Río Cuarto | Carne | cortes | ministerio

El Gobierno detalló las restricciones a la exportación de carne: hay trabas hasta 2024

Hasta ese año no se podrán vender al exterior los 7 cortes "preferidos" de los argentinos. Se fijó que para el consumo interno ya no habrá media res

El Gobierno estableció ayer nuevos parámetros para la exportación de carne, después de las restricciones dispuestas a mediados de 2021, en un intento por garantizar el abastecimiento del mercado doméstico y contrarrestar el aumento de precios en el mostrador.

La Subsecretaría de Ganadería del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación publicó en el Boletín Oficial las resoluciones 301/21 y 302/21 que instrumentan el Decreto N° 911/21 del presidente Alberto Fernández y la resolución conjunta con la cartera de Desarrollo Productivo N° 10.

“Este paquete de medidas establece un marco normativo para la comercialización y exportación de la ganadería argentina para los años 2022 y 2023”, detalló el Gobierno.

Una de las resoluciones de Agricultura fija que las carnes vacunas destinadas al comercio minorista deben salir de los frigoríficos en unidades de hasta 32 kilogramos.

De esta manera, se estableció suspender hasta el 31 de diciembre de 2023, inclusive, la “exportación definitiva y/o suspensiva, con destino al exterior del país, de los siguientes Cortes Bovinos frescos, enfriados o congelados: a. Reses Enteras; b. Medias Reses; c. Cuarto Delantero Con Hueso; d. Cuarto Trasero Con Hueso; e. Medias reses incompletas con Hueso; f. Cuartos delanteros incompletos con Hueso”.

Esto, según explicaron ayer desde el Ministerio, “se ha consensuado con las entidades de productores (y la industria frigorífica), con el objeto de dar previsibilidad y confianza a la ganadería argentina, garantizando la producción, la exportación y el consumo de los argentinos, en base a los análisis técnicos del sector”. Este punto fue uno de los que generaron ruido dentro de la cadena, especialmente con productores ganaderos. Esa referencia que se hizo desde el Ministerio apunta a las reuniones que mantuvieron funcionarios con equipos técnicos de la Mesa de Enlace en las últimas semanas. En las entidades de base hubo cuestionamientos porque aseguran que “no hay consenso” con las medidas y hasta critican “que se presenten como si todos apoyáramos cuando lo que queremos es eliminar las restricciones”, dispararon.

En tanto, “los siguientes Cortes Preferidos (frescos, enfriados o congelados) se encontrarán limitados, hasta el 31 de diciembre de 2023, inclusive, para su exportación definitiva y/o suspensiva, con destino al exterior del país: a. Asado con o sin hueso; b. Falda; c. Matambre; d. Tapa de asado; e. Nalga; f. Paleta; g. Vacío”, según indicó la cartera de Agricultura.

La medida entró en vigencia el 1° de enero de 2022 y, según se informó a la prensa, "se ha consensuado con las entidades de productores (y la industria frigorífica), con el objeto de dar previsibilidad y confianza a la ganadería argentina, garantizando la producción, la exportación y el consumo de los argentinos, en base a los análisis técnicos del sector”.

El decreto 911/21 “reserva para el mercado interno los cortes preferidos por los argentinos (asado con o sin hueso, falda, matambre, tapa de asado, nalga, paleta y vacío) hasta el 31 de diciembre de 2023 inclusive”.

Finalmente, el Gobierno dispuso que las carnes vacunas destinadas al comercio minorista deben salir de los frigoríficos en unidades de hasta 32 kilogramos, atendiendo a la solicitud de las entidades gremiales del sector. Para cumplir con estos requisitos se otorgan plazos de hasta seis meses.

La Resolución 301/21 libera en su totalidad las exportaciones vacunas de las categorías D, E y toros, así como de huesos con carne resultantes del desposte.

También establece la creación del “Observatorio de la Producción de la Carne Vacuna”, que brindará asesoramiento para impulsar la productividad y generar un buen clima de negocios en la cadena de la carne.

En tanto, a través de la Resolución 302/21 se abre el registro de exportadores por 60 días, para permitir la inscripción de grupos de productores y nuevas plantas.

El paquete de medidas también incluyó otra resolución -de manera conjunta con el Ministerio de Desarrollo Productivo- en la que se determina que las carnes vacunas destinadas al comercio minorista deberán salir de los frigoríficos en unidades de hasta 32 kilogramos, dejando de lado el sistema de media res.

La disposición, según el comunicado emitido por el Ministerio de Agricultura, responde a una solicitud formulada por las entidades gremiales del sector y los frigoríficos cuentan con un plazo de 6 meses para implementarlo.

Desde la cartera que conduce Julián Domínguez dijeron a Télam que para la elaboración de estas medidas "se trabajó con toda la cadena de la carne y hubo una decena de reuniones con equipos técnicos para coordinar".

En ese marco, la Secretaría de Comercio Interior que conduce Roberto Feletti será quien deberá operativizar en los próximos días la llegada masiva de esos siete cortes en el mercado interno a precios accesibles.

En las semanas de Navidad y Año Nuevo estuvo vigente el acuerdo de precios alcanzado por la Secretaría en cinco cortes de carne a través de un acuerdo de abastecimiento de 20 mil toneladas que estableció el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación.

Días atrás, Feletti dijo a Télam que ese programa funcionó "muy bien" y que se trabajará en adelante en "asegurar los siete cortes no exportables que lleguen también masivamente y que puedan estar al acceso de todos".

"No nos olvidemos que la carne ha sufrido un incremento de precios muy grande, así como el índice de alimentos ha tenido una baja, una parte importante por la cual esa baja no fue más pronunciada tiene que ver con la suba del precio de la carne que inclusive se va a reflejar ahora en el índice de diciembre, y sobre eso estamos trabajando", agregó el secretario.

Alberto Williams, presidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías, dijo que tras las Fiestas el precio de la carne “se mantiene” y que las medidas para lograr una baja tienen que estar relacionadas a “regular la exportación".

“Previsibilidad y confianza a la ganadería”

El ministro de Agricultura y Ganadería de la Nación, Julián Domínguez, publicó ayer en sus redes sociales un encuentro con uno de los técnicos de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Matías Lestani, en donde dijo que hablaron sobre la situación de los productores.

“En General Rodríguez, me reuní con el Ing. Matías Lestani, Director del Departamento Económico de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), para dialogar y hacer un análisis respecto a la situación actual de nuestras y nuestros productores”, escribió Domínguez.

“Su conocimiento posibilita la construcción de una visión compartida de futuro que otorga previsibilidad y confianza a la ganadería argentina y que, hoy, se hace palpable en el Plan GanAr 2022-2023”, agregó el ministro.

Y dijo: “En nuestro encuentro, coincidimos en una serie de temas que, desde el Ministerio, nos ocupan, como lo son: el costo y aprovisionamiento de los insumos y la situación de estrés termo-hídrico que afecta a la región en el proceso productivo”.