Deportes | Argentino | giordano | berazategui

Española derribó al "lobo"

Sólo había un gol en "El Prado" y con el tiro del final de Marco Mancilla el "gallego" empezó a sumar y bajó de la cima a Argentino. Previamente, el arquero Juan Pablo Giordano le contuvo un penal a Pedro Berazategui

Lo que no mata fortalece. Tanto en el fútbol como en la vida, cuando se logra escapar de una situación límite, suele suceder que aparecen en escena oportunidades inesperadas que otorgan felicidad.

Española le ganó 1-0 a Argentino en “El Prado”, donde el “lobo” llegó puntero y entonado, dispuso de un penal, pero Juan Pablo Giordano se lo contuvo a Berazategui.

Era un partido de un gol y en el final apareció el olfato de Marco Mancilla para atropellar y enviar a la red con el muslo una pelota que fue a buscar al segundo palo.

Los “gallegos”, que no habían sumado en el torneo, lograron una victoria revitalizadora y el “lobo” se quedó con la pena máxima.

Sólo había un gol

El partido no terminó de armarse nunca y, aunque amagaron con alguna jugada que permitió escapar al aburrimiento, no regalaron el partido esperado.

Había buenos pies en cancha, pibes capaces de aportar atrevimiento y jugadores maduros que entienden el juego, que se perdió en las fricciones, resueltas con buen criterio por el debutante árbitro Matías López (21 años).

Apresurado por ganar, Argentino fue a buscar el gol que lo mantuviera en la punta desde el primer minuto, cuando un largo envío de “Cumbia” Luciani abasteció a Cristian Fernández, quien probó la seguridad del pibe Giordano.

El “1” tuvo una gran labor y volvió a intervenir para rechazar con el pie izquierdo un remate de Candiotto, que empezó encendido, pero se fue apagando.

Eso sucedió con Argentino, que hasta los 10’ pareció un “lobo” astuto, decidido, mandando sobre el balón, pero fue ingresando en la lucha que le propusieron los volantes locales, y cayendo en el recurso de las ráfagas de buen fútbol de Benjamín Martínez, quien ganó alguna infracción, que le permitieron llegar mediante la potencia del remate de Berazategui con pelota parada, que esta vez no hizo daño.

Argentino perdió el balón, la ambición y luego el partido. Española le copó el medio con una buena labor de Depetris, Alassia y Olmedo, que formaron un “triángulo de las Bermudas”, donde desapareció el juego de Argentino.

Aunque le costó llegar a Luciani, Española terminó en campo rival, con Mancilla realizando un perfecto trabajo sucio, para sacar a su equipo del fondo, y llevarlo cerca del área rival, donde sólo Ferreyra dispuso de una clara opción tras un tiro libre, pero elevó (45’).

Igual, Luciani tuvo más participación que Giordano, contuvo disparos de larga distancia de Depetris (32’) y Pérez (43’), lo que indica que el líder desdibujó su imagen.

Sintió la ausencia de Martino para mostrarse sólido y con presencia. Aunque Piovano empujó en el complemento, le faltó más conexión y elaboración de juego.

A Martínez lo marcaron con fiereza y estuvo al filo de la expulsión en un duelo áspero con Pérez (ambos fueron amonestados), pero le alcanzó para desequilibrar.

Cuando los centros cruzados complicaban al “gallego”, que tenía a Ferreyra como un puntal defensivo en el juego aéreo, el defensor central terminó cometiéndole penal a Martínez, quien recibió de Berazategui y fue derribado por el “2”, tras quebrar su cintura y provocar su caída. Penal.

Los dirigidos por Romero tenían el partido en su poder, porque era 1 gol lo que se requería para llevarse los 3 puntos de un juego cerrado y friccionado. Sin embargo, emergió la figura del pibe Juan Pablo Giordano para volar contra su palo izquierdo y dejar con la pena máxima a Berazategui (18’).

Allí empezó otro partido. Española salió fortalecido y Argentino se fue del partido y no le encontró la vuelta. Romero probó con los ingresos de Ñáñez y Gaitán, pero ya no generó peligro y cayó en el juego que le convenía al local.

Con poco, el “gallego” avisó con un centro de Mignola que Luciani rechazó con su pie (20’) y con otro tiro de esquina de Mignola que peinó Mancilla hizo volar al “1” (24’). Sería la fórmula del triunfo.

Después que Valle apelara a los ingresos de Tais para abrir fuego enviando centros por izquierda, y de Pratto para acompañar a Mancilla, el “Gordo” recibió el centro que esperó todo el partido, y la metió con el muslo para derribar de la cima al “lobo” con el tiro del final. Lo que no mata fortalece.

Síntesis

Asociación Española: Juan Pablo Giordano; Tomás Marqués, Lorenzo Ferreyra, Jeremías Moreno y Fabrizio Molar; Facundo Mignola, Mauricio Alassia, Maximiliano Depetris y Francisco Pérez; Ezequiel Olmedo y Marco Mancilla. D.T.: Diego Valle.

Argentino: Leonel Luciani; Agustín Centeno, Mauro Chipana, Matías Piovano y Tomás Cacciavillani; Facundo Turina, Pedro Berazategui e Isaías Candiotto; Cristian Fernández y Benjamín Martínez Oliva; y Gustavo Martínez. D.T.: Christian Romero.

Gol: S.T. 39’ Marco Mancilla (AE).

Cambios: S.T. 24’ Isaías Ñáñez y Uriel Gaitán por Turina y Gustavo Martínez (A); 28’ Agustín Tais por Francisco Pérez (AE); 34’ Valentín Pratto por Ezequiel Olmedo (AE); y 47’ Lucas Giordano por Marco Mancilla (AE).

Suplentes: Agustín Castillo, Alejandro Carranza, Santiago Balocco y Joaquín Perón (AE); y Gino Valenti, Tomás Peralta y Valentín Genaro (A).

Incidencia: S.T. 18’ Juan Pablo Giordano (AE) le contuvo un penal a Pedro Berazategui (A).

Amonestados: Francisco Pérez, Jeremías Moreno y Ezequiel Olmedo (AE); y Tomás Cacciavillani, Benjamín Martínez y Mauro Chipana (A).

Árbitro: Matías López.

Asistentes: Nahuel Gómez y Benjamín Sanabria.

Cuarto juez: Mateo Carrizo.

Reservas: Asociación Española 2 (Franco Fogliatto y Francisco Re) - Argentino 1 (Tomás Peralta).

Estadio: Asociación Española.