Deportes | ansiedad | bicampeonato | condiciones

"Trabajar para que nada cambie en Tío Pujio"

Ayrton Páez es el goleador y la figura de un Atlético Ticino que va por el bicampeonato. "Ganamos en casa como queríamos, pero ahora hay que buscar el objetivo. El cansancio se siente, y enfrente hay un rival muy duro"

Ayrton Páez aparece siempre, en las fáciles y en las difíciles. En su fútbol dinámico e impredecible no existen pausas, y se encargó de encaminar el triunfo de Atlético Ticino en la final de ida de la Liga Villamariense de Fútbol.

El “10” es de pocas palabras, y es cauto aunque está a un paso de la gloria. Habla con su juego diferente, su voracidad para hacerse cargo del equipo cuando más lo necesita, y de buscar siempre la pelota, para dibujar algo distinto.

En plena pretemporada, los actuales finalistas jugaron dos partidos amistosos. Igualaron 0-0 en Ticino, y en Tío Pujio convirtió un golazo de tiro libre para darle el triunfo por 1-0 a Atlético Ticino.

El pasado domingo se hizo cargo del primer tiro libre, pero Fabián Montiel voló para evitar el gol. En el segundo no falló. Fue el gol de la tranquilidad, que le permitió a su equipo campeón manejar los tiempos y confirmar su mejor andar con otra conquista de Lautaro Monje en el complemento.

Páez sólo afirma que “el 2-0 fue muy bueno, porque fue un partido muy duro, como todas las llaves que nos tocó afrontar para llegar a esta final. Por suerte la victoria quedó en casa”.

Aclaró que “dimos sólo el primer golpe. No significa nada haber ganado en casa. Ahora hay que trabajar con más tranquilidad, pero más que nunca, pasar una excelente semana, mucho mejor que la anterior, para poder llegar al objetivo en una cancha muy difícil como es la de Yrigoyen en Tío Pujio”.

Acerca del invicto como local en todo el torneo dijo: “No somos invencibles, pero nos hicimos fuertes en Ticino. Conocemos los espacios, y tratamos de aprovecharlos para dejar los 3 puntos”.

Recuerda que “en Tío Pujio pude convertir de tiro libre. Es fortuna, no se trata de trabajar tanto en las pelotas detenidas, sino de tenerse fe en el momento de patear”.

Señaló que “a la suerte hay que buscarla, y el piso de la cancha estaba mojado. Traté de que picara, pero Fabián (Montiel) estuvo atento en el primer tiro libre, y lo pudo sacar al córner. Por suerte el segundo entró”.

“A la altura de la circunstancia”

Ayrton Páez consideró que “puede ser que haya jugado a favor nuestro el ritmo futbolístico. Es obvio que cuando un equipo viene con rodaje, y el otro estuvo más de un mes inactivo, se pueda sentir adentro de un campo de juego”.

Explicó que “Atlético Ticino trató de estar a la altura de una final. Es una circunstancia muy especial para todos, y no hay ‘peros’ que valgan”.

Estimó que “Hipólito Yrigoyen es un equipo muy duro, juega bien, y en Tío Pujio será muy difícil poder ganarles, pero iremos a intentarlo nuevamente, como lo hicimos en todas las canchas. No se pueden buscar excusas, y no sirven en estas circunstancias. Hay que ganar cuando y donde te toque”.

Remarcó “la buena labor defensiva de Atlético Ticino. Hubo mucha solidez, y como delantero sé que cuando te topas ante una última línea que no te otorga ventajas, que no tiene fisuras, es muy difícil para los delanteros poder pasar. Estuvimos muy bien en defensa, muy concentrados ante un equipo con buenos delanteros”.

“Para que nada cambie”

El goleador del campeonato con 14 conquistas manifestó que “lo ideal es que en Tío Pujio nada cambie. Cambia la cancha, pero trabajaremos para que nada cambie”.

Afirma que “nosotros observaremos lo que debemos mejorar con respecto a la primera final, y mantener lo que hicimos bien. No me parece que tengamos mucho para cambiar en nuestra propuesta, pero siempre se puede jugar mejor”.

Señaló que “seguramente que tendremos una mejor versión para mostrar, pero no es fácil hacerlo en las finales, con tanto en juego”.

Imagina que “Hipólito Yrigoyen tendrá que arriesgar más, y nos van a quedar más espacios para jugar en su cancha. Nosotros no vamos a especular, y si las cosas no salen como queremos, tendrá que aparecer el sacrificio de todos para poder lograr el objetivo que nos propusimos”.

“No contagiarnos de la ansiedad”

Remarcó que “la gente de Atlético Ticino nos brinda un apoyo enorme. Es muy lindo poder jugar ante tanta gente, en una cancha con buen piso y con semejante respaldo”.

Argumentó que “nosotros no tenemos que contagiarnos la ansiedad de la gente”.

Añadió que “hay que tener mucha paciencia en las finales. Más ante un rival muy bueno”.

Indicó que “el jugador tiene que tener la mente fría, prepararse para lo que toque afrontar en Tío Pujio, y trabajar de la mejor manera toda la semana, más fuerte que nunca para poder llegar en inmejorables condiciones al partido del domingo”.

“Se dio lo que buscábamos”

Ayrton Páez recalcó que “se dio lo que buscábamos, que era dar el primer golpe de la final en Ticino, pero eso sólo nos asegura una tercera final”.

Manifestó que “será duro en Tío Pujio, como también lo fue en Ticino. El resultado es bueno, pero no garantiza nada”.

Explicó que “el cansancio se siente, porque jugamos muchos partidos en pocos días. En el final del año se junta el cansancio físico con el cansancio mental”.

Insistió en que “no hay ‘peros’ que valgan en estas finales. Hay que entregar todo en cada pelota, y salir en Tío Pujio como lo hicimos en Ticino, buscando ser protagonistas”.

Sostuvo que “precauciones hay que tener siempre, como las tuvimos en nuestra cancha, pero hay que buscar el triunfo que nos permita alcanzar el objetivo”.

No le dio mayor trascendencia al posible bicampeonato, o al cuarto título personal y el quinto del club. “Son estadísticas, y no estoy pensando en los títulos o en quedar en la historia del club, sino en ganar”.

Si bien se quedó con las ganas de jugar el partido de vuelta ante Acción Juvenil, reflexionó sobre la participación en el Torneo Federal explicando que “fue un orgullo participar, pero ahora hay que pensar en el partido que viene, que es una final. Después habrá tiempo para hacer un balance”.

atl ticino final hy en ticino.jpg