Provinciales | Cabrera | celeste-rivera |

General Cabrera: testigo de cientos de historias, cumplió 66 años como peluquero

Se trata de Celeste Rivera. El vecino de 82 años mantiene hasta hoy su profesión. Desde personajes de la política nacional hasta deportistas reconocidos de la zona se cuentan entre sus clientes

El pasado 11 de enero Celeste Rivera (82) -radicado en General Cabrera- cumplió 66 años con la tijera y el peine en las manos. Todo comenzó cuando transitaba su carrera militar en los inicios de los 50. No duró muchos años pero los suficientes para ser testigo de algunos hechos históricos que marcaron al país. Le cortó el pelo al teniente general Pedro Eugenio Aramburu y al almirante Isaac Rojas, en el crucero que después llevaría el nombre de “General Belgrano”, hundido por los ingleses en las frías aguas del Atlántico Sur en la gesta de Malvinas. Vio subir a la fragata paraguaya al general Juan Domingo Perón con dos valijas. Junto a muchos soldados compañeros, escoltó la cañonera a bordo de uno de dos barcos argentinos por el río hasta la costa del vecino país.

El peluquero de más años de oficio en la zona ahora espera a uno de sus clientes favoritos, el “Nico Cavi” para festejar juntos el Dakar logrado en Perú. 

Trayectoria regional

Un sol radiante entra por la gran vidriera de la peluquería, ubicada en calle Córdoba al 500, uno de los locales con mayor trayectoria, no sólo en el barrio Argentino, sino en toda la cuidad y la zona. 

“He trabajado sin parar. He tenido mucha suerte en General Cabrera. Hoy tengo casi 83 años y sigo trabajando igual. Todas las mañanas con el deseo de atender la peluquería. Hoy sábado (ayer) tengo la peluquería abierta ya esperando a los clientes que vayan llegando. Ya hay turnos para atenderlos con mucho gusto. Con ansias de cortarles el cabello y que les quede lindo y prolijo el trabajo. No sé si soy bueno o malo, pero lo que hago es con el corazón”, señaló Celeste. 

Suspira, sus ojos se llenan de lágrimas, toma aire y continúa su relato. “Yo fui militar y empecé allá a cortar el pelo. Mis primeros cortes los hice en el año 1953”, comentó, mientras saca una caja que contiene la brocha y la tijera que usó en aquellos inicios. 

“En el 58 empecé en General Cabrera y abrí para ver cómo era esta profesión e hice un promedio de clientes que aún hoy se mantiene”, relató.

En la pared, entre los numerosos y significativos cuadros, está la foto del Nico Cavigliasso. “Es cliente mío desde que nació. Y a su padre, Walter, también le corto el pelo desde su nacimiento. Son muy amigos míos, los quiero muchísimo”, dijo.

Pese a sus años de trayectoria, Celeste aseguró: “Yo sigo perfeccionándome. A los cursos todavía voy. Me gusta ver cómo los peluqueros nuevos cortan. Tengo una excelente relación con lo peluqueros nuevos y ellos me aprecian mucho, como los aprecio yo”. Al mismo tiempo se mostró agradecido por el reconocimiento que recibió de la Asociación de Peluqueros de la ciudad de Río Cuarto el año pasado por sus 65 años en la profesión.

 “Acá de la zona, creo que soy el que tengo más años de actividad", señaló. "Abro todos los días, aunque los chicos (hijos) me pidieron que no abra los domingos, pero  te digo que si viene alguno lo atiendo. Eso sí tiene que venir antes de las 10, porque a esa hora vienen los chicos y me tienen sonando. Porque al mediodía está el gran almuerzo familiar”, relató. 

Asimismo, Celeste se refirió a su esposa “Pocha”, con quien cumplirá pronto 60 años de casado y quien ya es parte también de la peluquería.  “La clientela la quiere mucho. Viene, se sienta y habla con todos. Yo ya estoy cortándole el pelo a la cuarta generación de cabrerenses, en continua renovación”, agregó. 

El hombre manifestó que constantemente se renueva para satisfacer a sus clientes y compra nuevas máquinas para poder realizar cortes modernos a los más jóvenes. 

Por último, reflexionó sobre su oficio y precisó: “En la peluquería, tenés que ser un poquito psicólogo. El cliente te comenta, ‘Celeste vos sabés que tengo este problemita’ y vos tenés que pensar, responderle y no pasarte”.

Su actual local cumplirá 58 años y recalcó que todo lo que hizo, “se construyó gracias a la peluquería”.



Víctor Machuca. Redacción Puntal

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas