Carne | presidente | Retenciones

El campo cuestiona al Presidente por insistir con más retenciones

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa dijo que ignora la situación del sector cárnico y CRA afirmó que la palabra oficial "ha perdido su sentido"

El renovado embate del gobierno nacional para instaurar la necesidad de elevar las retenciones a los cereales como instrumento destinado a frenar el precio de los alimentos y las críticas al precio de la carne despertaron una nueva oleada de rechazos por parte del sector agropecuario.

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) acusó al Presidente de ignorar la situación del sector cárnico, mientras que Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) afirmó que la palabra oficial "ha perdido su sentido".

"Una vez más, las declaraciones del señor presidente Fernández diciendo que ‘los ganaderos les quieren cobrar a los argentinos la carne al mismo precio que a los chinos’ nos asombran por lo alejado de la realidad. El fuerte empeño por retacear la confianza en su administración de los actores económicos, y en particular del campo, es encomiable", señaló Carbap en un comunicado de prensa.

La entidad le recordó al Presidente: "Por si no sabe, hace un año existen siete cortes de carne imposibilitados de exportar, con lo cual (los productores) se deben vender sí o sí en el mercado interno y lejos sus valores pueden estar afectados por los precios internacionales".

"Queda entonces en claro que el problema es la inflación, incontrolada debido a la impericia de su gabinete económico para disminuirla y contenerla, y a la falta de confianza en su administración, justamente por las frecuentes expresiones suyas alejadas de la realidad, haciendo mención de recetas ya probadas y fracasadas", sostuvo la confederación.

Balance sobre la carne

Carbap dijo que en el último año la carne aumentó 65%, se le pagó menos al productor y se perdieron exportaciones por US$ 1.500 millones.

Agregó: "El principal motivo que conlleva al menor consumo de carne de nuestros compatriotas en la historia proviene del poder adquisitivo de los argentinos, que se encuentra permanentemente corroído por los efectos de la inflación".

La entidad a cargo de Rodolfo Salaverri afirmó que "urge cambiar la política de retracción y prohibiciones por una de expansión y promociones".

"Sólo con políticas que amplíen el stock ganadero –continuó- y que incentiven la inversión para aumentar la oferta se va garantizar la ‘mesa de los argentinos’ y generar un volumen importante de exportaciones que mejoren los ingresos de divisas por el comercio exterior".

Finalmente, la confederación remarcó: "Mientras su Gobierno sigue empecinado en las mismas recetas, mismos argumentos, mismas acciones, mismos actores, tendrá mismas consecuencias y lógicamente mismos resultados. Allá vamos".

Por su parte, CRA sostuvo que "la palabra oficial ha perdido su sentido, se contradice en forma constante, lo que se anuncia no se hace, la retórica suple a la concreción de las cosas y solo perduran grandes anuncios, diminutas realizaciones y tristes resultados".

En ese mismo sentido, recalcó: "Azorados, presenciamos las discusiones públicas de la coalición gobernante, pelean por los medios, absolutamente lejanos a los problemas reales de sus gobernados".

La entidad argumentó que "más de cincuenta años de déficit fiscal debieran haber enseñado algo. Otros tantos años de derechos de exportación también debieran haber enseñado que no es ese el camino, ese facilismo fiscal, aprovechado por todas las corrientes políticas, solo sirvió para sostener el proceso decadente".

Con el mismo foco embistió contra los que reclaman mayores impuestos: "Algunos fanáticos hablan de más retenciones y de los precios internacionales, se olvidan, adrede, de hablar de los costos y de su espiral ascendente. Solo imaginan más impuestos, como si lo bolsillos de los pocos que los pagan pudieran soportarlos".