Deportes | Boca | River | entrenador

Miguel Russo y Marcelo Gallardo definen los once titulares para el superclásico

El técnico de Boca podría poner en cancha una línea de tres defensores. El DT de River espera la recuperación de Carrascal y descartó a Matías Suárez. El país comienza a palpitar el cotejo que juegan mañana a las 19

El entrenador de Boca, Miguel Ángel Russo, piensa en poner una línea de tres defensores ante River mañana por los octavos de final de la Copa Argentina, mientras que el delantero colombiano Sebastián Villa volvió a estar ayer ausente de la práctica.

El plantel de Boca entrenó en la mañana de ayer desde las 10 en el predio de la entidad en Ezeiza y, en la misma, los que jugaron en Córdoba hicieron ejercicios regenerativos y el resto un táctico de fútbol.

"Veremos si ponemos algún chico. Es un clásico, el cuarto que vamos a jugar en el año y no es normal. Sabremos sobrellevarlo", dijo Russo.

La historia y la tradición de la pasión futbolera hacen que en Argentina el clásico entre Boca y River movilice. El de mañana será sin público, por lo que se espera desde las 19 una medición récord en audiencia de TV.

La idea del técnico es retomar una línea de cinco defensores para jugar el superclásico, dos de los cuales pasan a ser volantes y se transforma en tres en el fondo, como la que utilizó con distintos nombres ante el mismo rival por la quinta fecha de la Copa Diego Maradona, el 14 de marzo pasado.

Las dudas en el once inicial están en saber si podrá jugar el peruano Luis Advíncula, quien el sábado tuvo su primer entrenamiento con el plantel, falta que llegue su "transfer" para que esté autorizado, aunque igual viajó con sus compañeros a Córdoba para presenciar el 0 a 0 ante Talleres.

De no poder hacerlo, ingresará Marcelo Weingandt, quien regresó de su préstamo en Gimnasia y Esgrima La Plata, ya lo hizo en forma oficial en los dos encuentros ante Atlético Mineiro, por Copa Libertadores, y ante Talleres, por la Liga Profesional de fútbol.

En la línea de tres defensores, Carlos Izquierdoz y Marcos Rojo son titulares seguros y parecería que Carlos Zambrano le ganaría el lugar a Lisandro López.

En tanto, del lado izquierdo, Agustín Sandez sería de la partida, ya que el colombiano Frank Fabra sigue una minipretemporada con su compatriota Edwin Cardona, pero algunos piensan que llegaría la oportunidad para el juvenil Valentín Barco, de gran protagonismo en los dos partidos que jugó la reserva ante Banfield y San Lorenzo, en el torneo local.

Pero la incógnita principal está en el mediocampo, donde Alan Varela y Esteban Rolón pelean por un puesto, y Diego González y el recientemente incorporado Juan Ramírez serán sus acompañantes.

Arriba no habrá dudas, los delanteros serían Norberto Briasco y Cristian Pavón, ya que el DT no tiene muchas variantes en ese sector.

"Es necesario que Boca convierta goles, pero confío en que ya van a llegar, porque el equipo crea situaciones. Hay que tener calma", indicó el DT en forma sincera.

Entonces la posible formación sería con Agustín Rossi; Carlos Zambrano, Carlos Izquierdoz y Marcos Rojo; Luis Advíncula o Marcelo Weingandt, Diego González, Alan Varela o Esteban Rolón, Juan Ramírez y Agustín Sandez; Cristian Pavón y Norberto Briasco.

Por otra parte, Sebastián Villa volvió a ausentarse en el entrenamiento de ayer y la relación entre el jugador y el Consejo de Fútbol de Juan Román Riquelme está cada vez más tensa.

Tampoco es que en Boca lo esperaban, ya que son conscientes de que esta vez sí Villa irá hasta las últimas consecuencias y pretende marcharse de la entidad.

Al respecto, el viernes pasado dejaron claro el presidente Jorge Ameal y el integrante de la secretaría de fútbol, Jorge Bermúdez, que el club ya pasó la situación al Departamento de Legales y son los abogados los que se ocupan de esta falta al contrato laboral que está teniendo el futbolista.

Brujas de Bélgica ofreció por su pase 7.000.000 de dólares y Boca, que es dueño del 70% de su ficha (Deportes Tolima tiene el 30% restante), rechazó la propuesta y está en la espera de que el club europeo suba el monto de la oferta, ya que su cláusula de salida es de 40 millones de dólares.

No hay que olvidar que Villa afronta una causa por violencia de género entablada el año pasado por su expareja Daniela Cortés, que ya fue elevada a juicio oral por la Cámara Penal de Lomas de Zamora.

Así se prepara River

Por su parte, el entrenador de River, Marcelo Gallardo, concentrará hoy a sus jugadores con una duda en el equipo titular para enfrentar mañana el séptimo mano a mano definitorio ante Boca, desde que asumió en junio de 2014.

Con Paulo Díaz mejor de la dolencia por la "paralítica" que lo sacó del partido ante Huracán, sin Matías Suárez -está casi descartado por lesión- y con la duda de Jorge Carrascal en la zona media, el "Millonario" ya piensa en el superclásico de los octavos de final de la Copa Argentina.

El zaguero chileno, quien sufrió un golpe a la media hora de juego ante el "Globo" y fue reemplazado por Jonatan Maidana, se encontraba mejor en la mañana de ayer pero sólo hizo tareas de kinesiología y trabajó en el gimnasio para poder jugar ante Boca.

Tras la rotación frente a Huracán, donde descansaron desde el arranque Fabrizio Angileri, Enzo Pérez, Nicolás de la Cruz y Braian Romero, el "Muñeco" definirá hoy por la tarde el equipo que jugará ante el "Xeneize".

La duda principal pasa por el colombiano Carrascal, quien jugó los 90 minutos ante Huracán y podría dejarle su lugar a José Paradela, de buenos ingresos en los minutos que sumó en las últimas tres presentaciones.

Así, el probable equipo para enfrentar a Boca será con Franco Armani; Montiel, Díaz, David Martínez y Angileri; Bruno Zuculini, Enzo Pérez, De la Cruz y Paradela o Carrascal; Romero y Julián Álvarez.

Con este panorama, el plantel se entrenó ayer al mediodía en el River Camp de Ezeiza, con tareas regenerativas para los que jugaron ante Huracán y con una rutina más exigente para el resto de los jugadores.

Previo a los trabajos, el plantel, el cuerpo técnico y todos los habituales colaboradores se realizaron testeos de antígenos para detectar contagios de Covid y todos los resultados fueron negativos.

Siguen trabajando de manera diferente Agustín Fontana, por un desgarro; Suárez, por una distensión muscular; Robert Rojas con pubalgia, y Ponzio, con tareas especiales debido a la miocarditis que le causó el contagio de Covid.

De este modo, el partido ante Boca será el séptimo mano a mano definitorio de la era Gallardo, con 6 eliminaciones a favor del "Muñeco" y una conseguida por Boca en mayo de este año por penales en la Bombonera, por los cuartos de final de la Liga Profesional tras un empate 2-2.

El primero de tales cruces fue en 2014, en las semifinales de la Copa Sudamericana, con igualdad sin goles en la Bombonera y triunfo de River en el Monumental con gol de Leonardo Pisculichi, tras el penal atajado por Marcelo Barovero a Emanuel Gigliotti.

En el medio, el más recordado, en la Libertadores de 2018 hubo otra final con un 2-2 en la ida con goles de Pratto e Izquierdoz, en contra, en la Bombonera, y la vuelta que se jugó en Madrid la ganó River 3-1 con goles de Pratto y JuanFer Quintero en los 90’, y un tanto de "Pity" Martínez en suplementario.

La última vez que se cruzaron fue en 2019, en las semifinales de la Libertadores, con triunfo para el "Millo" por 2-0 en la ida en Núñez, con tantos anotados por Fernández y Borré, y en la revancha pasó a la final por diferencia de gol, con triunfo de Boca por 1-0.

Además, los historiadores asumen que en total son 19 los cruces mano a mano desde la era previa al profesionalismo y que la tercera parte de los mismos se terminó dando en estos años del "Muñeco" Gallardo al frente del plantel.

Los datos históricos totales de los mano a mano superclásicos registran que River eliminó a Boca en 13 oportunidades y solamente fue eliminado 6 veces, con 12 enfrentamientos a nivel local y 7 a nivel internacional.