ansiedad | tendencia | varones

Fiestas de egresados: un abanico de precios y nuevas tendencias

A contrarreloj. Tras la habilitación de los festejos de fin de curso, egresados y adultos salieron a buscar indumentaria. Qué ofrecen las tiendas y cuánto sale vestirse. "Chicas y chicos llegan al negocio con fotos que sacan de Internet", coincidieron

Un momento para siempre. El egreso es una foto que queda marcada en la retina de cualquier persona, más allá del tiempo y los años que vayan pasando.

Tras la habilitación de los eventos masivos por parte de las autoridades, alumnos y padres salieron corriendo a buscar vestimenta para la ocasión.

Las nuevas tendencias, los colores, el cambio de zapatillas por los tradicionales zapatos en los varones, y el conjunto de dos prendas de top y falda en las mujeres, son algunas de los cuestiones que sobresalen.

El modelo de Internet como referencia y los precios. Puntal Villa María recorrió comercios de referencia y dialogó con los encargados de vestir de gala a los egresados.

Ellas

Florencia Borghi, encargada del comercio Mila Kabreski, dijo: “Hay mucha ansiedad por parte de las chicas, también como el evento estaba en duda y se decidió hace muy poco, han salido todos de golpe a buscar”.

Además agregó: “Hoy se están inclinando mucho por un conjunto para luego tener la versatilidad de volver a usarlo o un vestido completo. Los tonos son nut, pastel y negro, pero va variando y depende de la personalidad de cada chica. Tenemos la confección de un pantalón por ejemplo, otras van de corto”.

-¿Cómo es el papel de las madres?

-Las mamás eligen sus conjuntos para acompañar a sus hijos, en ese sentido no buscan opacar pero sí estar bien presentadas para la ocasión. Ayudamos a que vayan con algún detalle o composé con sus hijos”.

-¿Qué valor promedio tiene un vestido o conjunto en el local?

-Hay conjuntos desde 9500 pesos, lo que sería falda y body, y esto sube a 30 mil pesos y más también, tenemos variedad. Va de acuerdo con la elección.

En el local, donde también realizan el tapabocas para que quede en composé con el vestido, también se refirieron al tiempo de antelación para la confección de la prenda: “Un mes de antelación. Estamos trabajando mucho, no solo con chicas de Villa María sino también de la zona, han venido a de Ausonia, Hernando, Ticino y Justiniano Posse por citar algunos pedidos”.

En el mismo sentido Brenda Sandrone, encargada de Casa Bies, comentó: “Veo que volvió la ilusión, se quieren involucrar en el tema. Nosotros además del vestido vendemos una experiencia, brindamos una cita de una hora, durante la que se acompaña y asesora a las chicas. Generalmente traen una foto y a partir de ahí avanzamos”

Sandrone, además, puntualiza: “Tenemos la posibilidad de adecuarlo al cuerpo de cada egresada, con lo cual se hace a medida. Se va de acá con un vestido para ella. Usamos nuestras propias telas que traemos desde afuera, luego contamos con un stock de prendas únicas”.

- Teniendo en cuenta el contexto, ¿qué has observado de la celebración de este año?

-Ha sido todo muy rápido, y ahí creo que ha bajado la calidad de fiesta, optamos en el momento de la pandemia y quietud total, de hacer cosas intermedias, con detalles, bordados y listos, que tiene un valor aproximado a los 30 mil pesos. Este año sentimos que se han acotado las fechas por la situación epidemiológica. Hay chicas que no tienen la fecha. A muchos les avisaron hace 15 días de la fiesta, y eso hace que influya en lo económico.

-¿Qué tendencias son las que marcan este egreso?

-Las egresadas están optando por las dos prendas, top y falda, que lo hace un poco más canchero por así llamarlo, para que luego lo usen con otra ropa.

Para finalizar y respecto a los pedidos, Brondone dijo: “Depende de lo que elijan, lo ideal son dos o tres meses de antelación, teniendo en cuenta esta situación nos aggiornamos a los tiempos. Hemos hecho vestidos en una semana”.

Ellos

Marcelo Morelli, encargado de Status, expresó: “La búsqueda de los chicos es muy variada, por ahí llega uno que quiere un traje rojo, pero la mayoría busca un ambo clásico (gris, azul o negro) que le sirva para otras ocasiones”.

Además agregó: “También se busca el conjunto sport, que sería un saco con un pantalón distinto, que generalmente va con un pantalón de gabardina tipo corte plat (chino)”.

-¿Las zapatillas ganan terreno en lugar de los zapatos?

-Hay una tendencia de usar el traje con zapatillas reemplazando al tradicional zapato. En ese sentido las de color blanco son las más elegidas, que se usan con una remera abajo o camisa y corbata.

Sobre la decisión de los jóvenes y los gustos, dijo: “Normalmente toda la familia opina, aunque se impone lo que el chico quiere, que muchas veces viene con una foto que sacó de Internet”.

Apuntando a los precios y cuánto cuesta un traje promedio sostuvo: “ Un ambo de saco y pantalón está entre 30 y 35 mil pesos, después hay algunas telas más caras, la camisa tiene un valor aproximado de 7 mil pesos y una corbata 1500”.

En el mismo sentido, Facundo Colusso, dueño de Thompson, analizó: “Los chicos y los padres están con muchas ganas, venimos de casi dos años en los que no hubo eventos ni fiestas y todos se quieren liberar un poco”.

Sobre las nuevas tendencias explicó: “Es amplia, hay sacos con brillo, otros con detalles en los cuellos y bolsillos, hay variedad y surtidos. Por suerte los jóvenes se prestan a la variedad y no se encajan en un negro o azul”.

“Nosotros tenemos una variedad de precios amplia y nos amoldamos a la situación de cada chico, si el año que viene sigue estudiando abogacía, tratamos de ubicarlo y

orientarlo de acuerdo a la complejidad económica que atraviesa el país. Comenzamos desde los 14 mil pesos”, dijo sobre las alternativas.

Para finalizar, puntualizó: “Todos vienen con el celular con el modelo de traje que quieren tener o el look, eso a nosotros nos ayuda para saber qué es lo que quieren. Llegan como la imagen de Messi o ayer nos pasó que uno quería el corbatín de River de Gallardo. Eso nos simplifica el trabajo, porque vienen con una idea clara de lo que pretenden. Después nos podemos poner a jugar en colores y texturas”.

El tiempo corre y las ansiedades tambien, propuestas sobran al igual que las tendencias juveniles. Hay para todas las billeteras.