Villa María | aportes | comienzo | galpones

Con créditos para construir galpones buscan mejorar la producción láctea

Se busca pasar del 26% al 32% de rendimiento. Villar, titular de la entidad crediticia, explicó que desde el martes estarán disponibles, con financiación total. Busso instó a productores y pidió declarar economía regional a la lechería

Con el objetivo de mejorar la línea de producción, que permitirá aumentar 6 puntos porcentuales los índices en el tambo según las estimaciones oficiales, la Provincia dispuso el lanzamiento de una línea de crédito para la construcción de galpones sustentables. Se trata de un fondo especial de 500 millones de pesos de aporte al sector productivo que estarán a disposición de los productores para cubrir la totalidad de cada proyecto.

La iniciativa, que fue presentada por el propio gobernador Juan Schiaretti, apunta mejorar los registros lecheros para pasar del 26% al 32% en cantidad de producción, entendiendo que la infraestructura garantiza un confort de los animales, por lo que se pretende salta de entre 17 a 20 litros de promedio actuales a 30 litros por animal en un futuro no muy lejano.

“Bancor está continuamente comprometido con la política del gobierno, pero también con todas las iniciativas de la producción; en este caso, lechera”, destacó Daniel Tillar, titular de la entidad, quien recordó que Córdoba es el primer industrializador de leche en el país “y mucho tiene que ver la cuenca de Villa María y los industriales de la zona”. “A partir de acá anunciamos una línea de créditos para construir galpones que permitan encerrar las vacas y que los tambos puedan incrementar la productividad”, precisó.

El propio funcionario mencionó que al analizar la situación previo a la decisión de apostar al financiamiento se encontraron con índices relevantes de mejora con este tipo de infraestructura en comparación con los tambos sin galpón. “La vocación es estar siempre relacionados con el sector agroalimentario, impulsando y apoyando los proyectos que permitan una extensión de la frontera, pero también aquellos que otorguen mayor valor agregado o mejoras en la productividad”, insistió.

La línea de créditos ya cuenta con convenios con empresas constructoras de este tipo de infraestructura y prevé un financiamiento del 100% del galpón con un plazo de hasta 48 meses y 12 de gracia, con tasas que van desde el 26% al 32%. Sobre el volumen que tendrá el programa propiamente dicho, Villar destacó que inicialmente se destinarán unos 500 millones, aunque el ministro Busso –Sergio, de Agricultura- adelantó que la demanda por este tipo de infraestructura será muy grande. “Obviamente que, si la diferencia de productiva es tan grande, claramente vamos a tener que responder a una demanda mayor y una vez agotado avanzaremos con más”, puntualizó.

Busso, quien se sumó en el diálogo con Villar, explicó que inicialmente los fondos permitirán la construcción de galpones. “Es un modelo bueno de financiamiento que seguramente se podrá repetir con otras cuestiones vinculadas a toda la actividad productiva láctea. El objetivo final de mejorar la productividad tiene mucho que ver con el bienestar animal, con las condiciones climáticas. Todos sabemos que los indicadores mejoran cuando aparecen mejoras en la infraestructura, entonces esto vendría a ser el comienzo de un camino para consolidar la producción”.

Lechería, economía regional

Schiaretti, en su mensaje, volvió a fijar una postura clara y contundente sobre la necesidad de que las actividades productivas como la lechería sean declaradas economía regional para reemplazar el pago de retenciones por la tributación de Ganancias. Desde hace un tiempo, tanto Córdoba como Santa Fe impulsan esta iniciativa que aún no encuentra respuesta por parte de las autoridades nacionales.

Más allá de lo que aporta Córdoba al Estado nacional en materia de retenciones, que según el propio gobernador son un castigo a la productividad, Busso insistió en que no es necesario “declarar a la lechería como economía regional porque ya lo es”. “Hace unos meses atrás, en San Francisco coincidimos en que tiene que serlo y por ende no debe tener retenciones. La lechería significa arraigo, territorialidad y tiene toda la particularidad de una economía regional”, subrayó.

Fue más allá al mencionar: “Con todos esos recursos que aporta Córdoba se podrían hacer caminos, escuelas, hospitales, viviendas. Creemos que hay que tomar decisiones y no naturalizarlas, eliminándolas de manera gradual a cuenta de Ganancias para que de esa manera se pueda coparticipar en Nación, Provincia y Municipio. Hay veces que se dice que las retenciones sirven para el país en un momento de desigualdad e inequidad, pero en realidad hace 15 años que están y la pobreza, en lugar de bajar, sube. Esto quiere decir que se emplean mal los recursos, que son utilizados por Nación simplemente para subsidiar a Capital Federal y Gran Buenos Aires con los aportes de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires. Entonces hay que ponerlo en agenda para empezar a devolverle los recursos al interior productivo”.