Deportes | Boxeo | rivera | gimnasios

Ricardo Rivera: "El parate afectó mucho a los boxeadores amateurs"

El promotor de boxeo de Villa María se refirió a la velada que iba a realizarse este fin de semana en la ciudad y cómo impactan cada unas de las restricciones en los pugilistas que aún no han llegado al campo rentado

Portador de un apellido con grandeza. Inmaculado del deporte local y más allá.

Ricardo Rivera es promotor de boxeo, pero también un apasionado de la actividad que mamó desde pequeño acompañando a legendario Alcides, su papá.

Las restricciones han golpeado a los deportistas amateurs y los boxeadores que están transitando en el camino a la etapa profesional se ven con las carreras truncas. Claro, boxeo no está exento de lo que pasa en la sociedad.

Rivera tenía organizado para hoy un festival en el Club Argentino, el evento era carácter amateur en colaboración con su primo Leonardo Rivera y la Municipalidad de Villa María, debido a lo sucedido con la pandemia se ha suspendido y por el momento, más allá de las medidas determinadas ayer con nuevas flexibilizaciones no hay fecha para volver a reunirse.

“Se iban a hacer presentes boxeadores amateurs de gimnasios de la ciudad, Villa Nueva y la región, como deportistas de Morrison, Bell Ville y Las Varillas. Todos los púgiles lo iban a desarrollar de manera gratuita porque las ganas de subirse a un ring eran más fuertes”, dice Rivera sobre la suspensión.

Respecto a las nuevas flexibilizaciones Rivera dijo que: “Veremos cómo avanzamos, lo íbamos a organizar con el Municipio, en función de eso nos reuniremos con sus funcionarios para ver cuándo se podrá desarrollar”.

Cabe descatacar que el festival iba ser todo solventado económicamente por la Municipalidad, gastos de la ambulancia, presencia de integrantes de la Federación Cordobesa de Box, médicos, todo pasaba por el sustento de la ciudad.

La idea será que cuando se pueda concretar el festival, es hacerlo en el mismo lugar (Club Argentino), armar el ring al aire libre en la cancha para que pueda ingresar público, con todos los protocolos. comentó Rivera.

-¿Cuanto les afectan a los boxeadores estas medidas que se han tomado?

-Este parate les afectó mucho a los boxeadores y sobre todo al amateur porque es la base del boxeo y si ellos no tienen competencia no pueden nacer en un futuro profesionales, salvo algunos casos excepcionales como han sido los de Juliana Basualdo, Mayco Estadella, que han podido cruzar guantes en algunos pocos festivales, los deportistas amateurs no han tenido esa posibilidad. Lo comparo con el baby fútbol, si no hay niños que se capaciten en el mismo, el día de mañana no podremos contar con profesionales en primera categoría. Esto es igual. Pero esperemos pase pronto para que por lo menos nuestros púgiles amateurs puedan entrenar en los gimnasios.

Un apellido sinónimo de boxeo

“Me inicié a los 16 años, en el armado del ring, siempre observando y acompañando a mi padre Alcides; nací en los gimnasios de box prácticamente. He tenido posibilidades de compartir el rincón en varias oportunidades y haber podido viajar con algún profesional, caso del Gringo Raúl Cena, Daniel Bracamonte, y la experiencia de poder compartir varios momentos con gente grosa del boxeo, como Francisco “Paco” Bermúdez, Marcelo “Chancha” Domínguez, todos de aquellas épocas gloriosas de este deporte, todo eso me dio mucho conocimiento en el trabajo para ser promotor de eventos”.

-¿Qué te permitió esta profesión como promotor de boxeo?

-En el caso de la promoción tuve la posibilidad de organizar festivales estando en juego dos títulos del mundo, en uno el protagonista fue Omar Narvaez y en el otro la “Tigresa” Marcela Acuña, ambos se hicieron en el Anfiteatro Municipal. También en un título argentino en el que participó Gustavo Ballas con Cortez y todo eso me sirvió para la organización de eventos relevantes, pero nunca se termina de aprender y es la primera vez que estamos viviendo esta pandemia y los costos que se pagan por la misma son terribles. Lo importante, como dije antes, es el boxeo amateur, de ahí nacen los profesionales.

Sobre su padre, una de las personas más respetadas y sabias de la disciplina en Villa María y el mundo del boxeo comentó: “La experiencia que tuve con mi papá fue muy rica, pude conocer mucha gente, viajar con él y compartir muchos momentos lindos en el gimnasio y otros momentos donde pensó muchas veces en dejar la actividad porque no es rentable, él nunca lo hizo para ganar plata, pero sí había veces que los costos para mantener un gimnasio no eran fáciles ni mucho menos”.

Además Ricardo puntualizó: “También la inauguración de gimnasios, en el caso de mi papá su enfermedad de diabetes, fue la que lo alejó un poco de este deporte, esa misma enfermedad se convirtió en el árbitro que lo obligó a tirar la toalla y abandonar esta lucha desigual y me comprometí en seguir en el viejo galpón y tuve la intención de arreglarlo, pero no pudimos continuar por los altos costos de alquiler, pero por suerte mi primo Leonardo con mucho esfuerzo pudo reinaugurarlo en su casa.

Sobre los años de gloria del boxeo, el ahora promotor rememoró: “Vengo de la época de Hugo Quartapelle, que peleó por el título provincial, Carlos Reyes Sosa, Pedro Pablo Burki, todos campeones provinciales, que ganaron esos títulos en el Salón de los Deportes.