Deportes | belgrano | ascenso | River

Vuelo de "golondrina"

Sieracky estimó que "el jugador de ascenso es golondrina, vuela de un lado a otro"

La golondrina es el ave migratoria más famosa del mundo.

Por eso Víctor Sieracky dijo: “Fui un jugador de ascenso; como siempre digo, un jugador golondrina”. Un experto en ascensos.

Pese a lograr 5 ascensos, consideró: “Mi carrera fue humilde. No me olvido del baby en el Santo con Miguel Ramírez, ni las inferiores en Alumni, donde empecé con Abel Volta. Siempre recuerdo la nota que hizo ‘Titina’ Bravín sobre el perro que se llamaba Ben Hur, que era del canchero Ramón. Era uno más de nosotros”.

“Jugar en Córdoba fue una ventaja, pero además era un sueño ir con un sándwich de mortadela y la botella con jugo a jugar contra Talleres, Instituto o Belgrano. Me tocó ver al Alumni de los 80 hasta aquel del Provincial 91 con Santoni y Arbarello. Equipazos para ir a jugar torneos Nacionales”.

Así empezó el sueño

Sieracky jugó con Maximiliano Albornoz, Carlos Heredia, Oliva, Fernández, Figueroa. “Mi viejo no me iba a ver a mí, iba a ver a Roberto Casas. ¡Qué jugador! Un día llegó a Belgrano y me decían que lo había llevado yo. ‘Negrín’ podía jugar en cualquier club”.

Recordó: “Abel Volta, Jesús Bargel, ‘Kikí’ Etrat me dirigieron en inferiores. Fue una época espectacular. Jugué con Fede Ferrer, Guillermo Álvarez, Martín Bernadó y la ACF nos potenció a todos”.

Explicó: “Viajar a Córdoba cada 15 días para enfrentar a los mejores de allá era muy especial. También ir a Mendoza a jugar el torneo de la Vendimia”.

Destacó: “Superar una prueba me abrió la puerta de River. Fui con Gustavo Aguilera, Albornoz, Heredia. Nos llevó Omar Gallo, y quedé. Llegamos al Monumental y jugaban el clásico en reserva”.

Manifestó: “Estuve 2 años en River. No me di cuenta de la posibilidad que tuve. En el cuello de botella quedé afuera, pero vivir en River es un pueblo inmenso, algo soñado. Tuve a Héctor Pitarch, Adolfo Pedernera, Delem, Jorge Busti y como entrenador de arqueros a José Pintado, hermano de David, que luego fue presidente”.

Indicó: “Jugué con Santiago Solari, Matías Biscay, el ayudante de campo de Gallardo, que es más grande que yo. Compartí con los arqueros Alejandro ‘Flaco’ Saccone y Joaquín Irigoytía”.

Estimó: “Pensé que Gustavo Aguilera llegaría, porque lo vi entrenar con la Primera en la que estaban Francescoli y Ortega. Era un sueño verlos y entrenar más aún”.

Precisó: “Quedé libre y Abel Volta me llevó a probar a Belgrano con ‘Negro’ Nieto. Mi DT fue ‘Mingo’ Ceballe. Jugué con Darío Sala, ‘Loqui’ Zárate, ‘Topo’ Gigena, Laciar, ‘Tota’ Medina, Gonzalo Massó en el Belgranito. Después tuve la suerte de jugar con mi amigo Federico Ferrer. Debuté contra Talleres, y fui con mis hermanos. Ganamos 1-0 en el Kempes y terminó a cancha llena. El clásico cordobés es maravilloso”.

Resaltó: “Firmé contrato, pero arriba tenía al ‘Flaco’ Bernardo Ragg y a Darío Sala. Ascendimos a Primera División en el ‘98. Debía esperar, pero la ansiedad hizo que me apresurara. Estuve 3 años”.

Afirmó: “Pucho Arraigada me bancaba, pero no era fácil que un grande como Belgrano se la jugara por un pibe en el arco cuando se estaba jugando el ascenso primero y en Primera después”.

Señaló: “Uno crece en la cancha y siempre recomiendo que el arquero ataje. Porque yo era el tercer arquero, pero no jugaba. Mi error fue no jugar en la Liga local”.

Sieracky detalló: “Volví después de 3 años a Alumni, que me abrió las puertas en el ‘99, y jugué en el equipo que salió campeón en la ACF con ‘Pepe’ Suárez, pero compartía con Tello la titularidad. Me salió la chance de irme a Tiro Federal de Rosario y empecé a jugar torneos de ascenso”.

Pasó por 16 clubes en total. “Después de Belgrano tuve la oportunidad de ir a Francia. No se dio porque tuve códigos. En Rosario jugué Argentino ‘A’. Volví y gané el Apertura en Yrigoyen, donde perdimos por penales la final con ‘Chacho’ Peñaloza. Eduardo Ferrer me llevó a Tres Arroyos, donde Huracán ascendió al Argentino A, a la B Nacional y jugó la promoción contra Lanús. En San Martín de San Juan jugué B Nacional. Después ascendí al Argentino A con Racing de Olavarría, luego lo logré con Santamarina y en mi despedida con Racing en Olavarría”.

Lo que se lee ahora