Policiales | arresto | hombres | cibercrimen

Dos detenidos en Villa María y Las Perdices por graves episodios de índole sexual

En un cortadero de ladrillos, a las afueras de Villa María personal policial detuvo a un hombre, acusado de abusar sexualmente de su hija. En tanto, en Las Perdices, cayó otro individuo por tenencia y distribución de material de abuso sexual infantil

Dos hombres, uno de Villa María y otro de Las Perdices, fueron arrestados en las últimas horas por delitos contra la integridad sexual de terceros.

Los procedimientos, llevados a cabo a las afueras de ambas ciudades, fueron ordenados en las últimas horas por la fiscal de Instrucción de Segundo Turno, Juliana Companys.

En esta ciudad, en un predio ubicado en cercanías del Parque Industrial, donde funciona un cortadero de ladrillos, la magistrada solicitó que se haga efectiva la detención de un trabajador, quien fue imputado por el presunto delito de abuso sexual.

Fuentes judiciales aseguraron que la víctima del aberrante episodio fue la hija del detenido, quien denunció el hecho en la Unidad Judicial.

La causa ingresó a la Fiscalía de Companys, quien rápidamente ordenó la detención del sujeto sindicado como el autor del hecho.

Participaron del arresto un equipo de cibercrimen de la Dirección de Investigación Operativa (DIO), a cargo de Luis Micheli, y personal de la brigada de investigaciones de la Policía de la Provincia de Córdoba.

Juliana Companys también solicitó en Las Perdices, localidad ubicada a 55 kilómetros de Villa María, la detención de un hombre de 33 años por el supuesto delito de tenencia y distribución de material de abuso sexual infantil.

Puntal Villa María pudo saber que la investigación de este hecho se originó a partir de la denuncia que efectuó un organismo internacional, que vela por los derechos de niños desaparecidos o explotados.

El informe de dicha institución fue puesto a disposición de la sección de Cibercrimen de la DIO, que tras un arduo trabajo logró individualizar al autor del incidente.

En las últimas horas, el equipo de la DIO, junto a personal de la brigada de investigaciones de dicha ciudad, diligenciaron un allanamiento, que tuvo lugar en un campo de producción ganadera ubicado en inmediaciones de la localidad de Las Perdices.

En dicho lugar, los uniformados lograron acreditar los extremos denunciados y secuestraron material probatorio, que permitiría demostrar la veracidad de los hechos denunciados.