Nacionales | camara-de-diputados | Tarifas |

Fracasó en Diputados la sesión especial propuesta por bancadas opositoras

​La oposición de la Cámara de Diputados fracasó ayer en su intento de realizar una sesión especial para analizar distintos proyectos sobre tarifas.

La oposición de la Cámara de Diputados fracasó ayer en su intento de realizar una sesión especial para analizar distintos proyectos sobre tarifas, al no conseguir por un voto el quórum necesario para iniciar el debate.

Las bancadas opositoras que convocaron a la reunión, el Frente para la Victoria, el FIT y el Peronismo para la Victoria, más el Frente Renovador y Argentina Federal, que se sumaron después, reunieron 128 legisladores en el recinto, faltando apenas uno para los 129 requeridos para comenzar.

Entre los 128 estaba el salteño aliado del oficialismo Alfredo Olmedo, quien dijo que estaba de acuerdo con debatir el tema tarifas y a quien luego los opositores acusaron de haber pactado con las autoridades de Cambiemos para hacer caer la sesión.

El debate, convocado para las 11, se levantó a las 12 por disposición del presidente Emilio Monzó, tras un pedido de Olmedo.

Los presidentes del FpV, Agustín Rossi, y del Frente Renovador, Graciela Camaño, pidieron una extensión del período de tolerancia para conseguir el quórum, al señalar que había diputados "por llegar".

Cuando el número estaba en 128 y era posible que llegara otro legislador de la oposición, el diputado del Pro Javier Pretto ingresó al recinto y habló con Olmedo, que poco después se retiró, dejando el conteo en 127.

Oriundo de La Carlota, ciudad de la que fue intendente, Pretto también fue presidente del Pro de la provincia de Córdoba. 

Instantes después, llegó corriendo el misionero del Frente de la Concordia Daniel Di Stéfano, que volvió a llevar el tablero a 128, otra vez a uno del quórum. 

Entre los opositores que faltaron estuvieron Facundo Moyano (FR), Luis Beder Herrera (Justicialista), Alberto Roberti (Justicialista), Analía Rach Quiroga (FpV), Francisco Furlán (FpV), Juan Vázquez (FpV) y Juan Manuel Pereyra (Concertación Forja).

Tras levantarse la sesión, Camaño apuntó duramente contra Olmedo y catalogó de "maniobra oscura" y "bochorno" que el macrista Pretto se le acercara a hablarle y luego éste se fuera del recinto. 

"Lo que ocurrió hoy fue un bochorno al peor estilo de la vieja política. El diputado Olmedo se encontraba en el recinto, pero vino un diputado de Cambiemos, habló con él y se lo llevó. Claramente hubo una maniobra del Gobierno para evitar que este tema se trate en el recinto, pero nosotros vamos a seguir insistiendo en la sesión siguiente", se quejó Camaño y dijo que esto era "peor que lo del diputrucho".

Mientra hablaba Rossi, Olmedo regresó al recinto y fue abucheado por legisladores de la oposición, que también le gritaron "corrupto" y "chorro".

"El reglamento dice que 11.30 se levanta. Hay que cumplir y ser ordenado en nuestro país, si están acostumbrados a negociar leyes, yo no. Nadie puede decir que soy corrupto. Tratan de embarrar a alguien que nunca negoció con nadie", afirmó el salteño.

Tras irse Olmedo del recinto, continuaron los discursos de la oposición, y Rossi afirmó: "Queremos honrar ese voto que nos eligió y hoy el señor que tiene la boletita de luz en su casa  siente que nadie lo defiende".

"Estamos tristes de no poder cumplir con nuestros ciudadanos, porque después la gente se enoja y va a salir con el ´Que se vayan todos´ y después se preguntan por qué", remarcó el santafesino.

Por su parte, la diputada Araceli Ferreyra, del Peronismo para la Victoria, acusó a Olmedo de "esclavista y golpeador de mujeres" y expresó: "Cuando llegó ese diputado (Pretto) operaron para que el chanta que está sentado ahí (por el salteño) se fuera".

"Todos vimos cómo se acercó este diputado del Pro y Olmedo se levantó de su banca, cuando estaban llegando otros diputados para dar quórum", dijo, por su parte, el representante del FIT Nicolás Del Caño.

La legisladora de Libres del Sur Victoria Donda evaluó que "la maniobra del bloque de Cambiemos refleja que el Gobierno está decidido a que el conjunto de los argentinos financie la enorme renta que obtienen estas empresas que brindan servicios deficitarios y que son imprescindibles para la vida cotidiana de todas las familias".

El kirchnerista Andrés Larroque, en tanto, afirmó que el oficialismo se "volvió a tirar un tiro en el pie" y señaló que si el Gobierno no tuviera "preso" al exministro Julio De Vido se hubiera "alcanzado el quórum". 

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas