Regionales | bioseguridad | briner | Brote

Bell Ville refuerza los controles y pide compromiso en un finde XL

Luego de analizar las dos primeras jornadas de caminata y esparcimiento, el Municipio no descartó anularlas ante el incumplimiento de las normas de bioseguridad. Desde hoy y hasta el lunes evaluarán la situación con profundidad

El pasado fin de semana se inició el período de esparcimiento y caminatas, que permite a vecinos salir a lo largo de una hora diaria -dependiendo de la terminación del DNI- a caminar en un radio de hasta 500 metros del domicilio.

Antes de esto, las autoridades municipales de la región consensuaron un protocolo (avalado por el COE Provincial) que fija pautas de bioseguridad, no sólo para evitar el contagio del Covid-19, sino para que las mismas no se transformen en un espacio de reunión de vecinos.

En algunos lugares no hubo inconvenientes y los propios mandatarios destacaron el compromiso asumido por los vecinos en materia de cuidados y prevención. Pero en otros, como en Bell Ville, la situación fue irregular a punto tal que las autoridades no descartan suspender la medida si se repiten desde hoy y hasta el lunes.

Ernesto Borrageros, secretario de Coordinación de Gabinete, confirmó a PUNTAL VILLA MARÍA que, ante lo sucedido el fin de semana anterior, para este prevén reforzar los controles, aunque lo que principalmente se evaluará “es la medida de autocontrol de la gente”, que es algo muy personal y no tienen la “capacidad para frenarlo”.

En la charla, demandó una “respuesta de la sociedad” bellvillense, incluso en un finde XL, que tendrá una jornada más de recreación con motivo del feriado del lunes por conmemorarse el 25 de Mayo.

“Este fin de semana haremos una evaluación de lo que ocurra, esperando que no se repita lo que pasó el anterior”, sentenció, aunque aclaró que pueden entender que hacía muchos días que la gente no salía pero debe “existir el respeto de determinadas normas”.

“Las condiciones climáticas fueron óptimas para salir, pero se dieron situaciones que no se pueden repetir”, dijo y puso como ejemplo que encontraron a gente “paseando en auto, en motos, compartiendo espacios públicos. Hubo reuniones familiares como si prácticamente se tratara de un fin de semana normal, cuando no es así”.

Entendió que ante ello se apuntará a un mayor control, pero puso énfasis en que “la gente respete más. Habrá más controles de tránsito, de espacios públicos con Policía Federal y de la Provincia” y luego evaluarán “cómo sucede todo”.

En esta línea, entendió que la prueba de tres jornadas de esparcimiento será clave para determinar si siguen con la misma metodología o si la cambian. “Quizás se pueden cambiar días o horarios, o a lo mejor se puede quedar así si la gente respeta”, puntualizó.

“Tenemos un día más este finde semana. Después del lunes analizaremos. También debemos tener en cuenta la cuestión epidemiológica”, dijo y sobre esta última consideró que desde hace varias semanas no ha sufrido cambios en la ciudad, ya que no se registraron nuevos contagiados.

Tras conocerse los primeros resultados de la evaluación efectuada el último fin de semana, el propio intendente Carlos Briner se mostró preocupado por lo ocurrido. “No se cumplió la normativa que creó esa flexibilización”, resumió el jefe municipal y agregó: “Es un tema de responsabilidad ciudadana y de cuidado. Tenemos el ejemplo de Córdoba de los últimos días y es a lo que no queremos llegar”.

La alusión corresponde a que capital dispuso levantar las jornadas de esparcimiento ante un brote de Covid-19, lo que obliga a los habitantes a continuar en sus hogares bajo estricta cuarentena.

“Queremos volver a nuestra libertad acostumbrada pero con responsabilidad. A eso es a lo que tendemos, pero tenemos que ayudar todos”, remarcó.

Avanzan los proyectos de estación transformadora y lagunas sanitarias

Pese a la cuarentena, la Municipalidad de Bell Ville avanza en dos obras que considera clave para el crecimiento de la ciudad. En conferencia de prensa desarrollada en las últimas horas, Borrageros hizo referencia a la nueva estación transformadora de Epec y a la ampliación de las lagunas sanitarias.

Sobre la primera, el Municipio ya aprobó el uso de factibilidad del suelo y una vez en funcionamiento será una planta de 132 kV de capacidad, que duplicará el suministro con el que actualmente cuenta la ciudad. Posibilitará un “anillado” del ejido municipal, por lo que la provisión de energía eléctrica provendrá de dos lugares distintos. Si hay fallas en una de las líneas, puede haber otra que la reemplace hasta subsanar el inconveniente.

“Lo hablamos con los directivos de Epec y esto significa asegurar el suministro de electricidad a la ciudad para los próximos 50 años”, aseguró.

En tanto, con relación a las lagunas sanitarias, días atrás se presentó el anteproyecto que estuvo a cargo de la Cooperativa de Trabajo Sudeste Ltda., en base a un trabajo desarrollado por ingenieros de la ciudad de Córdoba.

El mismo fue elevado al Ersep para que realice las correcciones necesarias y, una vez terminado, se iniciará la búsqueda del financiamiento correspondiente, a fin de ejecutar la ampliación de las lagunas, obra que está pensada para los próximos 30 años y con posibilidad de ampliar su expectativa de uso.

El presupuesto que consta en el referido anteproyecto asciende a 300.000.000 de pesos, por lo que necesariamente se requiere de financiamiento externo.