Villa María | barrio | obra | vecinos

Continúa la polémica por un edificio de la costanera

Vecinos de barrio Palermo continúan reclamando y aseguran que la obra no cumple con las reglamentaciones vigentes

Vecinos de barrio Palermo argumentan que desde el año 2017 realizan pedidos al Municipio para frenar el avance de “El Paseo Amalfi”, que prevé la construcción de 160 departamentos y una veintena de locales comerciales.

Otro de los reclamos tiene que ver con que alrededor del 70% de la construcción se encuentra en "zona inundable", según sostienen desde el centro vecinal.

Indican además que han realizado un reclamo formal a nivel provincial, más precisamente a APRHI (Administración Provincial de Recursos Hídricos), lo cual a raíz de este escenario, la obra se encuentra parada desde hace varias semanas.

Oscar Giovanella, presidente del centro vecinal de Barrio Palermo, asegura: “Desde el año 2017 al enterarnos de que acá se iba a realizar una gran obra, nos pusimos en alerta y reunimos la firma de más de 100 vecinos y también presentamos notas al Municipio para que se expidiera sobre este tema”. “Nuestro gran temor es que colapsen los servicios”, subrayó Giovanella.

Por su parte, Jorge Teobaldi, vecino del barrio, agregó: “La problemática que tenemos viene desde el año 2011, este terreno había sido destinado por el centro vecinal a una plaza del barrio, en su momento cuando se hizo la usucapión nos presentamos para oponernos y como no teníamos personería jurídica, no se nos dio lugar”.

Teobaldi se lamentó diciendo que la plaza nunca se pudo hacer y que la calle nunca se pudo abrir, por lo cual al unificar los terrenos el código de edificación en la ordenanza indica que toda la propiedad que dé al río puede construir hasta cinco pisos de altura y todo el barrio en la parte interna solo dos pisos.

El vecino también dijo que la construcción se realizó a pesar de ser una zona inundable. “Estamos salvaguardando a la gente que va a invertir acá”, concluyó.

“Consideramos que como vecinos nos vemos perjudicados tanto en lo ambiental como en la visual del barrio y en el momento en que haya una inundación el edificio va a ser como una especie de represa y nos vamos a sentir perjudicados todos”, manifestó el vecino.

El Municipio

Desde el Municipio, el secretario de Ambiente, Obras y Servicios Públicos manifestó que el código de edificación está bajo norma de edificación y toda aprobación.

La única discusión que se está dando ahora tiene que ver con la línea de ribera con datos que facilitó APRHI, es decir que le compete a la Provincia, se hizo la línea de ribera y se aprobó como provisoria, la misma entidad modificó las distancias, por lo tanto una punta del edificio da a tope de línea de ribera.

Asimismo, la Municipalidad, a través de un decreto, resolvió suspender la construcción de la obra en las últimas semanas tras conocerse la determinación de la línea de ribera definitiva, que fue publicada en el Boletín Oficial de la Provincia.

Regueira contó que se conformó una comisión de interpretación del código, que se tendrá que expedir al respecto, de la cual participan el colegio de arquitectos, el colegio de ingenieros y de ingenieros especialistas, el colegio de técnicos y maestros mayor de obra.