Villa María | apuesta | extranjero | firma

Desarrollo local permite a la ciudad tener una estación de carga para autos eléctricos

"En un futuro, y mucho más rápido de lo que la mayoría cree, circularán este tipo de vehículos y necesitamos estaciones de carga", destacaron desde la firma. El "surtidor" está en el centro

Un innovador desarrollo local permite a la ciudad disponer de una estación de carga para automóviles eléctricos. La propuesta fue puesta en marcha este martes y permitirá incluir a Villa María entre las localidades que disponen de este tipo de dispositivos, que cada vez tienen mayor auge. El Municipio acompañó el lanzamiento efectuado por la empresa Noso, una firma de raíces locales y con 64 años de trayectoria.

Ahora, en el estacionamiento que se encuentra en el Centro Cultural Leonardo Favio se encuentran los surtidores, que permitirán en una primera etapa la carga gratuita. “Esto es un desarrollo 100% nacional pensado hacia el futuro y lo que se viene, que es la modalidad eléctrica”, sostuvo el ingeniero Matías Ruiz al dar cuenta de la estación. El lugar sólo permitirá la carga de vehículos con potencia hasta 20kv, quedando fuera, por ejemplo, motocicletas eléctricas y hasta monopatines, tan de moda en estos tiempos por las calles de la ciudad.

Sobre la metodología, el especialista explicó que el usuario podrá disponer de una tarjeta que habilita la carga e iniciar la gestión. Todavía no se definió cómo se aplicará la carga, aunque inicialmente será sin costo para el usuario. El tiempo “varía según la autonomía del vehículo, es decir dependiendo de la batería. Para realizar unos 300 kilómetros el vehículo necesitará una carga rápida de aproximadamente 4 a 5 horas”.

En tanto, el también ingeniero Santiago Barrera explicó que disponer de un lugar de este tipo en la ciudad “la amplía hacia el futuro. Si bien aún no hay autos en Villa María que se puedan enchufar acá, sí hay muchos en Córdoba capital y seguramente van a estar de paso por la ciudad. Pero además muy pronto seguramente tendremos este tipo de vehículos que podrán utilizar este tipo de carga”, dijo. Y que en realidad se hace un planteo si primero “se instala el cargador, o esperamos que haya vehículos eléctricos. En este caso se apuesta por el cargador, para que el punto esté y aparezca en mapas entonces la gente que circula lo tiene presente”.

Comparó cómo anteriormente se hacía con estaciones de GNC a la hora de planificar un viaje “que no estaban presentes en todos lados. Esto es algo similar y esperamos que la movilidad se torne cada vez más hacia los vehículos eléctricos”. Finalmente, sobre el desarrollo de la estación de carga, el ingeniero Matías Galasso explicó que hace tres años presentaron los primeros modelos en la Automecánica, en Buenos Aires, “y se siguió evolucionando hasta la actualidad. Este es el primero que instalamos en vía pública, aunque hay varios proyectos más de instalación. La idea es seguir evolucionando con el método de carga y cargadores”.

Explicó que la fabricación es netamente local y que sólo el 20% corresponde a insumos extranjeros. “La parte de carga, lo que sería el enchufe, no se fabrica en el país y sí o sí se trae del exterior”, dijo.

Apertura de mercados

Alberto Allasia, gerente de producción de la firma, explicó que llegar a este desarrollo llevó años de diseño. Y entendió que este tipo de estaciones seguramente comenzarán a instalarse en lugares estratégicos como hoteles o barrios privados. “No es lo mismo llegar a un hotel de Villa María y que te digan que tienen un cargador eléctrico, entonces así podés ir a descansar mientras el auto se está cargando”, explicó.

La intención es llegar a diferentes mercados, tantos del interior del país como el extranjero, con un desarrollo 100% villamariense. En la actualidad, la firma consolidó su producción en países limítrofes, pero también en Europa, principalmente en Italia. “El 30% de todos los componentes electromecánicos y electrónicos para automóviles se exporta. Y la idea es llegar con esta iniciativa también, incluso en países como Uruguay, Chile y Paraguay, que ya tienen autos eléctricos. Acá –por el país- estamos un poco retrasados, pero ya van a llegar”, dijo.

Con relación a la competencia precio-calidad de productos similares, Allasia indicó que “con la calidad, seguro, y en precio estamos bastante parejos. No le tenemos miedo, ante mismas condiciones”. La apuesta a generar estaciones de carga, aún cuando en el país no es habitual la presencia de rodados con esta tecnología, se da entendiendo que “en un futuro, y mucho más rápido de lo que la mayoría cree, van a circular. Si se abre el mercado y los autos eléctricos están. Hay un Nissan y una Kangoo con esta tecnología; pero si mañana se habilita la entrega de 20 vehículos que ya fueron adquiridos, seguramente van a circular y por ende habrá necesidad de cargadores”.

Ante ello, consideró que el desarrollo “no es para hoy, sino hacia el futuro. El nicho para la comercialización puede ser desde un country hasta una vivienda particular, dependiendo de quién lo compre. Si en tu casa vos podés tener uno, tendrá una autonomía aproximada de 250 a 300 kilómetros, y donde llegués vas a necesitar un cargador. De esta manera, podés tener un cargador en tu vivienda”.

Puso como ejemplo el auto Volt, que tiene un desarrollo a lo largo de 4 años y una autonomía de 100 kilómetros, por lo que “puede ser considerado para el manejo dentro de la ciudad, o como segundo auto. Incluso se puede usar hasta para repartir mercadería, porque es lo que se viene. Tenemos 64 años de desarrollo en la ciudad y con nuestros ingenieros, nuestros laboratorios no paran”, cerró. En la charla con los especialistas se pudo conocer la abismal diferencia en cuanto a costo que implicaría recorrer los mismos kilómetros con un vehículo eléctrico a uno traccionado por combustible líquido, que demanda 90% más de recursos que el rodado eléctrico: “Cuando un rodado convencional recorre determinada cantidad de kilómetros con 500 pesos, esa misma distancia la podés hacer con 50 pesos con un vehículo de este tipo”.

IMG_20211102_111159.jpg