Provinciales | causa | juicio | Nora

Crimen de Nora Dalmasso: se cumplen 15 años del femicidio que movilizó a todo el país

En febrero se haría el sorteo de jurados populares para el juicio al único imputado, Marcelo Macarrón. Se espera un proceso extenso, con la declaración de 250 testigos

El 25 de noviembre de 2006 se produjo el crimen de Nora Dalmasso en su casa de Villa Golf. Hoy se cumplen 15 años de los hechos que tienen a un único imputado: su esposo, Marcelo Macarrón, acusado de ser autor intelectual de homicidio calificado por el vínculo, alevosía y precio o promesa remuneratoria.

La causa que juzgará a Macarrón comenzaría a desarrollarse desde febrero del año que viene, cuando se sorteen los 40 jurados populares que acompañarán a los magistrados de la Cámara Primera del Crimen: Daniel Vaudagna, Natacha García y Gustavo Etchenique Esteve.

La causa que lo juzgará a Macarrón comenzaría a desarrollarse desde febrero del año que viene, cuando se sorteen los 40 jurados populares.

Son más jurados populares de lo común pues se esperan posibles recusaciones por parte de la defensa de Macarrón. Una vez superada esta instancia, y ya definido el jurado, se estima que para marzo o abril podría iniciarse el juicio. De todas formas, se entiende que son todas potencialidades, no hay certezas sobre las fechas y habrá que esperar hasta el año que viene para el comienzo.

Aquel sábado por la noche en el 2006, Nora había cenado con sus amigas y se fue temprano a su hogar. Al día siguiente, su cuerpo semidesnudo fue encontrado por un vecino. Ni Macarrón, ni los dos hijos de la pareja estaban en la vivienda. Él estaba jugando un torneo de golf en Punta del Este, su hija en Estados Unidos y su hijo en Córdoba.

De acuerdo a los médicos forenses, Dalmasso murió asfixiada por estrangulamiento. En estos 15 años fueron numerosas las líneas de investigación que generaron diversos debates, no sólo por cómo fue la actuación de la Justicia, sino también por el tratamiento mediático que se le dio al hecho, con la exposición de la víctima y sus hijos, y hasta último momento, con el debate sobre la prescripción de la causa.

En septiembre de 2019, el fiscal de Instrucción Luis Pizarro solicitó la elevación a juicio de la causa contra el esposo de Nora, Marcelo Macarrón.

Poco tiempo después del crimen, se detuvo al pintor Gastón Zárate (quien había estado haciendo un trabajo en la casa de la víctima), y una gran manifestación popular tomó las calles exigiendo que lo liberaran por la falta de pruebas. También estuvo imputado el hijo de Nora, Facundo (hipótesis que luego fue dada de baja por los investigadores, considerando que estaba en Córdoba al momento de los hechos), y por las oficinas del Palacio de Justicia circularon muchas personas vinculadas a la familia que entregaron diversas versiones de los hechos.

En septiembre de 2019, el fiscal de Instrucción Luis Pizarro solicitó la elevación a juicio de la causa contra Macarrón, quien días después, en octubre de aquel año, se presentó en Tribunales para dar cuenta de que no se opondría al proceso de investigación y enfrentaría el juicio.

La elevación a juicio considera que Macarrón “contrató a una persona para dar muerte a su esposa, por precio o promesa remunerativa, y para lograr este objetivo el acusado le suministró información y, presumiblemente, le entregó el juego de llaves de la casa”.

La única querellante de la causa es la madre de Nora, María Nélida Grassi, quien contará con el acompañamiento de la asesora letrada Ivana Niesutta, en el rol que consiste en colaborar con el fiscal de Cámara, Julio Rivero, para el esclarecimiento del caso.

Se espera un juicio que implicará una gran logística en Tribunales, no sólo por la magnitud del hecho y por lo que convocará a organizaciones sociales y medios de comunicación de todo el país, sino que, además, se espera la declaración de más de 250 testigos y los ojos de toda Argentina estarán puestos en el recinto.

Sobre la prescripción de la causa

Al cumplirse 15 años del hecho, de no recibir condena Macarrón la causa prescribe y quedaría impune el asesinato de Nora Dalmasso. Más allá de lo que puede ser un análisis simbólico del tiempo que ha pasado sin encontrarse la verdad de lo ocurrido y la mancha que eso significa para la Justicia cordobesa, la línea investigativa vinculada a Macarrón es la única que se mantiene firme.

De conocerse el actor material del hecho no podrá ser juzgado por la prescripción, pero después de 15 años en Tribunales descreen que surja en el juicio una declaración lo suficientemente reveladora como para abrir otra línea de investigación. De hecho, sin los agravantes de ser familiar, o en caso de que se tratase de un funcionario público el responsable, la causa ya prescribió hace 3 años, cuando se cumplieron 12 desde el hecho.