, porque esa instancia es así”.

Remarca: “Hoy tenemos un equipo con un potencial enorme, con muchos chicos, salvo yo. Ya no son chicos, se convirtieron en hombres, y estoy orgulloso de haber formado parte de ese proceso en el que han crecido tanto y verlos jugar hoy en gran nivel como a Lezcano es un orgullo”.

Campeón del Torneo Federal con San Lorenzo de Chivilcoy y Estudiantes de Olavarría, llegó en 2017 a Villa María, tras militar en Facundo y San Martín de La Rioja, Rocamora y en la Liga Chilena. Jugó las 7 temporadas en el “león”, donde fue campeón en la Liga Nacional 3x3 en 2018. Estima: “Mi sueño es ascender con esta camiseta. Quiero mucho a este club”.

Analiza el futuro y asegura que “es difícil para un basquetbolista enamorarse tanto de una ciudad. Nuestra vida es así. Somos profesionales y mañana te tenés que ir a otro club. Voy a estar hasta donde me quieran. Ojalá se extienda mucho tiempo, porque es lo que queremos con mi familia”.

En las buenas y en las malas

Con Abel Aristimuño compartió este proceso. “Nos conocemos de memoria, con sólo mirarnos sabemos si estamos cansados o felices. Tenemos una gran relación”.

Sobre el “padre de la criatura”, Pablo Castro, dice: “Es extraordinario su trabajo. Llegó a un club que experimentó en una década un crecimiento exponencial, desde la infraestructura hasta el proyecto deportivo. Su visión y la de la dirigencial son extraordinarias”.

Finalmente se dirigió a la gente de Villa María. “Es genial y me trata de maravilla. A veces pueden acompañarnos y otras veces se juega un lunes o un miércoles y les cuesta. Ojalá llenen la cancha. Jugamos para llevar a la ciudad a la Liga Nacional de Básquetbol”.