Deportes | Brasil | final | copa

Scaloni: "Messi seguirá siendo el mejor de la historia, gane o no el torneo"

El DT argentino valoró el esfuerzo que ha realizado el capitán argentino en el torneo

El entrenador de la selección argentina, Lionel Scaloni, aseguró ayer que el capitán Lionel Messi "seguirá siendo el mejor de la historia, gane o no" la Copa América en la final contra Brasil en el mítico estadio "Maracaná".

"Gane o no gane, Messi seguirá siendo el mejor futbolista de la historia. No necesita ganar un título. Lógicamente queremos ganarlo por todo el esfuerzo que venimos haciendo. Leo ya ha demostrado que es el mejor jugador de la historia. Los contrarios lo reconocen", agregó.

En la conferencia de prensa previa al partido que se disputará hoy en Río de Janeiro, Scaloni dijo estar "convencido" de que "la gente está identificada con este equipo, sabe que hasta el último minuto este equipo dejará todo, después el fútbol se puede definir en una jugada".

"Como entrenador, estamos en un momento muy lindo pero siempre hay que dar resultados. Si cada argentino conociera lo que piensan los jugadores, estaría orgulloso. Hicieron un esfuerzo enorme, algunos fueron padres estando concentrados, algunos no ven a sus hijos, a sus abuelos, para nosotros es un triunfo haber llegado acá y que estos jugadores demuestren que quieren ganar algo", enfatizó. El DT argentino puntualizó además que la idea que tienen es jugar la final, sin pensar que Brasil será local y que se disputará en el "Maracaná", y explicó que deben afrontarla como "si fuera en Buenos Aires, Santiago de Chile o Barranquilla".

"Más allá de que sea un estadio mítico, tenemos que pensar como si fuera una cancha neutral", expresó el santafesino nacido en Pujato hace 43 años.

Sobre si el partido final es una especie de revancha por la derrota sufrida contra Brasil en la semifinal de la Copa América 2019, que también se disputó en tierras vecinas, Scaloni indicó que no cree en ese tipo de adjetivos.

"No creo en las revanchas, creo en el trabajo que venimos haciendo, en el proyecto. Seguramente mañana (por hoy) llegue a su mejor momento pero nada de revancha, al contrario, nos volvemos a encontrar con el eterno rival, espero que sea un gran partido, se pueda disfrutar y todos puedan ver a las dos selecciones porque seguramente esté paralizado el mundo viendo este partido", puntualizó.

Al referirse al equipo conducido por su colega Tite, Scaloni dijo que lo estuvieron analizando y saben qué clase de conjunto es, por lo que tomaron sus recaudos y tratarán "de hacerles daño".

"Es una final y hay que tomarla como tal, interpretar el partido, cuando termine sigue la vida normal. Al final el fútbol, como ha demostrado la vida en este año y medio, queda en segundo plano, son 90 minutos pero después la vida sigue y ojalá sea festejando. Es un partido de fútbol, es importante pero no de las cosas más importantes", reflexionó.

La confianza de Martínez

El arquero del seleccionado argentino de fútbol Emiliano Martínez celebró la posibilidad de "jugar una final" de Copa América "contra Brasil en el Maracaná", como sucederá hoy, y lo calificó como "un sueño cumplido, el mejor escenario".

"Jugar una final contra Brasil en el Maracaná es el mejor escenario y, para mí, un sueño cumplido. Todo el pueblo argentino nos quiere ver triunfar en este país", dijo "Dibu" en conferencia virtual.

"Estamos motivados desde el día en que entramos en la burbuja para jugar la Copa América. Nos sentimos mal cuando no se pudo hacer en la Argentina, porque queríamos jugarla en nuestro país, pero más allá de eso teníamos la cabeza puesta en este objetivo, el de llegar a la final de este certamen", agregó.

El arquero de Aston Villa, de Inglaterra, advirtió que Brasil "tiene un gran poder de ataque con Neymar, con Richarlison, con Gabriel Jesús o Firmino, todos tienen una calidad tremenda", pero dijo que la selección argentina "está dispuesta a darlo todo".

"Estamos esperando una revancha en una final acá en este estadio y mañana tenemos la chance, vamos a dar todo", enfatizó.

Martínez relativizó "el cansancio de todos los viajes" que hizo el equipo entre Brasil y Argentina, la fórmula que decidió la AFA para conservar la burbuja sanitaria en el marco de la pandemia de coronavirus, y aseguró que "el trabajo colectivo de jugadores, cuerpo técnico, dirigentes, utileros, de todos los que estuvieron acá los 45 días, es lo que da fuerzas para seguir".

"Desde que me ponía los guantes a los cinco años soñaba con esto, es un orgullo. Para mí es un momento personal único, hace cuatro días fui padre y todavía no pude conocer a mi hija, pero estoy detrás de un sueño", agregó.

Con respecto a la definición por penales en la semifinal ante Colombia, en la que detuvo tres disparos y también quedó en el centro de la polémica por la forma en que les habló a los rivales para desconcentrarlos al momento de patear, el arquero dijo que "son cosas que quedan dentro del campo".

"Lo que pasa es que ahora, como no hay público, se escuchan las cosas que antes no se escuchaban. Pero siempre ocurren y son normales. En todo caso yo estoy orgulloso de haber hecho bien mi trabajo para que la selección llegara a la final", señaló.

Martínez agradeció también a Lionel Messi, Ángel Di María, Sergio Agüero y Nicolás Otamendi, "porque siendo de la vieja camada hicieron que la nueva camada se adaptara muy rápido".

"Entre los de mayor y menor experiencia no hay diferencias. Nos enseñaron a ser fuertes desde el primer día", dijo.

Y, finalmente, descartó que el choque de hoy represente una presión: "Dios me puso acá y sabía que me perdía el nacimiento de mi hija. Pero vine a esto. Y hoy (por ayer) voy a dormir como un bebé porque mañana tengo una final y tengo que estar descansado".

Tite y el plan “anti Messi”

El director técnico de Brasil, Tite, aseguró disponer de la receta para frenar al capitán y máxima figura del seleccionado argentino, Lionel Messi, en la final de la Copa América que se disputará hoy en el estadio Maracaná.

"Sé cómo marcarlo, pero no lo voy a decir. No lo podemos neutralizar, podemos disminuir las acciones del adversario", afirmó el entrenador del "Scratch" en la conferencia de prensa previa al partido definitorio del torneo.

Consultado por la simbólica pulseada entre dos estrellas del fútbol mundial, el técnico brasileño consideró: "Hablar de Messi y de Neymar es hablar de excelencia, virtudes técnicas, mentales, físicas, capacidad de creación muy alta". A su juicio, el clásico sudamericano será "un gran espectáculo" entre "los dos últimos campeones sudamericanos del mundo".

"En 2002, 1994 (Brasil); en 1986 Argentina. Tienen otra dimensión, sin despreciar a Colombia o Uruguay, son íconos del fútbol mundial", destacó.

Tite ponderó luego el poderío de Brasil en esta Copa América, a la que llegó a la final después de ganar cinco partidos y empatar otro, la misma marca que consiguió la "Albiceleste".

"En la Copa América, el equipo que más regates hace, que más driblea, jugadas individuales, es la selección brasileña. Si hay organización, el equipo quiere tener creación, quiere ser divertido, creativo, con gol. En ese punto de equilibrio intentamos hacer el trabajo", explicó.

Tite evitó evaluar cuál de las dos selecciones merece más la victoria. En caso de triunfo, la 'Canarinha' logrará el bicampeonato luego de haber alzado la copa en Brasil-2019 y Argentina, de su lado, romperá una sequía de 28 años.