casa | hechos | mujer

Es la tercera vez que lo condenan por hechos de violencia de género

El reincidente es Walter Alejandro Amici, a quien le impusieron la pena de 3 años de prisión por violentar nuevamente a su expareja. En 2011 el imputado ya había intentado incendiar una casa con siete personas adentro

Walter Alejandro Amici fue condenado en horas de la mañana de ayer a la pena de 3 años de prisión de cumplimiento efectivo por accionar violentamente contra su expareja, a quien ya había agredido en anteriores oportunidades.

Su abogada defensora, Teodora Perassi, aseguró en diálogo con Radio Show que es la tercera vez que lo condenan por un hecho de esta índole.

En esta ocasión, dijo que Amici fue encontrado culpable de los delitos de desobediencia a la autoridad, amenazas y daño.

La letrada explicó que su defendido amenazó hace 8 meses a su expareja, accionar por el cual fue detenido.

Bajo la condición de abandonar la ciudad, la Justicia ordenó su libertad. Amici fijó domicilio en Santa Fe, donde residió aproximadamente un mes y medio.

En una visita a Villa María, el individuo volvió a encontrarse con quien tenía prohibido. Otra vez su pareja lo denunció, en esta ocasión, por daño y desobediencia.

Por todo eso, y además por ser reincidente, el Tribunal le impuso la pena de tres años de prisión. El juicio se desarrolló de manera abreviada.

Un déjà vú

El último juicio al que se enfrentó Walter Amici se llevó a cabo el martes 11 de junio de 2019. Sí, hace tres años.

Esa mañana el hombre se sentó en el banquillo de los acusados por múltiples hechos.El primero de ellos se registró el 2 de noviembre de 2011 en un domicilio situado enVélez Sarsfield al 2400. Allí el acusado discutió con su expareja, a quien luego golpeó en el rostro (la víctima no es la última mujer que lo denunció, sino otra). Un día después, Amici llamó a la damnificada para amenazarla con que iba a prenderle fuego la casa. Además, le dijo que iba a enviarle “matones” para que le rompieran todo.

El 11 del mismo mes sucede otro acontecimiento, en la misma casa. La damnificada está con su hija y el agresor. Le suena el teléfono, él se lo quita y se lo quiebra en dos partes. Esa misma jornada, a las nueve y media de la noche, la víctima está en la casa de una amiga —en La Rioja y Urtubey— cuando el acusado se hace presente y le dice que la va a matar.

El 12 de noviembre, también de 2011, tiene lugar uno de los hechos más lamentables. La mujer está en su hogar con sus cuatro hijas, su yerno y su nieto. Amici arriba con una esponja embebida en una sustancia inflamable, elemento que utiliza para incendiar las cortinas de la habitación donde estaba su expareja, acción que pone en peligro la vida de todos los presentes. El marco y la ventana de madera del cuarto fueron dañados como consecuencia de semejante hecho.

Los episodios de violencia de género continuaron en el tiempo, y otra persona se convirtió en la víctima.

El 21 de septiembre de 2016, Amici violó una orden de restricción para amedrentar a su segunda expareja. El hecho ocurrió en barrio Ameghino. En esas circunstancias, le dijo que la prendería fuego y la atropellaría. Además, le quitó el teléfono y lo lanzó contra la pared.

El 7 de septiembre de 2018, el violento individuo le rompió la motocicleta a la misma mujer. Seguidamente, se introdujo en su morada, la empujó y le propinó patadas y golpes de puño.