Nacionales | Argentina | acuerdo | Dólar

Para Marx, "la dolarización no es el mecanismo apropiado para la Argentina"

Consideró que "en general tiene caídas en sus precios de exportación, por lo que le conviene una política monetaria más autónoma"

El economista Daniel Marx consideró ayer que "la dolarización no es el mecanismo apropiado para la Argentina", ya que el país "tiene poco comercio con Estados Unidos y en general tiene caídas en sus precios de exportación, por lo que le conviene una política monetaria más autónoma".

Marx consideró que "hay que buscar que el peso sea valorado como tal", al tiempo que sostuvo: "Creo que es una tarea que no le hemos dado tanta importancia y terminamos saltando con este tipo de soluciones que no terminan siendo tales".

Acuerdo frágil

Al referirse al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló que "las dos partes lo presentan como un acuerdo relativamente frágil y lo defienden porque dicen que la alternativa era peor", explicando que por el lado de Argentina "entrar en default hubiera tenido consecuencias negativas fuertes sobre la economía y las relaciones internacionales".

En tanto, indicó que "del lado del FMI dice que es un programa, que más bien lo justifica porque la plata ya la tenía otorgada y es una manera de administrar el crédito".

"Tendremos que buscar algo que supere los problemas más que justificarlo porque la alternativa era peor. Me parece que ahí hay una materia pendiente. No digo que haya sido malo, pero podría haber sido mejor", remarcó.

Plan de estabilización

Asimismo, señaló que "la Argentina es un país que viene arrastrando una inflación muy elevada y se tendría que buscar un plan de estabilización que tenga una macroeconomía coherente en términos de lo fiscal y lo monetario pero también que pueda atraer mucha inversión, de manera de movilizar los recursos, dar crecimiento y hacer que, en el tiempo, vayan mejorando los ingresos fiscales".

En relación con las perspectivas de acá en adelante en materia económica, aseguró que "siempre hay posibilidad de mejorar", aunque advirtió: "Si uno pone dinero en la calle pero sin oferta de bienes y servicios porque la política solo mira un lado de la vidriera y lo de-sarrolla en desproporción a la otra, va a terminar en más inflación".

Al respecto indicó que "la inflación ya es muy alta y el desequilibrio viene porque no tenemos oferta suficiente y no estamos dando los medios para desarrollar la producción de manera que haya competencia y oferta mayor y, con eso, equilibrar oferta con demanda y, en consecuencia, tener menos inflación".

Presión impositiva muy alta

Consideró que "la presión impositiva sobre la economía en blanco es muy alta. Tenemos una economía informal creciente y tuvimos división entre formal e informal, gente pasándose de un lado a otro, que, en definitiva, no es algo normal en un país donde haya más equidad con respecto a las reglas del juego y más competencia en consecuencia", concluyó.