Provinciales | ataque | familia | DAIA

Brutal agresión antisemita a una familia ortodoxa en Valle de Punilla

Dos hombres los interceptaron en un auto, comenzaron a golpearlos y a insultarlos con términos descalificadores hacia su condición religiosa. La Justicia los detuvo ayer y les imputó daños, lesiones y amenazas.

El Valle de Punilla fue el escenario del brutal ataque antisemita a una familia ortodoxa, que fue abordada por dos personas que viajaban en auto y les cerraron el paso a su vehículo, mientras les proferían insultos que hacían alusión a su condición religiosa.

El hecho se registró el miércoles pasado cuando los turistas se movilizaban desde La Falda a La Cumbre, y se difundió públicamente ayer cuando desde la Daia y el Ministerio Público Fiscal del gobierno de Córdoba dieron a conocer la detención de los dos agresores que quedaron imputados por los delitos de daños, lesiones y amenazas agravados por el odio religioso.

De acuerdo con el relato que una de las víctimas hiciera a Infobae, la agresión se produjo cuando Max C. (42) (quien prefirió no revelar su apellido) manejaba su auto desde La Falda hacia La Cumbre, la ciudad donde pasan sus vacaciones desde hace 30 años.

Max iba con su esposa, sus cinco hijos (entre ellos un bebé) y su suegra de 91 años de edad. A la altura de Villa Giardino, un auto Subaru en el que iban dos hombres se les puso a la par y comenzó a insultarlos por su condición de judíos.

En medio de la persecución, aceleró para tratar de dejar atrás al Subaru, pero no lo logró. “Aumentaron la velocidad para seguirme de cerca hasta que lograron encerrarme en una rotonda, se bajaron del auto, empezaron a darle patadas al mío y a maldecirnos. ‘Judíos de mierda, váyanse de acá. Hay que matarlos a todos’, nos gritaban”, contó Max a Infobae.

El conductor decidió bajar del coche para intentar dialogar con los atacantes, pero recibió una golpiza y más insultos.

“Caí mareado al piso y me golpeé la cabeza. Mis hijos y mi esposa vinieron a socorrerme, pero también los golpearon y los maldijeron”, contó Max. C..

Acto seguido, los agresores le rompieron los lentes y le sustrajeron el teléfono celular a uno de sus hijos cuando intentó registrar el ataque.

Cuando llegaron a La Cumbre, hicieron la denuncia a la Policía y el domingo ampliaron la presentación en la Fiscalía de Cosquín.

“Quiero destacar el apoyo que recibimos de la Daia, de la Fiscalía y de la Policía de la Ciudad de Córdoba”, afirmó el hombre que, tras el ataque, se hizo revisar por un médico amigo. “No tengo lesiones, sí varios moretones y mucho dolor”, agregó.

El titular de la Daia Córdoba, Luis Klinger, repudió el ataque antisemita que sufrió la familia e informó sobre la detención de las dos personas que protagonizaron el grave incidente.

La Provincia, a través del Ministerio de Seguridad, confirmó que se procedió, por disposición de la fiscal Paula Kelm, "a la detención de los sujetos sindicados como responsables de las agresiones a la familia que vacacionaba en Córdoba y que fue agredida por su condición de judía".

"Me acaban de confirmar desde la Justicia que ordenaron la detención de las dos personas involucradas en la agresión a esta familia judía", señaló Klinger al programa Pura Verdad de FM Pulxo.

Klinger repudió el ataque, al igual que lo hizo la Daia a nivel nacional.

La fiscalía ordenó tres allanamientos que dieron resultado positivo. Se secuestraron los automóviles utilizados y los detenidos fueron trasladados a la alcaidía de La Falda, donde les imputaron los delitos de daños, lesiones y amenazas agravadas por el odio religioso.

Daia Argentina y su delegación en Córdoba repudiaron el violento ataque.