Deportes | Argentina | puesto | tiempo

Argentina perdió con Lituania y su objetivo será el séptimo puesto

En Letonia, cayó 107 a 81. Jugó Bautista Ott y anotó 2 puntos. La final: EE.UU. - Francia

La Selección Argentina U19 perdió 107 a 81 ante Lituania, y hoy se despedirá del Mundial de Básquetbol Masculino, que se desarrolla en Letonia, definiendo el séptimo puesto ante Senegal.

Perder el sueño de ser campeón mundial al caer ante Serbia (89 a 83) pegó fuerte en el ánimo de los dirigidos por Daniel Farabello, que no tuvieron las respuestas necesarias para pelear por el quinto puesto, que disputarán Lituania y España (venció a Senegal 83-67).

La final enfrentará a Estados Unidos (derrotó a Canadá 92 a 86) y a Francia (venció 75 a 69 a Serbia).

En el comienzo de la reclasificación, Argentina se topó con un rival fuerte y contundente que estuvo acertado de tres puntos, y lo venció claramente: 107 a 81.

El pivote de Ameghino, Bautista Ott, fue el primer recambio utilizado por Farabello, y convirtió el último doble de un primer tiempo que finalizó 34 a 14, marcando tendencia para Lituania.

Argentina sintió el impacto físico y anímico del tremendo desgaste realizado el viernes ante Serbia por los cuartos de final y cayó sin atenuantes. Franco Méndez y Silvano Merlo se combinaron para 40 puntos con 21 y 19 respectivamente. Lituania anotó 16 triples con 48% de efectividad y forzó 23 pérdidas.

La presión de Lituania y algunas desatenciones, lo hicieron caer en una temprana desventaja 26-5 en los primeros minutos. El aluvión ofensivo de los europeos se extendió por todo el período con una notable efectividad de tres puntos (7 de 12) para cerrar el primer cuarto con una ventaja de 34-14.

En el arranque del segundo cuarto, Argentina recuperó algo de terreno haciendo lo que mejor sabe: correr. Limó la desventaja imprimiendo mayor velocidad. Contribuyó también que la efectividad de Lituania bajó a cifras más terrenales. Surgió la figura de Franco Méndez (15 puntos en el primer tiempo). Menos pérdidas, más efectividad y 29 puntos en el parcial permitieron que Argentina se pusiera a 10, pero Lituania cerró mejor el período: 58-43.

En el tercer capítulo, de la mano de Méndez y con apariciones de Merlo y Corbalán en ataque, descontó la diferencia a un solo dígito (61-52), pero una serie de errores sobre el final del capítulo le devolvieron la confianza a Lituania, que empató el parcial 21-21 y mantuvo la diferencia de 15 (79-64).

El último segmento fue todo de Lituania. Argentina se quedó “sin piernas” para seguir remando desde atrás y su rival fue contundente. Aprovechó cada error, estuvo muy acertado de 3 puntos y cuando falló, sus internos se encargaron de mantener vivas las ofensivas o de convertir en segunda oportunidad. Merlo y Méndez siguieron intentando desde el perímetro, pero no alcanzó. Lituania fue contundente, metió 28 puntos en el parcial, sacó su máxima y cerró el partido 107-81.

Derrota sin atenuantes de Argentina ante un rival superior, que fue uno de los mejores del torneo y cayó ante Francia en tiempo suplementario. Argentina jugará hoy por el séptimo puesto ante Senegal (por primera vez en su historia entre los 8 mejores, tras caer sólo ante Estados Unidos y España).

Síntesis: Lituania (107): Marciulionis 10, Rubinas 11, Tubelis 9, Krivas 8 y Lelevicius 14. Ingresaron Kneizys 6, Sargiunas 5, Preibys 6, Jocius, Robstavicius 10, Pivorius 6 y Stenionis 22. Entrenador: Gediminas Petrauskas.

Argentina (81): Azpilicueta 1, Méndez 21, Díaz 7, Rodríguez Ortega 8 y Juan Fernández 9. Ingresaron Ott 2, Copes, Merlo 19, Corbalán 10, Pérez 2, Rossi, Burgos 2. Entrenador: Daniel Farabello.