Deportes | bochas | provincial | joven

"Las bochas son inclusivas y cambiaron mi forma de vida"

Lisas y rayadas en acción. reflejo de protagonistas. Hoy entrevistamos a Martín Merelo y Facundo Capdevi

Martín Merelo manifiesta: “Las bochas cambiaron mi forma de vida, conocí un deporte muy sano e inclusivo”.

Nuestro entrevistado en el habitual espacio de las bochas que ofrece PUNTAL VILLA MARÍA juega desde los 25 años a esta disciplina que le ha dado la oportunidad de conocer muchos amigos.

Es actual representante de Asociación Española de Villa Nueva e integrante de la Comisión de la Asociación Villa María de la especialidad.

- ¿Cómo y cuándo comenzó tu incursión en las lisas y rayadas?

- A los 25 años un amigo ya fallecido, llamado Miguel Moreira, me invitó a jugar en el Club Algarrobo de Villa Nueva, que hacía años ya no pertenecía a la Asociación Villa María de Bochas, y así empezó a gustarme este hermoso deporte.

- ¿Cuáles son los otros clubes en los que estuviste hasta la actualidad?

- Arranque en Unión Eléctrica de Villa Nueva y después de unos años pase a Asociación Española, donde estoy actualmente.

- ¿Con la indumentaria de Córdoba estuviste en algún torneo provincial?

- Como jugador participé de un Provincial de tercera categoría en La Carlota y como entrenador y delegado obtuve un segundo puesto en Córdoba en un certamen cordobés tercera categoría y un cuarto puesto en Provincial segunda categoría en Luque.

- ¿Representaste a la selección argentina en torneos de relieve?

- No he tenido la suerte de participar vistiendo los colores de la selección argentina.

- ¿Qué significan para vos las bochas?

- Las bochas cambiaron mi forma de vida, conocí un deporte muy sano e inclusivo y hoy mi vida gira en torno a esta disciplina, ya que fui secretario de la Asociación Villa María de Bochas y en este momento soy prosecretario y siempre estoy tratando de participar de manera activa en todo lo que respecta a las lisas y rayadas, más al enterarme hace poco tiempo de que mi madre jugó de blanco y yo no lo sabía. Ahora estoy seguro de que es algo que llevaba en la sangre y lo heredé.

- ¿Te permitió esta actividad cosechar muchos amigos?

- La verdad es que tengo muchísimos amigos en todo el país y de otros también, ya que lo primero que genera este deporte es amistad y he conocido muchos lugares de Argentina gracias a las bochas y en cada uno he dejado amigos y siempre con el compromiso de volver a vernos.

- ¿Cómo está programado este año a nivel de torneos para vos una vez que pase la pandemia?

- Es muy difícil que este año podamos jugar, pero lo más grave es la situación que les va a quedar a la sede madre villamariense y a los clubes que a ella pertenecen. Tendremos que trabajar todos juntos para sacar esto adelante.

- ¿Cómo ves la práctica de esta disciplina hoy?

- Hoy la única posibilidad de práctica es personal en su hogar y deben reunir varias condiciones para poder hacerlo, ya que se necesita de cierto espacio físico.

- ¿Cómo practica un bochófilo en su hogar en época de cuarentena al estar alejado de las canchas?

- En mi caso es muy complicado practicar porque no cuento con espacio, así que mi única opción por el momento es extrañar esto que tanto me gusta y tener fe en que mejore pronto.

- ¿Qué mensaje querés dejar para la gente de la ciudad?

- Sería lindo dar un mensaje para que más gente se acerque a los clubes para ayudar a salvarlos y cambiar sus vidas mediante este hermoso deporte, ya que considero muy positivo reclutar gente de cualquier edad, debido a que pueden jugar niños, jóvenes y mayores de cualquier sexo.

De lo nuestro, lo mejor

Facundo Capdevilla es quizás el mejor bochófilo joven del país.

Tiene sólo 16 años e hizo podio en un Mundial con la celeste y blanca.

Es muy joven y con un verdadero futuro en las bochas, oriundo de la localidad cordobesa de Esquina e integrante de la selección cordobesa y nacional. Su nombre es Facundo Capdevilla

- ¿Qué edad tenés y cuántos años tenías cuando empezaste a jugar a las bochas?

- Hoy tengo 16 años y me inicié en el campo a los 3 años y de forma profesional, a los 9.

- ¿Dónde naciste?

- Nací en Esquina, a unos 70 kilómetros de la capital provincial.

- ¿Heredaste este deporte?

- Sí, mi familia siempre jugó, mi papá y mi hermano juegan a las bochas, así que de ahí viene. Se fueron dando varios sueños que tenía y, gracias a Dios, los estoy cumpliendo.

- ¿Para qué club jugás?

- Juego para Social y Deportivo Sinsacate, que forma parte de la Asociación Caroya.

- ¿Pasaste con tu corta edad por torneos de relieve a nivel provincial, nacional y mundial?

- Exactamente, hasta ahora tuve la suerte de jugar muchos torneos de elite, varios internacionales, dos mundiales, al igual que argentinos y provinciales. Algunos de los títulos son campeón individual del Mundial de Bochas y el subcampeonato en la categoría de Parejas en un torneo Sub-18 organizado en Italia.

También fui campeón en la categoría Individual Sub-21 y subcampeón junto con Román Oviedo y Facundo Wondrik de la categoría Parejas Sub-18. Recuerdo el Mundial de Bochas en Alassio, al norte de Italia, en el que llegué al podio en Tiro de Precisión con la selección argentina. Fui el mejor al derrotar a Brasil en la final. Luego, en equipo, perdí el partido decisivo ante Italia.

- ¿Qué es este deporte para vos, cómo lo definís?

- Lo defino como algo grande porque con esta disciplina logré cosas que ni pensé que iba a concretarlas y gracias a eso y a la gente que me acompaña recorro muchos lugares y tengo bastantes amistades que nunca pensé que iba a tener.

- ¿Qué sentís cuando pisas una cancha?

- Cuando piso una cacha de bochas es algo inexplicable porque siento muchas cosas, es un deporte muy lindo. Invito a la gente joven y a los mayores a difrutarlo. Los jóvenes somos el futuro y las bochas permite progresar.

- ¿Expectativas para el regreso tras la pandemia?

- Las expectativas que tengo para cuando pase todo esto son muy altas. Mejorar bastante mi rendimiento, prepararme más físicamente, ver a mis amigos y compañeros bochófilos, compartir charlas y comidas.

Lo que se lee ahora