Internacionales | Biden | Estados Unidos | Senado

Biden se aseguró la mayoría en el Senado por el resto de su mandato

El Partido Demócrata alcanzó la cifra clave de 50 bancas tras confirmarse la victoria de su candidata en Nevada. Leve predominio republicano en la Cámara de Representantes

El gobernante Partido Demócrata retuvo el control del Senado de los Estados Unidos en las elecciones legislativas, un gran triunfo que hará más difícil a la oposición republicana frustrar la agenda del presidente Joe Biden en los dos años restantes de su mandato.

No obstante, y aunque con resultados muy por debajo de sus expectativas, el opositor Partido Republicano se encaminaba a obtener una delgada mayoría en la Cámara de Representantes, luego de las elecciones del martes pasado, en las que el desempeño demócrata fue mucho mejor que el esperado.

La cadena CNN y otros medios proyectaron que la demócrata Catherine Cortez Masto retuvo la banca del Senado de Nevada, con lo cual el partido que controla la Casa Blanca se queda con 50 de los 100 escaños de esa cámara.

Eso les asegura a los demócratas una mayoría, pues la vicepresidenta Kamala Harris, en su carácter de presidenta del Senado, mantendrá el poder de desempate en las votaciones que ha tenido desde la asunción de Biden, en enero de 2021.

Los republicanos tienen hasta ahora 49 escaños y falta definir el del senador por el estado de Georgia, lo que se hará en un balotaje en diciembre.

"Hemos hecho muchas cosas y haremos muchas más por el pueblo estadounidense", dijo el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, que atribuyó la derrota republicana a la sombra que el expresidente Donald Trump echa sobre el partido.

El gran derrotado

El líder republicano, bajo su lema de Hagan a Estados Unidos Grande Otra Vez (que en inglés se abrevia por sus siglas MAGA), hizo campaña por cientos de candidatos a bancas del Congreso en los comicios del 8 de noviembre, con suerte variada.

De todos modos, Trump, que sigue sosteniendo que Biden le robó la elección de 2020, tiene previsto lanzar esta semana su precandidatura para volver a competir por la Casa Blanca, algo que podría reeditar su duelo de hace dos años contra el actual presidente.

"El pueblo estadounidense rechazó -y rechazó sólidamente- la dirección antidemocrática, autoritaria, repugnante y divisionista en la que los republicanos MAGA querían llevar al país", agregó Schumer.

Analistas han destacado que, en general, a los candidatos del Partido Republicano menos comprometidos con el discurso de Trump les fue mejor que a aquellos que el expresidente respaldó con mayor determinación.

Entre ellos están Adam Laxalt, el postulante derrotado en Nevada, y Mehmet Oz, protagonista del revés republicano en Pensilvania, único estado donde la banca del Senado en juego pasó a un partido diferente del que la venía ocupando.

Biden celebró el logro desde Asia, adonde asistía a una cumbre, y también achacó a Trump el magro desempeño de los republicanos en las elecciones para renovar el Congreso.

El presidente, de 79 años, ha dicho en público y privado que tiene intenciones de aspirar a la reelección y que se presentaría con mayor determinación aún si Trump, a quien considera una amenaza para la democracia, también se lanza a la carrera.

Ayer dijo desde Camboya que las mentiras de Trump de que hubo fraude en 2020, entre otras cosas, han provocado una crisis de identidad en el Partido Republicano.

"Se lo escuché a alguien de la prensa: 'Todo lo que ha hecho Trump es revelar lo que es el Partido Republicano. Creo que lo que tienen que decidir ahora, como hemos hecho nosotros en el pasado, es quiénes son", agregó.

Con los resultados en Nevada ya decididos, Georgia es el único estado donde ambos partidos aún compiten por un escaño en el Senado. El senador demócrata Raphael Warnock se enfrentará al retador republicano Herschel Walker en una segunda vuelta el 6 de diciembre.

El control demócrata del Senado garantiza un proceso más fluido para los nombramientos en el gabinete y las designaciones judiciales de Biden, incluidas las posibles vacantes en la Corte Suprema.

El partido también mantendrá el control sobre las comisiones que tienen poder de realizar investigaciones o supervisar al Gobierno, y podrá rechazar leyes aprobadas por la Cámara de Representantes si los republicanos se la arrebatan a los demócratas.

Definición pendiente

Según las cadenas de TV, los republicanos tendrán una mayoría de apenas cinco escaños en la Cámara de Representantes, de 220 contra 215, lejos de la diferencia de decenas de bancas que esperaban lograr en las elecciones a mitad del mandato de Biden.

Sin embargo, ya anticiparon que usarán esa ventaja en la Cámara baja para lanzar investigaciones parlamentarias contra la administración Biden y sus allegados.

Las elecciones se celebraron en un contexto de alta inflación y de descontento con los fuertes aumentos del precio de los alimentos y combustibles.

Sin embargo, Biden no solo no sufrió el gran voto castigo que se esperaba, sino que incluso realizó la mejor elección de mitad de mandato de un presidente estadounidense en 20 años.

Analistas atribuyeron esto al crecimiento económico y la creación de empleos y también a la alta movilización del electorado para defender el derecho al aborto.

Lo que se lee ahora