Nacionales | Báez Sosa | Juicio | rugbiers

Caso Báez Sosa: comenzó el segundo día del juicio contra los ocho rugbiers

En la segunda audiencia declaran amigos de la víctima que estuvieron aquella noche en Villa Gesell, cuando Fernando fue golpeado hasta morir.

Cerca de las 10 de la mañana comenzó la segunda audiencia del juicio oral contra los ocho rugbiers acusados de asesinar a Fernando Báez Sosa.

Minutos antes del arranque, desfilaron por la entrada del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores amigos de Fernando que declaran como testigos. Todos ellos estuvieron presentes aquella noche fatídica del 18 de enero de 2020 y también fueron víctimas de agresiones por parte de los acusados.

En el inicio de la jornada, el primero que tomó la palabra fue Oscar Rossi, suegro de Fernando. Con respecto a Julieta, novia de la víctima, se espera que en alguna de las próximas jornadas del juicio también declare como testigo, ya que estuvo en Villa Gesell compartiendo las vacaciones con el joven.

"Fernando estaba acostado esperando que lo ingresen a un cajón", dijo su suegro al verlo en la morgue

Oscar Rossi, el suegro de Fernando Báez Sosa, graficó hoy cómo vio aquel 19 de enero de 2020 al joven, quien ya había fallecido tras haber sido golpeado brutalmente por un grupo de rugbiers que están siendo juzgados por homicidio.

"Te juro que no le deseo a nadie ver lo que yo vi en el cuerpo de Fernando, ni un cazador para un animal", dijo quebrado Rossi, quien recordó que ese verano él había ido a vacacionar a Pinamar y se trasladó a Villa Gesell cuando recibió un llamado de su hija, Julieta, la entonces novia de Fernando.

"Papá venite, yo estoy en la Comisaría y Fernando en el hospital", recordó que le dijo la joven, mientras que acerca de Julieta, dijo que no está en condiciones de declarar y "afrontar" este juicio y que está bajo tratamiento psicológico.

Rossi señaló que Fernando era un "ser humano increíble, extraordinario y muy bueno" y describió también que se encontró a los padres del joven ese 19 de enero del 2020 en la morgue para reconocer el cuerpo.

Además, indicó que la entonces fiscal de instrucción Verónica Zamboni, a cargo entonces del caso, le explicó lo que había ocurrido y que a su hija le pidió una prenda que ella tenía en sus manos y que, momentos antes, había llevado puesta Fernando Báez Sosa, para los estudios de ADN.

Esa fue una prueba clave, pues el cotejo de los rastros genéticos de esa prenda luego se hizo con otras que pertenecían a los rugbiers implicados.

Hoy toman la apalabra los amigos de Fernando

Los amigos que se están en la sala son Franco Corazza, Tomás D'alessandro, Juan Manuel Pereyra Rozas, Matías Figueira, Federico Raulera y Lucas Filardi.

Antes del arranque del debate, pasadas las 9:30, los papás de Fernando dijeron presente junto a Burlando quien se detuvo con la presan para explicar como será la jornada de este martes: "Los testigos de hoy van a ser claves porque muchos de ellos reconocen a los autores del crimen".

Por último, familiares de los jóvenes testigos también ingresaron a la sala del TOC 1 junto al pin "Justicia por Fernando". Con barbijo puesto y sin dar declaraciones se observó la llegada de Marcos Pertossi, papá de Lucas.