Villa María | cámara del crimen |

Estaba preso por 11 delitos contra la propiedad y ayer recuperó la libertad

Un joven de 22 años fue juzgado por hechos de robo, hurto y violación de domicilio, todos cometidos entre 2019 y 2021. Lo sentenciaron a 3 años de prisión en suspenso, y pudo abandonar el EP5

Un joven que llegó a juicio acusado de cometer 11 delitos contra la propiedad, entre los que aparecen hechos de robo, hurto y violación de domicilio, fue condenado ayer en la Cámara del Crimen local a la pena de 3 años de prisión en suspenso y, en consecuencia, recuperó la libertad una vez que se dio por finalizada la audiencia.

Al imputado, de 22 años, se le leyeron un total de 11 hechos delictivos, ocurridos entre el 16 de febrero del 2019 y el 11 de febrero del 2021 (esta última fecha coincide con la de su arresto).

En la lista de delitos aparecen al menos 2 hechos de “robo reiterado”, 2 episodios de “violación de domicilio reiterado”, 4 hechos de “hurto reiterado”, otros de “hurto en grado de tentativa”, “hurto calificado” y “encubrimiento”, a los que se le suman dos imputaciones por violar las restricciones impuestas para evitar la propagación de la pandemia.

Luego de recuperar su libertad, el condenado, identificado como Gustavo Nahuel Royero, tendrá que fijar un domicilio en esta ciudad, del que no podrá ausentarse ni mudarse sin previa autorización del Tribunal de Ejecución.

Entre las reglas de conducta que le impuso la jueza Edith Lezama de Pereyra para que siga gozando del beneficio de la libertad, aparecen, por ejemplo, el pedido de que retome sus estudios secundarios y, además, que se abstenga de consumir bebidas alcoholicas y estupefacientes.

Royero contó con el asesoramiento de Diego Julián, quien participó del debate como defensor; en tanto, el rol de acusador lo asumió el fiscal de Cámara, Francisco Márquez.

Le encontraron estupefacientes

En el quinto piso del palacio tribunalicio también dio comienzo ayer un juicio por tenencia de estupefacientes, hecho por el cual fue juzgado Victor Gabriel “Delo” Bustos (28), vecino de esta ciudad que hasta el momento de su detención, trabajaba por su propia cuenta como gomero.

Bustos fue detenido hace exactamente un año, el 8 de febrero de 2021, en un control que estaba efectuando personal de la Patrulla Preventiva en la vía pública, en la intersección de los bulevares Argentino y Vélez Sarsfield.

En la inspección, los uniformados dieron con que en el parasol del vehículo, un Ford Fiesta color rojo, el automovilista llevaba cocaína lista para ser comercializada.

Por el citado episodio, la vocal Edith Lezama de Pereyra le impuso a Butos la menor pena posible para este tipo de casos:3 años de prisión en suspenso.

Lo que se lee ahora