Por medio de las cámaras de seguridad, el dueño de un desarmadero de autopartes observó que dos personas habían ingresado a su local comercial con fines furtivos.

El hecho no pasó a mayores ya que el propietario del lugar llamó rápidamente a la Policía.

Precisamente, uniformados de la fuerza dieron con los presuntos autores del ilícito en la esquina de calles José Ingenieros y Arregui, a pocas cuadras del establecimiento, situado en a la vera de la Ruta Nacional N° 9, casi en la intersección con Arturo Jauretche.

Los sujetos, de 20 y 22 años, fueron trasladados a sede policial acusados por robo en flagrancia.