Villa María | Campo | soja |

Mejora la soja y el maíz sigue en condiciones excelentes

Luego de una implantación complicada por las lluvias, la oleaginosa se está recuperando en toda la región. Proyectan muy buenos rendimientos para el cereal

Maíz, en excelentes condiciones y soja, con un signo de interrogación, aunque igualmente con buenas perspectivas. Los principales cultivos de verano en la región vienen avanzando mientras transcurre el “Año Niño”, con lluvias por encima del promedio, tal como ocurrió durante el pasado mes de noviembre. Y si bien el agua siempre es bienvenida en el campo, cuando se producen excesos algunos inconvenientes aparecen.

Por el momento, el maíz crece bajo condiciones óptimas de humedad y proyecta grandes rendimientos. La soja recibió algunos coletazos del clima, tanto por las lluvias en plena siembra como por la temperatura. Según señaló José Cuello, coordinador de la Regional Villa María de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), como consecuencia del clima la oleaginosa tiene un retraso en su evolución. 

“Si bien hay sojas de todo tipo, en general vienen demoradas por la temperatura, ya que hizo bastante frío en el arranque de la campaña. Algunos surcos en R3 (estadio reproductivo), que normalmente ya deberían haber cerrado, todavía les falta”, indicó.

Sostuvo además que se observan en la región excesos de agua “sobre todo para el lado de Morrison y al norte, en San Antonio de Litín o Cintra. También en los alrededores de Villa María, particularmente en los campos situados en la prolongación de la calle Buenos Aires, camino a Santa Rosa. Muchos lotes están complicado ahí. De todas maneras, por supuesto que es preferible que tengamos un poco más de agua a un año seco, que sin dudas hubiera sido peor con el antecedente de la campaña anterior. Por eso hasta ahora el balance sigue siendo positivo. Tal vez pueda haber algo de superficie perdida, pero no tiene nada que ver con los otros años”.

Con respecto a la incidencia de plagas dijo: “Estuvimos complicados con Isoca Bolillera y Oruga Medidora. En general se hicieron entre 1 y 3 aplicaciones en los lotes y creo que el promedio debe estar entre 1,5 y 1,7 aplicaciones. Quienes llegaron a 3, fue porque a la primera aplicación la realizaron con insecticidas de muy baja residualidad, intentando así frenarlas; el resto usaron una diamida (componente con mayor persistencia)”. 

Una cuestión que cambió al cultivo de soja fue la aparición de malezas resistentes al glifosato, producto que hasta hace pocos años era sumamente eficiente para controlar a prácticamente todo tipo de plantas invasivas. 

“Hubo brotes de gramíneas; en esta zona Eleusine es complicada. También es difícil de controlar el Pasto Bandera; hubo bastantes infecciones. El Yuyo Colorado es otra maleza muy frecuente en la zona”. 

El entrevistado añadió que se observan lotes muy desparejos. 

“Las lluvias seguramente lavaron muchos pre emergentes y esos son los escapes que se están viendo. Algunos lotes pareciera que nos les pasó nada, con controles espectaculares. Otros realmente están muy feos”. 

Sobre las enfermedades en los cultivos, Cuello indicó que no se registran problemas importantes, aunque está apareciendo Mancha Marrón, enfermedad que si persiste luego de la floración de la planta puede provocar pérdidas de hasta el 15 por ciento en el llenado de granos. 

“Se empieza a ver algo hacia el este, no en nuestra zona. Sin embargo las sojas de mayor potencial se van a aplicar de todas maneras; la gente espera que pasen estas tormentas para empezar a armar la logística”, afirmó.

Finalmente, el entrevistado destacó que el maíz de primera sigue desarrollándose en excelente estado, con muy buenas perspectivas de rindes. Actualmente en la región queda muy poca superficie por sembrar, alrededor del 10 por ciento. 

Completando esa información, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) difundió un informe en el que da cuenta que en la franja central del país, que define más del 50 por ciento del maíz temprano que se siembra en el país, la condición del cereal “va de buena a excelente”. 

Apoyada en esos datos, la entidad rosarina proyecta a nivel nacional un piso de 40 millones de toneladas de maíz en la cosecha, 8 millones por encima de la anterior campaña.

Por su parte, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) señaló que luego de una complicada implantación por exceso de lluvias, los lotes con soja mejoran su performance.

“Próximo a iniciar el período crítico de definición de rendimiento en soja de primera, un 88,9% de la superficie sembrada se encuentra en una condición de normal a excelente. A su vez, mientras que un 21,6 % de la soja de primera se encuentra en estadios reproductivos, la soja de segunda continúa diferenciando hojas en su mayor proporción. La humedad a nivel nacional se mantiene entre adecuada y óptima”, recalcó.

Dólares

En función a las proyecciones que se están realizando en torno a la recuperación del volumen de cosecha frente a los graves problemas ocurridos en la campaña anterior, desde la BCR realizaron un estudio sobre el ingreso de divisas que generará todo el complejo sojero este año.

“Partiendo de tres escenarios distintos según evolucione la disputa comercial entre Estados Unidos y China, entre otros factores, se proyectan los envíos de poroto de soja y subproductos permitiendo estimar un ingreso de dólares por exportaciones del complejo soja en torno a los US$ 18.000 millones”.

El tema no es menor, ya que el complejo soja fue el principal rubro de exportación y de generación de divisas en la Argentina en los últimos años. 

“En el pasado reciente, los despachos de poroto de soja y sus productos derivados, incluyendo pellet, expeller, aceite, biodiesel, glicerina, lecitina, entre otros, representaron en promedio el 30% de las ventas exentas externas totales de nuestro país, constituyéndose en el principal complejo exportador de la economía nacional”, sostuvo el trabajo.



Pablo Correa.  Redacción Puntal Villa María

TEMAS: campo soja
Comentá esta nota

Noticias Relacionadas

Lo que se lee ahora