Deportes | Argentina | partido | final

El Seleccionado U19 de Argentina cayó ante Serbia ajustadamente

En Letonia, perdió 89 a 83 en cuartos de final. Ahora irá en busca del quinto puesto

El Seleccionado Argentino U19 de Básquetbol Masculino se despidió del sueño de acceder a semifinales del Mundial, al caer ante Serbia por un ajustado 89 a 83.

En un partidazo, la Selección U19 cayó por 89-83 y quedó fuera de la lucha por el campeonato, y buscará reubicarse para obtener el quinto puesto. Hoy enfrenta a Lituania a las 9 por la reclasificación.

Sin minutos para el pivote de Ameghino, Bautista Ott, y un colosal desempeño de Juan Fernández, con 33 puntos y 16 rebotes, el trabajo de la Selección Argentina U19 masculina fue digno.

Serbia lo superó en un partido vertiginoso y agotador, en el luchar no alcanzó para ganar. Juan Fernández fue el máximo anotador con 33 puntos en 29 lanzamientos. Mateo Díaz convirtió 19.

Serbia, uno de los tres invictos del certamen, se mostró más efectivo, consistente y con más variantes en los momentos decisivos.

Desde el arranque se vio un duelo entre dos equipos con estilos similares. Se prestaron a jugar a un ritmo alto, de muchas posiciones y con el contragolpe como principal opción ofensiva. Por eso, durante todo el primer cuarto se intercambiaron el liderazgo. Argentina contó con una gran versión de Fernández y Díaz para arrancar, que cargaron con la ofensiva. Pero las pérdidas y los fallos desde la línea de tiros libres le jugaron una mala pasada y el primer cuarto favoreció a Serbia por 21-20.

El segundo cuarto de Juan Francisco Fernández fue sencillamente sensacional. Anotó de todas las formas posibles y con alta efectividad. Exigió la pelota y se hizo cargo. Pero el desgaste fue grande, porque el partido se volvió aún más vertiginoso de lo que venía siendo.

El ala-pivote argentino metió 11 de los 16 puntos de Argentina en el parcial. Serbia sumó cada vez que pudo correr, por lo que cada pérdida argentina se pagó caro. Con dos triples consecutivos al final y la generación del lúcido Nikola Jovic, Serbia sacó máxima de seis al entretiempo: 42-36.

En el tercer cuarto, Serbia concentró sus energías en neutralizar a Fernández, y Argentina tuvo serios problemas para encontrar vías de gol alternativas o meterse en la pintura. El otro factor fue que se agrandó la brecha de efectividad entre ambos equipos. Serbia mejoró sus porcentajes de tres puntos y con un parcial de 21-17 se puso al frente por 63-53.

En el último cuarto, Serbia pareció quebrar el partido. De hecho, sacó máxima de 18 de la mano del talento de Nikola Jovic. Pero Argentina volvió a dar otra muestra de corazón y no se rindió. A puro coraje y carácter se mantuvo en juego gracias a las apariciones de Merlo, Corbalán y Méndez, que aportaron una necesitada cuota de gol. Llegó a ponerse a 6 a falta de 1’43’’, pero no alcanzó. Los arrebatos de final no entraron y Serbia fue letal desde la línea de tiros libres para marcar el 89-83 final.

Argentina se metió entre los ocho mejores, fue competitivo ante rivales muy poderosos y adquirió un valioso roce internacional. Hoy enfrentará a Lituania a las 9, en las semifinales por el quinto puesto, su anteúltima presentación, que definirá si el domingo juega por el quinto lugar o por el séptimo.

Síntesis: Serbia (89): Petar Kovacevic 6, Jovic 26, Aleksa Kovacevic 2, y Stefanovic 15. Ingresaron Petrovic 11, Medarevic 5, Joksimovic, Musikic 9, Belic 4 y Scobalj 11. Entrenador: Zoran Lukic.

Argentina (83): Azpilicueta 3, Merlo 6, Díaz 19, Rodríguez Ortega 8 y Fernández 33. Ingresaron Pérez 2, Méndez 5, Corbalán 7, Rossi, Ott, Burgos y Copes. Entrenador: Daniel Farabello.

Lo que se lee ahora