Nacionales | Atalaya | robo |

Turistas bajaron a comprar medialunas en Atalaya, quisieron robarles y todo terminó en tiroteo

Un policía que estaba de civil se enfrentó con tres delincuentes que quisieron robarle a una familia que frenó a comprar en el tradicional parador Atalaya. Uno de los ladrones huyó y los otros dos quedaron detenidos

Un robo a turistas en el playón del tradicional parador Atalaya, en la Autovía 2, desembocó en un tiroteo, luego de que un policía que estaba de civil se enfrentara con tres delincuentes, de los cuales dos resultaron detenidos, uno de ellos herido, y otro logró escapar.

El hecho ocurrió un rato después de mediodía, cuando una familia que iba camino a la costa atlántica, en pleno recambio de quincena, había bajado a comprar medialunas.

En ese momento, asaltantes que llegaron en un Volkswagen Up blanco intentaron sustraerles del Jeep Renegade, que había quedado estacionado, un reproductor de música tipo iPod y otras pertenencias.

image.png

Los ladrones se hubieran salido con la suya si no fuera que la alarma del vehículo empezó a sonar y una mujer gritó insistentemente: "Me robaron, me robaron", mientras su pareja lograba recuperar el dispositivo que se estaban llevando.

El sargento Marcelo Giménez -del Cuerpo de Infantería de Avellaneda-, que estaba de civil y de franco de servicio de la fuerza bonaerense, se identificó como policía y les dio la voz de alto.

Como respuesta, uno de los delincuentes le disparó y trató de atropellarlo con el vehículo.

Fue entonces cuando el efectivo desenfundó el arma reglamentaria y lo hirió de gravedad.

Sonaron dos tiros que sembraron el pánico entre los clientes que estaban en el local aprovisionándose de las famosas medialunas.

Uno de los acompañantes intentó escapar a pie, pero otros agentes que habían llegado alertados por el 911 lo atraparon.

En tanto, un tercer sujeto logró escabullirse y desaparecer y era buscado de manera intensa.

Todo lo sucedido quedó registrado por las cámaras de seguridad.

Los detenidos fueron identificados como Brian Federico Torales, de 30 años, y Diego Hernán Cabilla, de 47, este último herido de bala y trasladado al Hospital de Chascomús.

La investigación quedó a cargo del fiscal Jonatan Robert de Chascomús, quien imputó a los acusados por tentativa de hurto y por violar el artículo 289 del Código Penal relacionado con la falsificación.

las más leídas