Policiales | carteles | crueldad | normativa

Una perra fue brutalmente atropellada y organizaciones proteccionistas piden "justicia"

La muerte de “Negrita”, la galga que fue atropellada y salvajemente arrastrada por un automovilista, sigue sumando pedidos de justicia.

El hecho que conmocionó a organizaciones proteccionistas, y a la comunidad en general, se dio el pasado 30 de diciembre en las calles de Villa María.

“Una basura humana arrastró a la galga ‘Negrita’ durante seis cuadras con su auto, hasta destrozarla y asesinarla”, se lee en una publicación con compartieron cientos de usuarios de las redes sociales.

Allegados al caso indicaron que los hechos ya fueron llevados a la Justicia a través de una denuncia penal, la cual fue ingresada al Ministerio Público Fiscal.

Desde la cuenta de Instagram “Adopta_Salva una vida” solicitaron que se haga valer el artículo 7 de la ley 14.346, normativa que hace hincapié en la crueldad animal.

Desde la organización sostienen que el automovilista del fatal episodio, identificado como Franco Audisio, tuvo la intención de “lastimar” y “arrollar” a Negrita, situación que le generó “torturas y sufrimientos innecesarios”.

Tras la muerte de la galga, vecinos y vecinas se autoconvocaron a las afueras de la casa del automovilista, quien se hospeda en barrio Solares del Norte.

Allí, desplegaron un buen número de carteles y pancartas y pidieron “que se haga justicia”. Al cierre de esta edición, todavía no había novedades por el lado de la Justicia.