Nacionales | Carrefour | ventas | hipermercados

Revelan que hipermercados perdieron casi dos puntos de facturación entre 2015 y 2016

Estiman que los consumidores se volcaron a los establecimientos mayoristas.

Las cadenas de hipermercados resultaron en los últimos años los canales más afectados por la caída del consumo, ya que entre 2015 y 2016 registraron un retroceso de casi dos puntos porcentuales en el nivel de facturación, desde una participación del 15,3 por ciento hasta el 13,6 por ciento, indicó la consultora Kantar Worldpanel.

"Principalmente, la caída del canal se generó por la pérdida de hogares, que eligieron otros formatos para abastecerse, por ejemplo el mayorista", señaló Kantar.

La consultora especializada subrayó que "el hipermercado, en los últimos tres años perdió más de 106 mil hogares compradores. Pasó a estar presente en el 58% de los hogares argentinos cuando llegó a estar en el 61,7%".

Kantar argumentó que "el canal hipermercados sufrió por la pérdida de hogares, por una caída en la frecuencia de compra y por ende, en la lealtad de los consumidores".

"Además, en los últimos tres años las compras en los hipermercados se espaciaron -pasando de cada 15 a 16 días-, lo que implica principalmente perder el 11 por ciento de ocasiones de compra", concluyó el informe.

La merma en las ventas a causa de la retracción del consumo es uno de los argumentos sostenidos por Carrefour en la presentación ante el Ministerio de Trabajo del procedimiento preventivo de crisis. 

Mientras tanto, el sector supermercadista calificó de "sorpresiva y audaz" la decisión de la cadena de capitales franceses, debido a que es la cuarta empleadora del país, con alrededor de 20.000 trabajadores.

"Fue una sorpresa, un procedimiento audaz, es el cuarto empleador del país, es una jugada fuerte. En realidad el sector hace dos años que no viene bien", dijeron varias fuentes.

Sumando hipermercados, supermercados y los negocios express, la cadena de origen francés cuenta con 590 locales en la Argentina y emplea a 20.000 personas. 

En el sector, dijeron que cadenas como La Anónima, Coto y Walmart lograron "reconvertirse" en los últimos años para hacer viable el negocio, mientras que Carrefour, debido a la gran estructura con la que cuenta, no pudo modificar el rumbo.

"Carrefour tiene el peso de los hipermercados. Son muchas sucursales. Requiere mucha gente para operar", indicaron.

Para el presidente de la Cámara de Distribuidores Mayoristas de Alimentos y Bebidas (Cadam), Alberto Guida, Carrefour "usa lo que legalmente puede usar", en alusión al procedimiento de crisis para "achicar su estructura con el menor costo posible".

"Quieren achicar sin pagar los costos que corresponde", advirtió Guida.

Recordó que en 2003 Carrefour compró la cadena Norte y luego -en 2014- absorbió a las tiendas de descuento EKI, lo que contribuyó a incrementar de manera considerable su estructura. 

"Ahora quieren que los errores comerciales los paguen los empleados", lanzó Guida.

"O le quieren vender la cadena a alguien o se quieren sacar gente de encima. Esto no tiene justificativo", agregó el dirigente de los mayoristas.

Respecto de la reconversión de algunos hipermercados en centros mayoristas, Guida dijo que "no hicieron nada. Eso es un costo altísimo. Para reconvertir un supermercado en una tienda mayorista hay que sacar los sectores de bazar, juguetería, electrónicos, es muy complejo".

El especialista también habló de una oferta de consumo masivo "saturada", ya que en unas pocas cuadras se presentan no sólo los Carrefour Express, sino también los supermercados chinos, entre otros comercios.

Para Fernando Aguirre, vocero de la Cámara Argentina de Supermercados (CAS), que agrupa a los supermercados regionales, "los formatos de los hipermercados cada vez atraen menos a la gente. Es un problema global".

Dijo que el problema del consumo masivo es el "comercio ilegal, que les pega a los chicos y a los grandes", al aludir que el no pago de impuestos afecta a todo el sector comercial.

En tanto, Yolanda Durán, titular de la Cámara de Autoservicios y Supermercadistas Chinos (Casrech), cuestionó que "Carrefour es una empresa acostumbrada a que el Gobierno le dé ventajas, como cuando compró los 135 locales de EKI. Ahora se tiene que hacer cargo de sus empleados", indicó.

"Están acostumbrados a vivir de la teta del Estado, tratando de aprovechar siempre las diferentes normativas para ganar siempre", dijo Durán.

La titular de Casrech subrayó que el supermercadismo chino tiene 11.000 bocas a nivel nacional "pero no le pide auxilio al Gobierno".

Comentá esta nota

Noticias Relacionadas