Regionales | casos | pacientes | Laboulaye

Laboulaye: "El virus circula porque los contagiados no informan sobre sus contactos"

La situación epidemiológica preocupa a las autoridades ante el sostenido aumento de casos. Son 15 los pacientes internados. El doctor Manuel Cisneros dijo que los cuadros son más graves. El Hospital abrió otra sala para Covid

Mientras la curva de contagios no para de crecer, en Laboulaye ya son 203 los casos activos y 15 las personas hospitalizadas por manifestar cuadros complejos de la enfermedad.

Advierten desde el COE local que los vecinos contagiados no informan sobre sus contactos estrechos, lo que agrava la situación epidemiológica ya que impiden hacer los aislamientos correspondientes, con lo cual el virus sigue propagándose entre vecinos.

Un dato concreto que refleja esta situación es que Laboulaye tiene hoy por cada caso positivo, un solo contacto estrecho aislado, cifra que no refleja la realidad. “Si vemos las estadísticas hay casi la misma cantidad de positivos que números de aislados, cuando en realidad debieran ser muchos más. Pasa que la gente omite informar sobre sus contactos y eso dificulta la situación epidemiológica y controlar los contagios”, explicó el doctor Manuel Cisneros.

Insistió en que al menos las personas en aislamiento debieran cuadruplicar en número a los casos positivos.

El profesional que se desempeña en el Hospital Regional Ramón Cárcano e integrante del COE local explicó que estas personas que fueron contactos de contagiados siguen su vida cotidiana, siendo asintomáticos y recién llegan a reportarse al manifestar síntomas de Covid-19.

A pesar de los 100 testeos diarios que se realizan, eso no alcanza a controlar el virus, justamente por la falta de información sobre los contactos estrechos de los positivos.

Más casos que en 2020

Desde la semana anterior la curva de contagios no para y acumula más de 20 nuevos casos diarios, cifra que supera ampliamente las estadísticas de agosto del año pasado, cuando en esta ciudad se dio el primer pico de la pandemia.

Con 15 pacientes internados y 203 activos, la ciudad de Laboulaye marca un récord de casos. La mira de las autoridades está puesta en los contactos estrechos no declarados que serían agentes de contagio.

“Nosotros tuvimos desde agosto del año pasado a marzo (de este año) casi 1.000 casos; y ahora de marzo a mayo casi 500 casos. O sea que en dos meses tuvimos la mitad de los casos que todo el año pasado”, analizó Cisneros.

“Es preocupante la situación”, reiteró Cisneros. Y subrayó un dato que días atrás también había aportado el intendente César Abdala: en esta ola de contagios es mucha la cantidad de jóvenes afectados y con cuadros complicados.

“Esto no lo vimos en la primera etapa. Puede ser que sea porque los adultos mayores de 60 años en nuestra ciudad la mayoría está vacunada; pero lo que sí vemos que en estos pacientes los cuadros son más graves”, expresó.

Incluso indicó que no sólo se complica en casos con personas con comorbilidad, sino en pacientes sin patologías previas.

Ante el elevado número de casos que existen en la ciudad, en el Hospital debió abrirse otra sala para internación de pacientes y se agregaron más camas. A su vez, hay 15 personas hospitalizadas, algunas en la ciudad y otras en Río Cuarto y Villa María.

Sistema al límite

Entre los internados se encuentra un médico local que aún teniendo las dos dosis de vacuna, se contagió de Covid y debió ser derivado a un centro asistencial de Río Cuarto.

“Estamos con mucho trabajo, con mucho testeo también. Y con mucha preocupación porque vemos que los casos cada vez son más y sobre todo que se ven cuadros graves entre jóvenes.Ha cambiado mucho con respecto al año pasado”, precisó Cisneros.

En Laboulaye, el sistema de asistencia pública tiene camas disponibles, pero las autoridades sanitarias advierten que, de seguir esta curva de contagios, la situación puede cambiar drásticamente.

En cuanto al sistema de derivaciones, Cisneros explicó que hasta el momento han podido ubicar pacientes que requirieron ser enviados a centros especializados, pero admitió que cada vez se dificulta más conseguir camas.