Policiales | cárcel | detenidos | Violencia

Cuatro efectivos de la cárcel local fueron detenidos por malos tratos

A partir de una denuncia formulada por familiares de internos, los trabajadores del Establecimiento Penitenciario N° 5 de Villa María se encuentran imputados y aprehendidos por ejercer violencia hacia un grupo de prisioneros

Ayer se conoció que cuatro funcionarios del Establecimiento Penitenciario N° 5 de Villa María se encuentran imputados y detenidos por ejercer violencia hacia un grupo de internos.

Según pudo conocer este medio, se trataría de tres efectivos que desempeñan labores en la prisión y un cuarto hombre que sería el responsable de la seguridad del lugar.

La fiscal Juliana Companys confirmó a este medio que los cuatro imputados están aprehendidos por el supuesto delito de vejaciones, severidades y apremios ilegales hacia los detenidos.

Denuncias realizadas

Días atrás Puntal Villa María había informado sobre una denuncia efectuada por Stella Maris Cáceres, quien manifestó en declaraciones que su hijo, quien se encontraba alojado en el penal, había sido brutalmente golpeado.

“Pedí verlo en un locutorio y cuando lo traen no lo reconocí. Tenía la cara desfigurada por los golpes, tenía derrames en los ojos, la boca reventada, los oídos morados, la parte izquierda de la cabeza golpeada, la parte de atrás partida, todo morado la cara, levanté su ropa, la parte del torso, no le vi nada", había expresado el 31 de marzo a este medio.

Pedí verlo en un locutorio y cuando lo traen no lo reconocí. Tenía la cara desfigurada por los golpes, tenía derrames en los ojos, la boca reventada, los oídos morados, la parte izquierda de la cabeza golpeada, la parte de atrás partida, todo morado la cara Pedí verlo en un locutorio y cuando lo traen no lo reconocí. Tenía la cara desfigurada por los golpes, tenía derrames en los ojos, la boca reventada, los oídos morados, la parte izquierda de la cabeza golpeada, la parte de atrás partida, todo morado la cara

La mujer había destacado que luego de la golpiza el joven fue posteriormente trasladado a la cárcel de Río Cuarto.

Por su parte, el juez de ejecución penal Arturo Ferreyra manifestó en medios locales que los traslados se dan debido a que se intenta preservar la integridad física de los internos.

También destacó que un altercado entre los detenidos -hace 15 días prendieron fuego un colchón- originó que los mismos sufrieran complicaciones por el humo. El funcionario indicó que familiares entendieron que hubo un exceso en la represión del hecho y radicaron la denuncia.

Al cierre de esta edición, Ferreyra confirmó que aún es materia de investigación y se aguardan precisiones sobre el hecho.