Boleto Educativo Gratuito | Concejo Deliberante | Boleto Educativo

Usuarios opinaron sobre la falta de líneas y el posible aumento del boleto

Universitarios piden que se agreguen más coches al recorrido diario, medida que permitiría cubrir la amplia demanda de viajes hacia los campus de la UNVM  y la UTN. A su vez, manifestaron que una suba en la tarifa los afectaría económicamente

Usuarios del transporte urbano local señalan que el servicio tendría que contar con más coches circulando, medida que permitiría acortar la frecuencia de viajes y, por ende, el tiempo de espera.

Ante la consulta de Puntal Villa María, vecinos señalaron que en muchas ocasiones deben salir de sus casas una hora y media antes para llegar a horario al lugar de destino. Es el caso de Joaquín, un estudiante que aseguró tener que salir una hora y media antes para arribar al campus universitario antes del inicio de la clase.

“El servicio es muy precario y hay muy pocos horarios. Se complica mucho. A veces, hay que salir entre una hora y una hora y media antes. Creo que faltarían más líneas, no solamente por el tema de los tiempos, sino por seguridad, porque los colectivos van completamente llenos”, manifestó el joven mientras esperaba en el centro de transferencia.

Ante la posibilidad de que aumente el boleto, tema que está siendo discutido en el Concejo Deliberante, Joaquín señaló que sería algo que no le sorprendería, atendiendo que todo va en aumento. No obstante, soltó que si se diera la suba, “impactaría muchísimo en el bolsillo de los estudiantes”.

Martín, otro joven estudiante, aseguró que la frecuencia entre los colectivos que él toma es “bastante espaciada”, al tiempo que mencionó la necesidad de sumar más variantes al servicio.

En torno al precio del boleto, dijo que actualmente está haciendo los trámites para sacar el Boleto Educativo Gratuito, situación que le permitiría sortear el pago de la tarifa. Sin embargo, manifestó que “todo aumento siempre es complicado en la economía del estudiante”.

Ramón, otro usuario del servicio, se unió al pedido de acortar la frecuencia, explicando que a su edad pesa mucho más el tiempo de espera.

“Tengo que esperar 40 minutos un colectivo y no dan ganas. Hacen falta colectivos más seguidos, que pasen cada 15 o 20 minutos, ahora hace más de 40 minutos que estoy sentado”, respondió ante la pregunta de una periodista de este medio. Sobre el precio de la tarifa, afirmó que “tendrían que bajarla en lugar de subirla”.

Por su parte, Tobías, un adolescente que viaja hacia la universidad todos los días desde Villa Nueva, indicó que semanalmente debe desembolsar 1.000 pesos para ir y venir al campus.

“Me tomo siempre dos colectivos para ir a la universidad, se nota que hay falta de líneas, el colectivo de Villa Nueva sale 70 pesos y el de Villa María, 30. Por día pago 200 pesos para ir y volver, es bastante plata”, reconoció.